Pasar al contenido principal

El Salado: otro sector con riesgo de accidentalidad y graves problemas en su malla vial

Cráteres, alcantarillas hundidas, daños en vehículos y riesgo de accidentalidad. Este tramo de la carrera Quinta combina problemas que, para conductores, demandan soluciones urgentes.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
El Salado: otro sector con riesgo de accidentalidad y graves problemas en su malla vial

Los conductores que transitan a diario a través de la carrera Quinta, a la altura del barrio El Salado, deben disminuir su velocidad y estar alertas.

En varios tramos de esta vía principal hay una serie de ‘cráteres’, que afectan la movilidad, generan daños en vehículos y pueden provocar accidentes.

Para comprobarlo, EL OLFATO habló con conductores de bus, vehículos particulares, motociclistas y residentes. Esto fue lo que respondieron.

“Son cráteres donde cae la buseta de cabeza y vuelve a salir. Sufren amortiguadores, bujes, hojas de resorte. Si los intentamos esquivar, debemos invadir el carril y eso también es peligroso, sobre todo para motociclistas”, manifestó un conductor de bus de transporte público.

A su vez, residentes de este sector manifestaron que este tramo de la vía –que se encuentra ubicado después de Surtiplaza– no ha sido intervenido en años a pesar del alto flujo vehicular que registra.

“Dos años he vivido en el conjunto Fuente Real y no he visto ninguna pavimentación. Aparte de ser peligroso, este sector tiene algunas tapas de alcantarilla hundidas y por las noches no se ve bien. El alumbrado público no es el mejor y toca ir muy despacio”, señaló una residente.

Al respecto, otra usuaria de esta vía aseguró que –tiempo atrás– golpeó fuertemente el bumper de su vehículo cuando llovía, estaba de noche y no pudo advertir una de estas ‘trampas mortales’, como las calificó.

“Esta vía es un SOS. Solo falta que un motociclista pierda la vida, por no ver un hueco, para que las autoridades tomen acciones correctivas”, sostuvo.

Algunas personas han decidido arrojar escombros para evitarlo y, también, para rellenar los hundimientos (como se puede observar en las fotografías).

Sin embargo, la solución es temporal porque la época de lluvias y el tránsito constante de vehículos se encargan de devolver la vía a su deterioro original.

Frente a estos hechos, EL OLFATO intentó comunicarse con el secretario de Infraestructura, Juan Carlos Núñez, para conocer cuándo fue la última intervención en esta vía o en qué plazo se tiene contemplado pavimentarla. Sin embargo, no obtuvo respuesta.

Por otra parte, un motociclista indicó que son ellos quienes más peligro corren. En especial aquellos que no hayan memorizado aún estos huecos, que pueden desestabilizarlos o generar un accidente cuando intenten esquivarlos.

 

De hecho, según el Observatorio Nacional de Seguridad Vial, de las 451 personas que han resultado lesionadas este año en accidentes de tránsito en Ibagué, 290 corresponden a motociclistas. Representan el 64,3% de los heridos.

Estas cifras, además, han sido registradas desde el 1 de enero hasta el 30 de julio de este año, por lo que hay información faltante.

Huecos, alcantarillas hundidas, poca visibilidad nocturna, daños en vehículos y riesgo de accidentalidad son una combinación de problemas que demandan soluciones urgentes para los conductores de esta vía principal.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker