Pasar al contenido principal

El repartidor vial de la 60 y la calle 103, las primeras obras de infraestructura de la administración Hurtado

Una de estas obras estaría lista en el primer semestre de 2021. La otra se entregaría en el 2022.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Foto: EL OLFATO

La administración del alcalde Andrés Fabián Hurtado tiene previstas, a corto y mediano plazo, dos importantes obras de infraestructura para mejorar la movilidad en Ibagué.

Se trata de una primera fase de la calle 103 y del repartidor vial de la calle 60.

De acuerdo con Juan Carlos Núñez, secretario de Infraestructura Municipal, “venimos dándole cumplimiento a esas promesas de campaña que hizo el señor Alcalde, las cuales están plasmadas en el Plan de Desarrollo que se presentó ante el Concejo Municipal”.

Calle 103

Este es el corredor vial que se ubica en el sector de El Progal, comuna 8 de la capital tolimense.

El funcionario explicó que se adelantará la primera etapa de este proyecto, con el fin de conectar la avenida Ambalá con la carrera Quinta, realizando una inversión cercana a los $3.500 millones.

Para ello, se rehabilitará el sistema de acueducto y alcantarillado, buscando tener garantía en la construcción del pavimento.

Núñez aseguró que este es un proyecto especial para la Administración Municipal, pues es vital para mejorar el flujo vehicular en las comunas 7 y 8 de Ibagué.

“A partir de este mes de octubre estaremos ya publicando el pliego de condiciones para la presentación de las ofertas. Se espera que la licitación se adjudique en enero de 2021 y la ejecución de la obra demore tres meses y medio”, afirmó.

Señaló también que esta fase será construida en una sola calzada. Sin embargo, se espera poder ejecutar un par vial.

Así las cosas, aunque por ahora solo se tenga viabilizada esta primera etapa, “se están conservando unos lineamientos de diseño final, porque la idea es que esta obra se amplíe hasta el sector de Mirolindo”, dijo Núñez.

El proyecto completo se haría en los próximos tres años, tendría un valor cercano a los $12.000 millones e implicaría hacer unas obras complementarias, como un puente para conectar la Ciudadela Simón Bolívar con el sector de la Samaria. Además, habría que comprar algunos predios.

“La idea es llevar a cabo la primera fase, pero estamos haciendo toda la gestión por el tema presupuestal para poder ejecutar en el cuatrienio el proyecto completo hasta Mirolindo. No es un presupuesto inalcanzable, pero entendemos las limitaciones de la Secretaría de Hacienda a razón de que la ciudad en estos momentos pues ya ha tenido un cupo de endeudamiento a su techo”, manifestó.

Repartidor vial de la calle 60

Otra de las obras que contempla la Administración Municipal es la del repartidor vial de la calle 60.

De acuerdo con el Secretario, este proyecto está totalmente estructurado y viabilizado, y también es una obra macro para la ciudad porque ese punto es bastante complejo en materia de movilidad.

“El Alcalde ha solicitado que se haga allí una intervención de carácter mayoritario, es decir, que cuente con tres niveles. Inicialmente se tenía una fase que era un solo nivel (viaducto semaforizado), pero ahora se requiere es que hagamos un deprimido, una rotonda y un puente elevado”, explicó. 

De esa manera, aseguró que se están haciendo los ajustes a los diseños iniciales para tener claridad en el presupuesto final.

“Inicialmente tenemos un presupuesto aprobado de $40.000 millones, el cual podría incrementarse a $70.000 millones con los ajustes que se están haciendo”, indicó. 

La obra sería así:

• En el sentido Ambalá – Mirolindo iría un deprimido.

• En el sentido Sur – Norte iría un puente elevado como el del Éxito de la calle 80.

• La rotonda permitiría que los usuarios de la vía hagan los respectivos desvíos hacia los sectores que se dirijan.

Para hacer la actualización de los diseños se tiene un plazo de seis meses, que cuentan a partir de este octubre. Se espera que en marzo se adelante el proceso contractual y la obra se ejecute en el segundo semestre del año 2021.

El proyecto implicaría hasta 18 meses de construcción, es decir, si todo sale bien, la obra estaría lista en el 2022.

“Ibagué amerita ese tipo de inversiones, la ciudad merece tener oportunidades como otras ciudades intermedias de contar con ese tipo de infraestructuras”, manifestó el funcionario.

Otros proyectos

Igualmente, Juan Carlos Núñez hizo referencia a la carrera 13, que es una obra con la cual se comprometió el gobernador del Tolima, Ricardo Orozco.

Este proyecto también lo apoyaría la Alcaldía de Ibagué, para que en una primera etapa se construya la vía desde la calle 19 hasta la 60.

“La Gobernación está haciendo todo el tema de estudios y diseños para poder evaluar los costos, porque ahí también se requiere la compra del algunos predios, servidumbres y licencias ambientales”, explicó.

La segunda fase comprende desde la calle 60 a la 103. “Ahí hay algo de complejidad porque toca armonizar el tema con Cortolima, pues esto es bosque prácticamente virgen, lo que amerita unos grandes movimientos de tierra”, aseguró. 

Finalmente, detalló que el gobierno local estima recuperar 600.000 metros cuadrados de vía con trabajos de mantenimiento en los principales corredores viales de la ciudad.

“Venimos trabajando fuertemente sobre los ejes estructurantes, que son las vías principales de la ciudad. Esas vías deben estar totalmente óptimas, sin cualquier tipo de situación de patologías del asfalto, es decir, que no tengan baches, piel de cocodrilo, huecos”, afirmó. 

“También hay una meta de 20.000 metros cuadrados de andén, que es un elemento vital para el peatón. Queremos que las vías que no tienen este tipo de infraestructura la tengan, sobre todo, en vías principales y en corredores secundarios”, concluyó. 

Algunos de los sectores en los que se construirían andenes serían El Salado, la calle 60 y el barrio San Antonio.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker