Pasar al contenido principal

El 'papelón' de la Contraloría General en investigación por entrega de mercados en Ibagué

Después de advertir que la administración del alcalde Andrés Hurtado habría cometido serias fallas en la distribución de los kits alimenticios, ahora todo cambió.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

La investigación express de la Contraloría General de la República, por la compra y distribución de mercados durante el inicio de la emergencia por la pandemia del COVID-19, resultó ser un verdadero 'papelón'. 

Después de advertir que la administración del alcalde Andrés Hurtado habría cometido serias fallas en la distribución de los kits alimenticios, ahora todo cambió y solo se determinó un hallazgo con presunta incidencia fiscal por $4.717.594.

Resulta que en el primer informe emitido por el ente de control se mencionan tres observaciones, las cuales podrían implicar un posible detrimento patrimonial y tener connotaciones penales y disciplinarias. 

Dichas observaciones eran:

  • Presuntas deficiencias por parte de la Alcaldía por no publicar los documentos referentes al contrato y con ello probar el cumplimiento de los principios de transparencia y pubilicidad. 
  • Falta de supervisión del contrato e incertidumbre sobre la entrega de 31.143 ayudas para completar las 52.000 requeridas.
  • Irregularidades en las bases de datos entregadas por la entidad. Hasta 173 personas muertas aparecieron como beneficiarias de los mercados.  

Sin embargo, en el nuevo informe de la CGR, esas presuntas fallas de la Administración Municipal quedaron practicamente subsanadas.

Ahora, el ente de control asegura que, en primera medida y en virtud del principio de la buena fe, no se constituye un hallazgo en la primera observación porque la Alcaldía afirmó que sí cumplió con el principio de transparencia y publicidad. 

Por otra parte, respecto a la segunda observación, dice el documento que la Administración Municipal sí cumplió con la entrega de todos los kits el 13 de mayo del presente año, razón por la que "no encuentra fundamentos jurídicos o técnicos que conduzcan a la estructuración de un hallazgo". 

Y, finalmente, en cuanto a la tercera observación, el informe señala que solo persisten 44 inconsistencias en el proceso de entrega de kits a los beneficiarios, lo que genera un hallazgo con presunta incidencia fiscal por tan solo $$4.717.594, el cual presenta posible connotación disciplinaria. 

En este tercer punto, el gobierno local argumentó que "las personas relacionadas al parecer como fallecidas presentan novedades que demuestran lo contrario, pues fueron personas de las cuales se omitió precisar que tenían cédula de extranjería por ser de nacionalidad venezolana". 

"Se pudo llegar a la conclusión que la Alcaldía Municipal logró desvirtuar la observación, ajustando la base de datos, incluyendo los números de identificación correspondiente y su soporte", añade el informe. 

"El informe de la Contraloría es una desilusión"

A raíz de este 'papelón' de la Contraloría, el concejal Javier Mora aseguró que este último informe es una completa desilusión, pues lo antecede uno emitido anteriormente, en el que se ratifican más de $600 millones de sobrecostos y otras irregularidades.  

"Yo veo esto con total extrañeza, antes de la investigación y de las conclusiones de este informe, el mismo contralor Felipe Córdoba salió a decir que el Municipio no tenía sobrecostos y cómo podía haber concluido eso sin ni siquiera haber adelantando la investigación", indicó el cabildante. 

"Este informe deja un sinsabor porque se nota a leguas que no analizaron todo el expediente y todo el proceso, sino que fue una cuestión de muestras", concluyó.  

 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker