fbpx El nuevo proyecto del IBAL para llevar más agua a la zona de expansión | ELOLFATO.COM - Noticias de Ibagué y Tolima Pasar al contenido principal

El nuevo proyecto del IBAL para llevar más agua a la zona de expansión

La alternativa proporcionaría el vital líquido de forma directa desde el tanque de la calle 29 a la zona de Picaleña, sin la culminación del tanque de la zona Industrial.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
IBAL tiene un nuevo proyecto para llevar más agua a la zona de expansión
Foto: EL OLFATO

La empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado (Ibal) tiene un 'plan b' para poder suplir la carencia de agua potable a la zona de expansión, que comprende el sector de Picaleña y los predios sobre la vía al aeropuerto Perales.

Esto, ante el frustrado proyecto de construcción del tanque de la Zona Industrial, contrato adjudicado en 2015 al consorcio Atria y que demanda el pago de $8.000 millones al municipio como indemnización. (Ver: Exfuncionarios de Luis H. entrarían a responder ante la Fiscalía por contrato para la construcción del tanque de la Zona Industrial)

Según el gerente del Ibal, José Rodrigo Herrera, la alternativa no incluye la operación de este tanque. El objetivo es culminar la instalación de los accesorios y tramos de la tubería ejecutada por el Consorcio Atria, contratar la interconexión con la red existente en la calle 43 (glorieta de Presto) y llevar de manera directa el líquido hasta los tanques Mirolindo y Picaleña.

"Sería un pañito de agua tibia, pero podríamos solucionar parte del problema pudiendo enviar 113 litros hacia el sector de Mirolindo y Picaleña", dijo el directivo en una explicación dada al Concejo municipal.

El agua que se enviará a los tanques de la zona de expansión, provendría del tanque de la calle 29, de una línea de interconexión existente con el tanque de Piedra Pintada, pero que no está habilitada.

La nueva alternativa tendría una inversión cercana a los $8.900 millones y un plazo de ejecución de ocho meses.

La empresa calcula que en la zona de expansión existen 131.000 viabilidades y disponibilidad para la prestación del servicio hídrico.

"Nosotros esperamos que ya la semana entrante tendremos la línea jurídica para 'meterle' mano a la tubería instalada por el Consorcio Atria, pues fue entregada y recibida por el Municipio en actas parciales y no estaría inmersa dentro del lío jurídico", acotó Herrera.

El Ibal proyecta que a la línea de conducción instalada por Atria le hacen falta por culminar 1.2 kilómetros y desde la calle 60 (av. Sena) hasta la calle 43 (glorieta de Presto) alrededor de 800 metros.

"Este proyecto es fundamental que se pueda solucionar no solo en almacenamiento, sino en sus conducciones. Hoy en día hay una tubería enterrada de 20 pulgadas, pero le faltan unos accesorios y tramos, y el propósito es ponerla a funcionar", subrayó el directivo.

El 'plan A', un proyecto en líos jurídicos

El Consorcio Atria suscribió con el Municipio el contrato 2511 por un valor de $9.970 millones y un plazo de cinco meses. Este fue suspendido en cinco oportunidades, prorrogado cuatro veces y adicionado en $3.120 millones. (Ver: “La Administración anterior tiene la culpa de lo que está pasando con el contrato del tanque de la Zona Industrial”: contratista)

La administración del exalcalde Guillermo Alfonso Jaramillo declaró el incumplimiento del contrato en julio de 2019 y ordenó al contratista a pagar $6.681 millones. De igual manera, a la aseguradora $4.129 millones por los perjuicios causados al Municipio. 

Esta última pagó $3.475 millones, pero a través de una demanda de nulidad y restablecimiento reclama la devolución de los recursos. De igual manera, el consorcio Atria tiene dos demandas contra la Alcaldía de Ibagué.

Según el gerente del Ibal, José Rodrigo Herrera, la construcción del tanque de la zona Industrial hace parte del proyecto del acueducto Complementario y el cual será alimentado por el tanque Sur, hoy en construcción.

Con este tanque se espera llevar 400 litros del río Cocora a la zona de expansión para garantizar el desarrollo de proyectos urbanísticos. No obstante, con el pleito jurídico la obra puede sufrir demoras en su ejecución.

Atria dejó el proyecto en un avance del 64 %. La empresa sostiene que aún falta la intervención en 14 pasos elevados y para lo cual se debe solicitar permiso a Cortolima.

© 2022 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker