fbpx El caos vehicular y la promesa incumplida del contraflujo de la carrera Sexta de Ibagué | ELOLFATO.COM - Noticias de Ibagué y Tolima Pasar al contenido principal

El caos vehicular y la promesa incumplida del contraflujo de la carrera Sexta de Ibagué

El número de vehículos en la ciudad creció en casi un 6% en los últimos dos años, pese a la recesión económica generada por el COVID-19. 
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
El caos vehicular y la promesa incumplida del contraflujo de la carrera Sexta de Ibagué

Continúa el aumento del parque automotor en Ibagué y, a su vez, la congestión vehicular en puntos críticos de la ciudad.

Frente a esta situación, el alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado, se había comprometido a implementar el contraflujo en la carrera Sexta, sentido norte, para evacuar rápidamente el centro de la ciudad en horas 'pico'. Es decir, las 12:00 del mediodía y las 6:00 de la tarde. 

"Ya estudiamos varias alternativas por la carrera Segunda y por la carrera Sexta. Ya tenemos definido que haremos un contraflujo por la carrera Sexta, desde la calle 11 hasta la calle 60, todo irá bajando. Allí se hará una distribución organizada de quienes van hacia la avenida Ambalá y otros hacia la carrera Quinta", dijo Hurtado poco antes de ganar la Alcaldía de Ibagué. 

Sin embargo, el anuncio solo se quedó en una promesa de campaña y el represamiento de vehículos es cada vez más caótico por la carrera Sexta y las avenidas Pedro Tafur y Ambalá. Frente a esto, las acciones de la Secretaría de Movilidad brillan por su ausencia. 

"Múltiples reclamos hemos recibido por el bloqueo en la carrera Sexta, en la carrera Octava y por los cruces semafóricos que se encuentran en mal estado y que no cuentan con una central de mando para establecer las frecuencias. Creo que es necesario –con el gran número de vehículos en temporadas normales y que ad portas de la temporada decembrina se incrementará– controlar con diferentes alternativas como el contraflujo, desvíos y reforzar la presencia de los guardas de tránsito en las calles", dijo el concejal William Rosas.  

Para el director del programa Ibagué Cómo Vamos, Carlos Salazar, el asunto de la movilidad en la ciudad es un problema estructural, ya que frente al gran número de vehículos tampoco se cuenta con vías nuevas y la malla vial está muy deteriorada. 

"Es un tema que se volvió un problema estructural en Ibagué. Es un problema de planeación. No tenemos vías para la movilidad, desafortunadamente no tenemos un plan de movilidad a largo plazo para que este problema se pueda solucionar y no solo pensar en la ubicación de los agentes de tránsito y los contraflujos", explicó Salazar. 

Asimismo, agregó que los reductores de velocidad instalados por la administración anterior se han deteriorado y ocasionaron daños en el pavimento. 

"Todo lo que no esté planeado es improvisado, si no hacemos un plan estratégico a largo plazo, pensando en Ibagué en 10 años, son medidas improvisadas y correctivas. Un contraflujo puede dar una solución temporal al tema y eso si la Sexta no tiene huecos, pero si es un contraflujo lleno de huecos y de carros mal parqueados no va a funcionar", sentenció. 

Para el concejal Miguel Bermúdez, la ciudad necesita una gerencia en la Secretaría de la Movilidad para llevar a cabo acciones que permitan mejorar, precisamente, la movilidad en la ciudad.  

"Tenemos un caos vehicular muy alto. Tenemos un número de masa muy alto, tenemos problemas de semaforización obsoleta y que esperamos que la Administración adopte de manera urgente y para lo cual ya están los recursos a través del Conpes del Sistema Estratégico de Transporte. Tenemos que establecer unas mejoras de infraestructura vial como las paralelas de la Pedro Tafur y que el sector privado y la Administración cumplan con las obras de infraestructura que conectará a la ciudadela Simón Bolívar con el conjunto residencial Alta Gracia sobre la vía del Aeropuerto Perales", comentó el cabildante. 

El caos vehicular en cifras

De acuerdo con información extraoficial, el total de vehículos matriculados es de 221.164, de los cuales cerca del 60% corresponde a motocicletas. 

En los últimos dos años, pese a la crisis económica generada por el COVID-19, la venta de automóviles y motocicletas no se detuvo en la ciudad registrando un incremento del 5.91%. Esto significó el ingreso de 12.470 automotores al sistema. 

Los datos advierten que en la capital hay 132.393 motocicletas y cerca de 88.000 automóviles, camionetas, buses, etc. 

"En nuestra ciudad se viene presentando un crecimiento importante sobre todo en las motocicletas, un crecimiento que ha venido cogiendo una curva de aplanamiento, ha venido mermando un poco, pero haciendo una referenciación crecen más las motocicletas que los automóviles", dijo el director de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) en el Tolima, Efraín Valencia.

Para el directivo, algunas personas optaron por adquirir una motocicleta por situaciones que se podían presentar en el transporte público y derivado de los efectos de la pandemia. 

Según Valencia, más que un contraflujo y pensar en poner un 'pico y placa' para los motociclistas, medida que se debe evaluar a profundidad, se requiere fortalecer la infraestructura vial y como medida a corto plazo que los agentes de tránsito hagan más presencia en los puntos críticos. 

"La cuestión es buscar cómo fortalecer los agentes para que se aborden los puntos más complejos. Las medidas indudablemente ayudan, pero son tantos puntos que tienen tanta complejidad que la capacidad de los agentes no alcanza. Además, tienen otras funciones enfocadas al control e infracciones”, concluyó.

EL OLFATO intentó consultar al secretario de Movilidad, Juan Carlos Núñez, con respecto al contraflujo de la carrera Sexta. Sin embargo, hasta el cierre de esta edición, no se obtuvo respuesta.

© 2022 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker