Pasar al contenido principal

El acuerdo que deja el gerente saliente del Ibal y que le saldría costoso a la empresa

Cualquier empleado que sea despedido deberá ser indemnizado con 15 salarios mensuales y 5 salarios adicionales por cada año de vinculación con la empresa.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

El gerente de la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado (Ibal ), Mario Casas, y el presidente del Sindicato de Trabajadores oficiales del Ibal (Sintraibal), Benjamín Ricaurte, suscribieron un acta en la que adicionan un parágrafo al artículo 19 de la convención colectiva y que obligaría a pagar 15 salarios mensuales y 5 salarios adicionales a cualquier trabajador que sea desvinculado de la planta de personal de la empresa.

Según el documento, este beneficio aplicará para aquellos trabajadores a término fijo e indefinido que estén afiliados al Sintraibal. Al interior de la empresa  operan otros dos sindicatos: Sintraemsdes y Unibal y que han cuestionado la vinculación de 133 trabajadores a término fijo a la planta de personal del Ibal. (Ver: Sindicato del Ibal afirma que Girón endeudó la empresa y dejó en veremos el panorama financiero)

“Si por cualquier motivo la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado (Ibal ), decide retirar a un trabajador de la nómina de empleos indistintamente de la modalidad de contratación bien sea indefinida o a término fijo esta pagará a título de indemnización la suma de 15 salarios mensuales devengados por el trabajador por el primer año de servicio, más cinco salarios mensuales devengados por el trabajador por cada año de servicio adicional al primero, sin perjuicio del pago del valor total del contrato, lo cual se deberá liquidar y presentar ante el juez de trabajo la respectiva solicitud de retiro”, señala el documento.

El acta fue radicada ante la Oficina del Ministerio de Trabajo para su validación. Para el abogado Fernando Varón Palomino, este acuerdo puede ser demandado, pues no es una aclaración a la convención colectiva, sino una adición lo cual no es permitido.

"Podría ser objeto de demanda por cuanto las modificaciones que se hicieron no aclaran un artículo de la convención sino adiciona lo que ya se había aprobado la convención de trabajo", dijo el profesional.

Agregó que, "esto es simplemente un blindaje burdo y descarado que se hizo con la anuencia del gobierno para legalizar la nómina paralela" .

Para Varón Palomino otra irregularidad es que el acta se suscribió sin que hubiera un diálogo colectivo con el sindicato.

Se destaca que Sintraibal agrupa más del 33 % de los trabajadores de la empresa. (Ver: Gerente del Ibal afirma que no es de su interés "quebrar" la empresa)

© 2022 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker