Pasar al contenido principal

Desgarrador relato de la novia de Santiago Murillo: así ha sido su vida desde que lo asesinaron

Estefanía Silva clama justicia y dice que se siente desesperada por la ausencia de Santiago. Asegura que no para de llorar y que siente mucho miedo.
Ibagué
Autor: Natalia Cubides
Autor:
Natalia Cubides
Desgarrador relato de la novia de Santiago Murillo: así ha sido su vida desde que lo asesinaron

Estefanía Silva, la joven que era novia de Santiago Murillo, hizo un desgarrador relato a través de sus redes sociales y contó cómo ha sido su vida desde el 1 de mayo, día en que lo asesinó un Policía en Ibagué. 

En su cuenta de Twitter, la mujer narró su situación desde el momento en que se enteró del ataque en contra de Santiago, hasta hoy. 

"El 1 de mayo asesinaron al amor de mi vida, días anteriores a esto estaba muy triste, lloraba todos los días y le decía a Santiago: “siento que algo malo va a pasar”, y él me decía: "tranquila todo va a estar bien". No sabía que esa era la última noche que lo vería, que lo besaría", dijo.

Asimismo, mencionó que en esa ocasión él salió de su casa y quedó de comunicarse con ella cuando llegara a donde sus papás, pero nunca lo hizo. (Ver: ¿Por qué lo mató?: la pregunta sin responder que agobia a la mamá de Santiago Murillo)

"Estaba muy preocupada, veía videos en Facebook de lo que pasaba en ese momento, enfrentamientos de estudiantes con la Policía y el Esmad cerca de la casa de Santiago", afirmó. 

"Cuando veo un video que publicaron donde cae alguien y dice una chica “lo hirieron, ¿está bien?” En el momento reaccioné y le dije a mi mamá: ese es Santiago, siento que sí, la ropa y el bolso que él llevaba era ese", añadió. 

Sostuvo que quien le contestó el celular, luego de varias llamadas, fue el vigilante de la Clínica Nuestra, a donde fue trasladado luego de recibir un disparo. (Ver: "No es justo que un oficial le haya puesto la pena de muerte a mi hijo": madre de Santiago Murillo)

"En ese momento supe que todo estaba mal, me dijo que él estaba herido, desesperada empecé a gritar y me dirigí afuera a tomar un taxi con mi mamá", recordó. 

"Llegamos a la clínica y me hacen pasar al médico cuando el doctor me dice “hicimos todo lo posible, por 30 minutos tratamos de reanimarlo y luego lo pasamos al quirófano para tratar de salvarlo pero no fue posible", agregó. 

Detalló que la bala entró directo al corazón de Santiago, atravesando su pulmón y alojándose en el hombro. 

"Me mostró la fotografía del pecho de Santiago en donde se veía la entrada de la bala que acabó con su vida y dijo que lo sentía mucho. Quedé en shock y empecé a llorar", precisó. 

"Me empezó a doler mucho el pecho, decía esto no puede ser cierto, no puede ser posible, dentro de mí le hablaba a Santiago y le decía “te amo” una y otra vez", indicó. 

"Creí que todo era una pesadilla"

Continuó con su relato y manifestó que, en un inicio, creyó que todo era una trágica pesadilla. 

"Al rato llegó Milena, Miguel y familiares, me rompía el corazón ver cómo estaban sufriendo, nos habían matado a nuestro amado Santiago", aseguró. 

Señaló que le entregaron la ropa que el joven llevaba puesto ese día junto a su maleta, y no pudo dejarla de abrazarlas.

"Los días que siguen no comía, no podía dormir, me dolía todo mi ser, el dolor que tenía en el pecho era tan fuerte", señaló. 

Así ha sido su vida desde ese día 

Estefanía contó que, desde ese momento, sus días han sido tristes y llenos de zozobra. 

"Tener que entrar a mi habitación y ver que Santiago no estaba ahí. Ver la última pijama que se puso cada día y olerla, no he sido capaz de lavarla, atesoro cada cosa, sobrevivir es muy difícil, todos los días lloro", dijo. 

"Cuando iba a la casa de Santiago podía sentir un poco de tranquilidad, al abrazar a Milena sentía a Santiago cerca, pero cuando llegaba a mi casa todo se sentía vacío", añadió.

Entre tanto, aseveró que luego de lo sucedido no contestó los mensajes que recibía por el dolor que sentía. Sin embargo, las personas no lo entendieron. (Ver: Abogado de la familia de Santiago Murillo revela movimientos políticos en favor del mayor Molano)

"Simplemente se alejaron de mí, dejándome sola en este momento tan duro, la mayoría de días lloro desconsoladamente", lamentó. 

"Siento desesperación, tengo ataques de pánico, siento que no puedo respirar, no salgo de mi casa porque siento que va a pasar algo malo, y tengo miedo de que a las personas que son importantes para mí les pase algo", afirmó. 

Finalmente, pidió que se haga justicia en este caso y sostuvo que para ello se debe seguir ejerciendo presión ante las autoridades. (Ver: A la cárcel de Picaleña fue enviado el mayor Molano, sindicado del asesinato de Santiago Murillo)

"Veo fotos que nos tomamos, recuerdo cada momento, lo tengo tatuado en mi alma y piel, no puedo aceptar aún su muerte, me duele cada segundo del día y estoy muy mal, cada día es peor vivir con este dolor tan inmenso", concluyó. 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker