Pasar al contenido principal

Cruces peligrosos: ¿una amenaza para conductores en Ibagué que podría reducirse?

Cruces como el de la calle 60 con carrera Séptima, el de la Guabinal con calle 61 o los de la Pedro Tafur representan un riesgo inminente. ¿Sería conveniente cerrar algunos?
Ibagué
Autor: Natalia Cubides
Autor:
Natalia Cubides
Cruces peligrosos: ¿una amenaza para conductores en Ibagué que podría reducirse?

Los cerca de 2.000 accidentes de tránsito que se han presentado en Ibagué durante este año 2021 son, sin duda, más que una cifra. 

Según la Secretaría de Movilidad Municipal, tal es la gravedad de esa estadística que 1.500 personas han resultado lesionadas en esos siniestros viales y 45 más han perdido la vida.

Aunque estos incidentes, de acuerdo con la dependencia, han ocurrido por varios factores (entre ellos no respetar los límites de velocidad y conducir en estado de embriaguez), hay un aspecto al que tal vez no se le ha prestado la atención necesaria. 

Se trata de los denominados ‘cruces’, ubicados en diferentes vías de la capital tolimense, los cuales representan un riesgo inminente tanto para conductores como para peatones. 

Eso quedó comprobado el pasado 19 de octubre, a las 8:00 de la noche, cuando una motocicleta de alto cilindraje impactó contra un Mercedes Benz, en la intersección de la calle 60 con carrera Séptima. (Ver: Falleció motociclista que se debatía entre la vida y la muerte por accidente en la calle 60)

Pese a que el conductor de la motocicleta luchó por su vida durante cuatro días, falleció a causa de las graves lesiones que le produjo el hecho. 

Casos muy similares se han registrado en otras zonas de la ciudad y es ahí cuando surge una pregunta para muchos ciudadanos: ¿qué tan conveniente es que esos pasos viales estén habilitados?

EL OLFATO consultó con un experto en movilidad, quien prefirió mantener su nombre bajo reserva. De acuerdo con él, “los conductores no conocen el nivel de preferencia sobre algunos ejes viales, como las carreras, las calles y las avenidas, y cada quien cree que tiene la prelación y por lo tanto se lanzan sobre la intersección vial y es precisamente ahí cuando ocurren los accidentes de tránsito”, detalló. 

De esa manera, sostuvo que eso refleja una falta de educación, de prudencia y de sensibilización vial; tres aspectos que indudablemente deben fortalecerse para mejorar el panorama. 

“Esto no solo ocurre en Ibagué, sino en muchas otras ciudades del país. El rol de las autoridades es fundamental. El control, la señalización, la presencia de los agentes, son aspectos importantes, así como la cultura ciudadana que se debe trabajar día a día”, señaló. 

En ese orden de ideas, precisó que hay que desarrollar, de manera permanente, campañas pedagógicas en las que se le enseñe a la ciudadanía la relevancia de comportarse adecuadamente en las vías.   

“Las estrategias no deben ser solo para estas intersecciones, sino para los diferentes aspectos que busquen proteger la vida de todos los actores viales. La cultura ciudadana debe ser constante, permanente, utilizar las redes sociales, la sensibilización, estar mostrando permanentemente el desarrollo de programas eficientes y efectivos frente a la cultura de los estudiantes, los trabajadores, de los diferentes sectores de la sociedad”, dijo. 

“No podemos tener cultura ciudadana si no estamos constantemente enseñándole a todos los ciudadanos. Lo importante es que se genere esa cultura en materia de seguridad vial, que se constituya realmente en una herramienta permanente de los gobiernos locales para que a todos los ciudadanos se les enseñe seguridad vial”, añadió. 

Ahora bien, el experto también insistió en que los accidentes de tránsito deben dejar de ser vistos como una cifra que se ajusta cada día y no se interviene de manera transversal.  

“Todas las autoridades están obligadas a encaminar sus esfuerzos para preservar la seguridad vial y disminuir la siniestralidad, garantizando que en una ciudad se disminuya ostensiblemente el número de muertos en accidentes de tránsito”, puntualizó. 

De hecho, mencionó que el pasado 20 de febrero de 2020, de la mano de la Organización Mundial de la Salud, se firmó en Estocolmo un acuerdo entre 140 países, incluido Colombia, en el que se establecieron compromisos para reducir el número de muertos en incidentes viales al 50% para el 2030. Sin embargo, no se ha visto cumplimiento. 

“Sigue aumentando el número de muertos a causa de los accidentes de tránsito. Hay que hacer un énfasis muy grande y un compromiso de las autoridades regionales, locales y nacionales en lograr esa reducción”, dijo.

Y agregó: “Es una preocupación mundial que más de 1.3 millones de personas pierden la vida en siniestros viales”. 

Entre tanto, manifestó que es conveniente también recurrir a la colocación de dispositivos de seguridad vial, como los pasos peatonales seguros, los semáforos, los reductores de velocidad y las señales en las intersecciones viales. 

Por su parte, el concejal Javier Mora coincidió en señalar que uno de los factores que más se debe trabajar para cambiar esa preocupante situación es la cultura ciudadana. 

Para el cabildante, hace falta inversión en este asunto y en campañas pedagógicas que puedan concientizar a la ciudadanía del cumplimiento de las normas de tránsito y del respeto por las autoridades, para poder tener una mejor movilidad. 

“Hemos planteado en diferentes debates de control político que hace falta también promocionar los medios de transporte alternativos y mejorar la infraestructura para poder tener un correcto uso de ellos”, afirmó.  

De ese modo, argumentó que las campañas lideradas por la Alcaldía de Ibagué deben fortalecerse para que la gente se concientice de cómo debe comportarse siendo un actor vial. 

“Las estrategias las hemos planteado, son campañas de cultura ciudadana y operativos estratégicos en diferentes puntos de la ciudad. Hay sectores en los cuales se presenta mayor accidentalidad, mayor conflicto de movilidad, trancones y demás, y allí deben implementarse estrategias específicas y focalizadas en mejorar el tránsito en Ibagué”, finalizó. 

Ante dicho panorama, esta redacción le consultó al secretario de Movilidad Municipal, Juan Carlos Núñez, si contemplan la posibilidad de cerrar de manera definitiva algunos cruces que representan peligro tanto para conductores como para peatones, pero no hubo respuesta hasta el cierre de esta edición.

Temas relacionados 
© 2022 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker