Pasar al contenido principal

Con solo 16 años, una deportista de Ibagué representará a Colombia en torneo suramericano de esgrima

Una historia que refleja los resultados de la persistencia. Comprúebelo usted mismo.
Ibagué
Autor: Juan Esteban Leguízamo
Autor:
Juan Esteban Leguízamo
Con solo 16 años, una deportista de Ibagué representará a Colombia en torneo suramericano de esgrima

María José Gutiérrez (16 años, estudiante del colegio Tolimense y esgrimista cadete) representará a Colombia y se enfrentará a los mejores talentos del continente en el torneo suramericano de esgrima 2021.

Lo suyo no es suerte ni casualidad. Desde los 10 años está entrenando todos los días durante dos horas (mínimo) sus reflejos, velocidad, músculos y fuerza. Esta es su historia.

Aunque a primera vista no le llamaba la atención, María José quedó encantada en 2016 con las armas y el uniforme de este deporte de combate. Desde entonces, su vida ha girado alrededor de la esgrima.

“He tenido que sacrificar encuentros con familia, salidas con amigos, eventos importantes del colegio. Ellos me han ayudado muchísimo y me han tenido paciencia con el deporte y las competencias, que son cada 15 o 30 días”, indicó.

Al preguntarle por las habilidades más importantes, María José dice que lo primero que hace a un buen esgrimista es entrenar con el corazón.

“Pienso que lo más importante es la disciplina y persistencia, que es tenerle mucho amor al deporte”, dijo. Ya luego viene lo demás: el talento.

Como en 2019, cuando obtuvo el bronce en Juegos Nacionales con su equipo, que se enfrentó a competidores que los superaban por más de 6 años de edad.

"Éramos las más jóvenes en ese torneo en Bogotá. Nadie nos tenía fe, pero sorprendimos. Yo tenía 14 años y competimos con gente de 20 para arriba", explicó.

La esgrima es un deporte de combate, disputado entre dos competidores, que deben intentar tocarse con un arma blanca (sable, espada o florete). Quien toque a su rival obtendrá un punto, quien alcance 15 puntos obtendrá la victoria.

De esta forma, María José ha participado en competencias internacionales en El Salvador, Perú y Chile, además de los encuentros con otros departamentos en todo el país.

Gracias a esa experiencia, luchó para obtener un puesto en la Selección Colombia de Esgrima que enfrentará a otros países de Suramérica este año (Venezuela, Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Uruguay).

La selección de los mejores competidores colombianos también fue una prueba difícil.

"Nos enfrentamos entre departamentos. En mi categoría 'sable femenino cadetes' clasificamos cuatro mujeres en todo el país. Dos son del Tolima, una del Valle y el cuarto lugar aún se está definiendo", dijo.

Y agregó: "Clasifiqué entrenando muy duro. Me fue bien en las competencias y pude obtener el oro".

Este torneo suramericano se llevará a cabo en Ibagué del 11 al 16 de octubre. Por el momento, el lugar definido para los combates será el colegio San Bonifacio de las Lanzas.

A su corta edad, María José Gutiérrez está llena de logros y busca que su futuro le depare aún más: planea participar en Juegos Nacionales 2023 y –también– entrenar en Italia, donde la Federación Colombiana de Esgrima tiene una sede para sus mejores competidores.

Sin embargo, su mayor mérito desde siempre ha sido la persistencia. Porque: ¿quién es capaz de consagrar su vida y dedicar horas y horas diarias a un solo objetivo así llueve, relampaguee, aceche la pereza y los días no sean los mejores? Por supuesto, ella.

Temas relacionados 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker