Pasar al contenido principal

Autoridades cerraron de manera preventiva una ladrillera que funcionaba al sur de Ibagué

Según las investigaciones al interior de la ladrillera realizaban quema de materiales no adecuados en horas de la noche, lo que generaba humo y malos olores en toda la zona de influencia.
Ibagué
Autor: Sebastián Rivadeneira
Autor:
Sebastián Rivadeneira

Tras varias denuncias puestas por la comunidad de la zona, las autoridades cerraron de manera preventiva la ladrillera ‘Calamar’ que funcionaba al sur de la capital tolimense.

La medida fue tomada debido a que según las investigaciones al interior del sitio realizaban quema de materiales en horas de la noche, lo que generaba humo y malos olores en todo el lugar.

El operativo fue adelantado por funcionarios de la Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima, con el apoyo de uniformados de la Policía Metropolitana de Ibagué y el Ejército Nacional.

“Es pertinente aclarar que en el proceso de aceleración en el encendido del horno se presenta la contaminación atmosférica, lo anterior por la utilización de materiales no adecuados como son el retal de diferentes maderas mojadas con aserrín y plásticos, o textiles y bolsas de diferentes concentrados para pollos y cerdos, que por su combustión genera gases que contaminan el ambiente y ocasionan afectación a la comunidad que se encuentra en la periferia de la ladrillera”, explicó un funcionario de la autoridad ambiental.

En este caso en particular la afectación al ambiente se incrementa por el diseño del horno, el cual es artesanal con techo abierto y tiene quema directa.

De acuerdo al Plan de Ordenamiento Territorial (POT) y conceptos emitidos por la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo municipal, en 2018 se le venció el plazo a esta ladrillera para llevar a cabo su reubicación a un sector con un uso de suelo permitido para dicha actividad.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker