Pasar al contenido principal

Así un diseñador de Ibagué sonó en Austria e Inglaterra y conquistó con su propia empresa de moda

Una palabra tan particular como 'Chirimoya', sonó en Austria e Inglaterra, estampada en camisetas de un diseñador de modas de Ibagué. Esta es su historia.
Ibagué
Autor: Juan Esteban Leguízamo
Autor:
Juan Esteban Leguízamo
De Austria a Inglaterra: así un diseñador de Ibagué sonó en el extranjero con su propia empresa de moda

Hay personas que migran para nunca volver. Pero hay otras que viajan, estudian y regresan para invertir en su región, como el protagonista de esta historia.

Siendo muy joven, John Bocanegra viajó a la ciudad de Viena (Austria). Allí estudió en una escuela de moda y una universidad de artes para –tiempo después– regresar a Ibagué, complementar sus estudios en la CUN y crear su propia empresa de ropa colombo-austriaca: 'Chirimoya'. Esta es su historia.

John Bocanegra nació en Boyacá, pero fue criado en Ibagué hasta los 10 años. A esa corta edad, su vida dio un giro de 180 grados cuando recibió la noticia de un viaje sin retorno a Austria, en 1998.

“La cultura, el clima, el idioma y los estilos de vida son completamente distintos. Por las malas tuve que aprender inglés, alemán y francés”, manifestó.

Luego de un fallido intento de estudiar arquitectura, ingresó a la escuela de moda Michelbeuern y, ya graduado, a la Universidad de Artes de Linz.

Desde entonces, soñó con diseñar la ‘camiseta perfecta’ y entregar una experiencia de máxima suavidad.

“Lo que pude hacer allí sirvió para impresionar al inversionista principal de mi empresa, el austríaco Helmut Schuster. Nosotros fuimos el primer proyecto de moda en quienes invirtió”, dijo. Pero faltaba más.

En 2018, John regresó a Ibagué y complementó sus estudios de diseño de modas en la CUN, en la 11 con carrera Quinta.

“Tuve la oportunidad de conocer el emprendimiento y la formación de empresa, que fue determinante en la creación de Chirimoya”, expresó.

Así bautizó a su empresa: Chirimoya. Lo hizo en honor a la fruta pero, también, con la idea de imprimir un nombre autóctono, que surgiera de un idioma con palabras tan particulares como 'sumercé'.

Luego de crear la empresa que había comenzado como una idea en Austria, John creó un grupo que sirviera de vitrina para los talentos ocultos de la ciudad. Lo llamó 'El Cubo Chirimoya'.

"Tuvimos la oportunidad de llevar a tres diseñadores locales con sus marcas a la semana de la moda en Viena, a una pasarela con diseñadores internacionales", manifestó.

Pese a los duros meses de pandemia, logró consolidar su empresa (que cuenta con siete trabajadores) y tener su propia línea de ropa en Ibagué, pero también en Inglaterra, gracias a la exposición que recibió.

“Nosotros lanzamos una colección principal al año. Ahora mismo está saliendo la nueva colección <Salvaje>”, dijo.

Y agregó: "Usamos un algodón ultrasuave, encargado de entregar una experiencia similar al algodón egipcio, de los mejores del mundo", aseguró.

Pero nada hubiese sido posible sin ese salto al vacío: el de migrar para volver, usar la experiencia de Austria para sonar en Inglaterra y fortalecer su empresa, ahora, en Ibagué. 

Temas relacionados 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker