Pasar al contenido principal
Exclusivo

Así son las peligrosas caravanas de motociclistas en Ibagué: uno de ellos se accidentó por correr en una sola llanta

Son cerca de 100 motociclistas que cada semana se toman las principales vías de la ciudad, intimidan a peatones y a conductores de vehículos particulares, e infringen las señales de tránsito en las narices de las autoridades.  
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

Un video de 15 minutos de duración, grabado el pasado viernes en la noche, muestra la grave problemática que enfrenta la ciudad por un grupo de por lo menos de 100 motociclistas que cada semana sale a las calles de la ciudad a infringir las normas de tránsito, a intimidar a peatones y conductores de vehículos particulares, y a participar de competencias ilegales.

Uno de ellos grabó con su celular el descenso de la caravana desde el Parque Manuel Murillo Toro, la carrera Quinta y después por la avenida Ambalá. Eran las 9:00 de la noche, aproximadamente, y algunos establecimientos comerciales abiertos.

Los transeúntes observaron -sorprendidos- cómo estos hombres, con sus ruidosas motos, transitaban en una sola rueda.

Cuando giraron por la calle 11, entre carreras Cuarta y Quinta, uno de los motociclistas -haciendo maromas- pasó muy cerca a una funcionaria de Interaseo, quien cumplía con sus labores de aseo en el centro de Ibagué. Ninguno de ellos tuvo precaución con la mujer.

Luego llegaron al semáforo de la 11 con Quinta, que estaba en rojo. Mientras los conductores de los automóviles aguardaban el cambio de luz, los sujetos hacían giros, en una sola llanta.

“Se creían los dueños de las calles. Ni modo de decirles algo, porque esa gente se ve toda malosa”, dijo el administrador de un local del sector, quien, por obvias razones, pidió mantener su nombre en reserva.

Después, bajaron por la carrera Quinta, ‘picando’ sus motos sin importarles la presencia de la Policía Nacional que, impotente, no se atrevió a tocar a estos motociclistas, pues es competencia de los agentes de la Secretaría de Movilidad.  

“En la juega que los tombos… En la juega que los tombos están allá. Llevamos dos patrullas al culo, en la juega, Kevin… Vienen dos al culo, Kevin”, advierte el motociclista que venía grabando.

Así, avanzaron varias cuadras sobre la carrera Quinta, el principal corredor vial de la ciudad, que se convierte en una pista de carreras cada vez que estas personas deciden hacerlo.

Cuando llegaron a la calle 25, los líderes de la caravana ordenaron hacer un giro prohibido (a la derecha), atravesaron la vía -pasaron muy cerca de unos ciclistas que subían por la Quinta- y tomaron la calle 25, para caer a la avenida Ambalá.

Bajaron por ese corredor y luego subieron por la calle 37. En ese tramo, en medio de los vehículos que transitaban por allí,  aumentaron la velocidad y ‘picaron’ sus motos con los pies puestos sobre las sillas. No respetaban ni sus propias vidas.

Metros después de pasar el puente vehicular de la avenida Guabinal, antes de llegar a la carrera Sexta, hubo un accidente. Uno de los sujetos, quien iba en una sola rueda, se cayó de espalda y golpeó al motociclista que venía grabando.

Hubo sonidos de dolor, algunas raspaduras, pero nada grave. “Aaaayyyy gonorrrreeeeaaa: se cayó el ‘carroloco’. Ese en vivo hay que pillarlo, toca que ustedes lo vean y capturen, el pedazo (…) se raspó la cola, pirobo”, le dijo uno de los participantes al compañero que se accidentó.

La grabación se detuvo, pero, minutos más tarde, una joven madre de familia, que subía sola en su vehículo por la vía del Aeropuerto Perales, se encontró el ‘enjambre’ de motociclistas. Estaban estacionados al costado derecho de la vía.

Angustiada disminuyó la velocidad para evitarse problemas, pero, unos metros adelante, apareció un automóvil en la mitad de la vía, y le cerró el pasó.

“Me metieron un susto. El tipo (del carro) se atravesó. Yo me salí un poco, hacia el separador, para poder cruzar. Seguramente también hacen ‘piques’ de carros”, dijo la afectada.  

¿Qué hacer con esta situación?

El concejal William Rosas dijo que es necesario establecer un diálogo con estas personas para buscar una alternativa para que hagan sus prácticas deportivas, pero, asumiendo compromisos.

“Estas maniobras peligrosas son condenables desde cualquier punto de vista y deben ser sancionados por cometerlas, pero la ciudad debe habilitar un escenario multipropósito para competencias de motos, autos y karts”, advirtió Rosas.

EL OLFATO buscó una respuesta de la Alcaldía de Ibagué, pero, todo indica que los ‘piques’ ilegales no son una preocupación de la actual Administración Municipal.

 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker