Pasar al contenido principal

Alcaldía de Ibagué enfrenta nuevo lío jurídico en la entrega de mercados

La empresa de mensajería 4-72 suspendió la entrega de mercados por varias dificultades: falta de personal, pérdidas económicas e inseguridad de sus empleados.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

La Alcaldía de Ibagué enfrenta un nuevo lío jurídico que involucra la entrega de mercados para familias vulnerables, afectadas por la emergencia sanitaria del coronavirus.

El contrato que está en el ojo del huracán fue suscrito el año pasado con la empresa de mensajería 4-72 y tenía como objeto repartir la correspondencia de la Administración, sin embargo, a raíz de la pandemia, fue designado para entregar kits nutricionales.

Aunque alcanzaron a distribuir cerca de 10.000 mercados, el cambio de actividades provocó la liquidación del contrato y que la entidad decidiera apartarse de sus obligaciones porque no tenía la suficiente capacidad logística para entregar las ayudas.

“Estamos muy agradecidos con 4-72 pero somos consientes no tenía la capacidad operativa para entregar tantos mercados al día. Los recursos para poder entregarlos no les alcanzaban para todo lo que estaban haciendo, entonces se estaban yendo prácticamente de pérdidas”, dijo al EL OLFATO el director jurídico de la Alcaldía de Ibagué, Andrés Felipe Bedoya.

Los directivos de la empresa también explicaron que las nuevas actividades ocasionaron costos adicionales que no estaban previstos en el contrato, como horas extras y elementos de bioseguridad para la protección de sus empleados.

“Los mensajeros no alcanzaban a distribuir la cantidad de mercados durante el día, de hecho, en muchas ocasiones terminaban las entregas a las 3:00 de la madrugada. Esta situación provocó un incremento de costos para la entidad al tener que pagar horas extras y adicionalmente tapabocas, guantes, trajes y desinfección de los vehículos repartidores”, explicó Bedoya.

La empresa de mensajería también indicó que las entregas eran 'desgastantes' debido a que buena parte de los beneficiarios ya no residían en las direcciones asignadas. Estas inconsistencias generaron cientos de devoluciones que retrasaron el trabajo de los mensajeros.

Otro de los argumentos que relevaron fue que sus operarios estaban expuestos a la inseguridad de algunos barrios vulnerables de Ibagué. Según Bedoya, durante las primeras entregas adelantadas en la comuna Siete, inescrupulosos saquearon los camiones y hasta hubo tiroteos.

“Ellos se quejaron que no iban a exponer a sus trabajadores. En algunos barrios del sur tuvimos problemas de seguridad y eso nos afectó”, expresó Bedoya.

El número de personas que estaban focalizadas para las ayudas también perjudicó el trabajo de los repartidores. Inicialmente se habían planteado entregar mercados para 17.000 familias, sin embargo, durante las visitas se identificó que la cifra era mayor.  

“Resulta que cuando llegábamos al barrio encontrábamos otras personas que sí necesitaban la ayuda, pero no estaban incluidas dentro de esa base de datos. Eso ocasionó una sobredimensión de la población que disparó la cifra a más de 50.000 personas”, señaló el jefe de la cartera jurídica.

Cruz roja podría repartir los kits

 

En vista de las dificultades, el secretario general de la Alcaldía de Ibagué, Javier Triana, manifestó que están en conversaciones con la Cruz Roja seccional Tolima, para que sea la encargada de repartir más de 10.000 kits faltantes.

“Estamos adelantando un proceso con la Cruz Roja que nos dio una oferta mucho mejor en cuanto a precio. 4-72 nos cobrara $8.000 por paquete, estamos evaluando si la Cruz Roja nos cobra menos para poder iniciar el convenio con ellos”, señaló Triana.  

Para el secretario jurídico de la Alcaldía, Andrés Felipe Bedoya, es más conveniente realizar un acuerdo con la entidad humanitaria por su capacidad de voluntarios.

“La Cruz Roja no tiene limitación en su operación porque ellos pueden coger dos o tres camiones, montar y salir con voluntarios. Ellos tienen más solvencia a diferencia de la empresa de mensajería que tiene muchos protocolos. Eso genera desgastes”, concluyó Bedoya.

Por su parte, el presidente de la Cruz Roja seccional Tolima, Harold Trujillo, le dijo EL OLFATO que todavía no han tomado una decisión porque la dirección jurídica está evaluando la propuesta.

“Estamos trabajando y esperando el concepto jurídico para ver las condiciones del mismo. Así evaluaremos qué decisión se toma, esto hay que mirarlo con detenimiento”, expresó Trujillo.

Por ahora, la entrega de los kits nutricionales la están realizando funcionarios y contratistas de la Alcaldía, mientras se define qué entidad adelanta la logística.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker