Pasar al contenido principal

A las malas: residentes de condominio en Piedra Pintada devolvieron la caseta de portería

Una familia, al parecer, se había apropiado indebidamente del espacio. Este jueves, a las 2:00 de la tarde, las autoridades intervinieron el lugar.
Ibagué
Autor: Natalia Cubides
Autor:
Natalia Cubides
Autoridades devolvieron la caseta de portería en un condominio de Piedra Pintada
Foto: EL OLFATO

Después de un año y cuatro meses de estar en líos por la apropiación indebida de una caseta de portería, los vecinos de la Unidad Residencial Piedra Pintada de Ibagué lograron recuperar ese espacio.

La situación fue dada a conocer por EL OLFATO el pasado 24 de febrero. La problemática se había presentado porque la señora Ana Tulia Gordillo y su familia, al parecer, perturbaron esta zona común, aduciendo que les pertenecía porque colinda con su casa. (Ver: Los líos en un condominio de Piedra Pintada por una caseta de portería)

"Tumbaron desde su casa hacia afuera y soldaron la puerta, se apropiaron de la correspondencia, de las cámaras, del archivo, de la pantalla, y de hasta los elementos navideños que estaban allí. Todo eso para remodelar su casa", contó Marino Valencia, presidente de la junta del Condominio. 

Pues este jueves, a las 2:00 de la tarde, se llevó a cabo un allanamiento en el lugar por parte de las autoridades para devolver la caseta a la comunidad. 

La diligencia fue adelantada por parte de la Inspectora Cuarta de Policía, quien según el ciudadano, intentó suspenderla argumentado que los residentes de la vivienda no se encontraban en ese momento. 

Sin embargo, "el representante del Ministerio Público le hizo ver a la funcionaria que estaba en un error y que ella tenía la competencia para determinar la realización de la diligencia", explicó Valencia. 

Asimismo, señaló que "la diligencia se desarrolló tranquilamente. Los perturbadores no estaban, sabían de la diligencia pero a las 12:00 se fueron, no asistió su abogado tampoco". 

En ese sentido, afirmó que el espacio fue entregado sin los elementos que contenía cuando fue intervenido por la familia Gordillo. 

"La caseta tiene las paredes levantadas, varios de los elementos que debían estar no se encuentran. No hubo entrega de cámaras, la citofonía destruída, la correspondencia que estaba hasta la fecha que ellos perturbaron tampoco se encuentra, ni el archivo. Lo más importante es que pudimos recuperar el espacio", mencionó. 

Aseguró además que toda esta situación habría podido evitarse si las autoridades hubieran resuelto una querella que fue instaurada desde el año 2019. 

Entre tanto, precisó que quienes más celebran esta decisión de las autoridades son los trabajadores de vigilancia, pues habían estado en precarias condiciones mientras se resolvía la situación. 

"Teníamos porteros al sol y al agua porque no tenían donde resguardarse. Es denigrante cómo unas personas no piensan sino en su comodidad y en pasar por encima de la ley. Ahora tienen el sitio adecuado para ellos", destacó. 

"Los que sí van a aprovechar el bienestar son las personas de la portería porque ya tienen un servicio sanitario, dónde sentarse para descansar, dónde tomar agua. Servicios básicos de cualquier ser humano", agregó. 

Concluyó recalcando que es vital que una comunidad tan pequeña como esa logre entenderse y vivir tranquilamente. 

Temas relacionados 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker