Pasar al contenido principal

Usted está aquí

GUILLERMO NARANJO

Ibagué ni costosa ni barata según el Dane

La inflación es una de las variables macroeconómicas más representantativas en la economía, esta variable nos muestra el aumento en el nivel general de los precios, es decir, la inflación evidencia si los precios en una economía determinada están subiendo, y a qué ritmo suben, se debe recordar que para el 2013 la inflación registró el valor más bajo en la historia reciente, con una cifra según el Dane de 1,94 % a nivel nacional; sin embargo, luego de ese año se presentó el aumento significativo de la inflación en Colombia, llegando a registrar datos de inflación de 3,66 % (2014), 6,77 %(2015), 5,75 % (2016).

El aumento de la inflación ocasionó la intervención del Banco de la República para tratar de frenar su mayor crecimiento, la intervención aumentó los tipos de interés en la economía colombiana y la puesta en marcha de la Reforma Tributaria del gobierno anterior, lograron contraer la demanda agregada y el consumo, generando una disminución en el índice de inflación en el país.

Para el caso de Ibagué, nuestra economía terminó el 2017 con una inflación de 2.91 %, por debajo de la inflación nacional 4,09 %, según cifras del Dane. Para el 2018 la tendencia es bajista, tanto para el caso nacional como para el local, en lo corrido del año la inflación en Ibagué registra la cifra de 2,52 % frente al 3,10 % del dato nacional.

De acuerdo a los datos del Dane, con corte de agosto de 2018, las ciudades más costosas fueron: en primer lugar Barranquilla con 3,48 %, en segundo puesto Medellín con 3,47 %, tercer lugar Tunja con 3,43 % y en cuarto y quinto lugar Sincelejo y Bogotá con 3,26 % y 3,25 %, respectivamente; ahora bien, las más baratas o menos costosas en su orden serían: Quibdo 1,42 %, Florencia 1,51 % y Villavicencio 1,64 %.

Ibagué ocupa el puesto 15 de 25 ciudades reportadas por el Dane, Ibagué con 2,52 % de inflación se ubica en la media del ranking. Si bien es cierto, el dato de inflación actual permite que Ibagué no sea una ciudad tan costosa y sin duda alguna es un factor determinante para lograr crecimiento económico, es importante fortalecer la estructura empresarial que permita mayor competitividad de nuestros comerciantes y con ello generar estructuras económicas más productivas que transfieran beneficios a la formalización de empleo en la ciudad.

Más del 95 % de las empresas formales en la ciudad, según la Cámara de Comercio de Ibagué, están en la categoría de pequeñas empresas, esto implica, que la creación de empleo en la ciudad está en cabeza de los pequeños empresarios y emprendedores, que, si bien sus productos no presentan grandes aumentos en los precios en la ciudad, si es necesario mayor acompañamiento de las asociaciones y del Gobierno para potencializar sus procesos empresariales.

El Dane, refleja la creencia de que Ibagué es un buen vividero y la razón por la cual, muchos pensionados toman la decisión de vivir en una ciudad con un bajo crecimiento en el nivel de precios.