Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Hospital Veterinario de la UT, el ‘elefante blanco’ que se quedó en el olvido

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

Hace dos años y seis meses, la Universidad del Tolima tenía previsto inaugurar un moderno Hospital Veterinario, valorado en $6.139 millones, que construiría en el sur de Ibagué. Sin embargo, ese proyecto se convirtió en un ‘elefante blanco’ y hoy solo es una estructura abandonada en obra gris.

El vistoso proyecto de 3.006 metros cuadrados, con salas de cirugías para grandes y pequeños animales, y 45 parqueaderos, apenas tiene un avance del 43 % y, por ahora, nadie sabe si algún día estará al servicio de los tolimenses.

Frente a estas aparentes irregularidades, el rector (e) de la Universidad del Tolima, Omar Mejía, acaba de radicar oficios ante la Fiscalía y la Procuraduría para que le informen en qué van las investigaciones. “Necesitamos que se pronuncien para saber qué podemos hacer”, manifestó. Las denuncias sobre este caso se hicieron en agosto de 2016.

El responsable de la obra era el Consorcio CLB Tolima 2014, conformado por los ingenieros Renee López Roa (20 %), Jorge Borgogno (20 %) y William Cardona (60 %).

Los tres iniciaron la construcción del Hospital Veterinario sin contratiempos, en agosto de 2014, pero poco a poco fueron surgiendo inconsistencias que rompieron rápidamente la relación que tenían los consorciados.

La Universidad del Tolima, en la administración del entonces rector José Herman Muñoz, hizo dos desembolsos por $2.713 millones, recursos que se invirtieron en la obra.

Pero el proyecto entró en crisis tras el tercer pago que realizado por la institución, y que recibió uno de los tres integrantes del Consorcio Tolima CLB 2014, el ingeniero Jorge Borgogno.

Borgogno, en su condición de representante legal, logró que el exrector Muñoz le autorizara, -en diciembre de 2015,- un desembolso por $765.758.078, suma de dinero que no entró a la contabilidad del consorcio sino que terminó en los bolsillos del ingeniero.

Esa dudosa maniobra financiera provocó que la obra se detuviera, debido a que el ingeniero William Cardona, exigió a Borgogno que le informara qué había hecho con el dinero. Este último contestó que no estaba obligado a responder, pues los recursos públicos ingresaron a su cuenta bancaria personal del Banco de Occidente.

De suspensión en suspensión

A partir de ese momento, los enfrentamientos entre los integrantes del Consorcio Tolima CLB 2014 no han cesado y desde el 17 de junio de 2016, hace 549 días, las obras del Hospital Veterinario no han tenido ningún avance.

El ingeniero William Cardona, quien tiene una participación mayoritaria, ha manifestado su interés en culminar el proyecto siempre y cuando Jorge Borgogno responda por los $765.758.078 que no aparecen.

Mientras tanto, el contralor del Tolima, Edilberto Pava, le ha pedido al rector (e) de la Universidad del Tolima, que busque una solución jurídica a este problema para que este proyecto se termine.

Pava sostiene que la parálisis de la obra podría generar un deterioro en la estructura que se alcanzó a construir. “Hay un riesgo latente en este momento porque este proyecto está abandonado hace año y medio. Pero también nos preocupa que se venzan las pólizas de cumplimiento. Hay un riesgo de que se pierda la plata. Nosotros en el Tolima no podemos seguir tolerando casos como el de los Juegos Nacionales, y que Ibagué se convierta en un zoológico de ‘elefantes blancos’”, afirmó el Contralor.

Mientras las autoridades investigan, los estudiantes del programa de veterinaria de la Universidad del Tolima continúan indignados por la larga espera de un proyecto que los llenó de ilusión y que se quedó en veremos por las sospechosas conductas del exrector José Herman Muñoz.