Pasar al contenido principal

‘Mujeres de armas tomar’: jóvenes comandan grupos de hombres del Ejército Nacional en el Tolima

Alejandra Molina y Camila Casadiego hacen parte del grupo de Desminado Humanitario y de Infantería, respectivamente. Estas son sus historias.
Historias
Autor: Fernanda Rojas
Autor:
Fernanda Rojas
Foto: EL OLFATO

Durante varios años el Ejército Nacional se ha caracterizado por la labor de los militares. Una institución que es integrada en su mayoría por hombres y son pocas las mujeres que llegan a ocupar importantes cargos.

En la Sexta Brigada del Ejército ubicada en el departamento del Tolima, hay dos mujeres jóvenes que gracias a su conocimiento, esfuerzo y dedicación son líderes y comandan grupos compuestos de solo hombres.

La teniente Alejandra Molina, de 29 años de edad, nació en la ciudad de Bogotá, pero gran parte de su vida estuvo en Bucaramanga y desde hace algunos años ejerce su carrera militar en el Tolima.

Realizó sus estudios complementarios en Ingeniería Civil y se graduó en el año 2013. Va para ocho años en el grado de Oficial y espera próximamente su ascenso a Capitán.

Hace parte de los ingenieros militares en Colombia y en una oportunidad estuvo frente a un proyecto de obra para la construcción de un parque en el municipio de Bojayá (Chocó) que sufrió las consecuencias de la guerra con los grupos al margen de la ley.

De los seis batallones de Desminado Humanitario del país, ella pertenece al número dos, que protege al Tolima y varias regiones del departamento de Caldas.

De manera sorprendente, Alejandra es la única mujer de un batallón de más de 400 militares y es la encargada de dirigir un pelotón de aproximadamente 36 hombres para los operativos de desminado.

“El Ejército es una institución en la que prevalece mucho la equidad y la igualdad de género y me escogió para conformar la brigada de desminado humanitario. Yo soy la encargada de hacerle seguimiento a las operaciones. El trabajo que uno hace realmente impacta en las comunidades que son afectadas por este tipo de artefactos explosivos”, señaló Molina.

Junto a su grupo realizan operativos de desminado en los municipios de Rioblanco, Roncesvalles, Rovira, Cajamarca y Chaparral, que fueron mayormente afectados por el flagelo de las minas antipersona y el conflicto armado. Además, capacita a la comunidad en la identificación de estos elementos.

“Capacito desde el niño al adulto mayor, el alcalde o el presidente de la junta de acción comunal, sobre municiones sin explosionar, minas antipersonales o trampas, para que las personas las identifiquen y no se vayan a lesionar”, puntualizó.

Hay que resaltar que desde el 2017, en el Tolima no se han registrado víctimas mortales por estos artefactos explosivos, gracias a la labor de la Teniente y de otros cientos de militares de la región.

Molina se siente satisfecha por su trabajo y de pertenecer al Ejército Nacional. Ella expresa con orgullo el hecho de ser una mujer y ser resaltada en una institución que hasta hace algunos años era gobernada por hombres.

“La mujer en la institución juega un papel importante, yo creo que no es que nos den la oportunidad, nos asignan a un cargo porque nos hemos ganado el lugar. Estoy agradecida con Dios y mi familia por apoyarme y, sobre todo, con mi institución y con las comunidades a las cuales les sirvo”, dijo.

“Quien ama su trabajo, lo hace con mucha dedicación y soy afortunada de ser de otra región y poder servir al departamento del Tolima, igual somos un solo país y un solo Ejército, más en estas comunidades que realmente lo necesitan, eso es muy gratificante”, concluyó.

La joven de Infantería

Con 21 años de edad, Camila Casadiego, oriunda de Norte de Santander, es una joven que lidera su primera unidad de Infantería para el Ejército Nacional.

Ingresó a la Escuela Militar de Cadetes en el año 2016, cuando tenía apenas 16 años de edad, y siempre ha tenido en claro que tiene todas las capacidades para hacer lo mismo que los hombres.

“En la escuela aprendí sobre armamento, maniobras de combate y otros conocimientos. Yo escogí la Infantería y cuando yo ingresé, sólo había una mujer, de resto éramos mujeres de mi grupo”, expresó.

La Infantería en el Ejército Nacional es la fuerza militar terrestre en el país. Casadiego asumió hace poco su cargo como comandante de pelotón y dirige un grupo de 32 soldados.

“Todavía no tenemos mujeres que prestan servicio militar y en mi pelotón soy la única mujer de armas”, indicó.

El reto de comandar a un grupo de militares ha sido un desafío para Casadiego del cual se siente orgullosa.

 

“Estar en el Ejército Nacional es difícil, pero cuando te entregas en el entrenamiento puedes avanzar. A pesar de que son hombres y son mayores que uno, prestan atención a los consejos y la formación que uno les está dando”, señaló.

“La Infantería no es una labor fácil, normalmente cuando se llega por primera vez a un pelotón, en ocasiones los demás lo ven a uno como mujer y no como un superior, pero ya cuando te empiezan a conocer y saben que eres la que manda, ya las cosas empiezan a cambiar”, agregó.

En un espacio presidido por solo hombres, esta joven dice que cada día es un aprendizaje más y tiene la convicción de enseñarle a sus subalternos todas las capacidades que requieren.

“Uno tiene que estar prácticamente ahí casi que al lado de ellos y muchos me preguntan que cómo hago para ducharme, pero cuando uno lleva tiempo con los soldados ellos mismos te respetan”, puntualizó.

La labor de esta joven mujer apenas comienza y se proyecta a futuro como una militar que puede ofrecer todos sus conocimientos y cualidades.

“Es mi primera unidad aquí en el departamento del Tolima y me gustaría muchísimo salir con ellos al área de combate que hasta momento no he tenido la oportunidad, pero lo quiero realizar, porque estoy orgullosa de ser parte de la Infantería”, aseveró.

Para Molina y Casadiego la labor de la mujer en la institución se ha fortalecido con el pasar de los años y señalan que las mujeres son ‘de armas tomar’, aquellas que se arriesgan para conseguir lo que quieren y son capaces de superar lo imposible.

 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker