fbpx Ella es Rosa Martínez: la mujer que ha sido guarda de seguridad en el centro de Ibagué por 16 años | ELOLFATO.COM - Noticias de Ibagué y Tolima Pasar al contenido principal

Ella es Rosa Martínez: la mujer que ha sido guarda de seguridad en el centro de Ibagué por 16 años

Ella, en un oficio que ha sido ocupado en su mayoría por hombres, ha logrado ganarse la admiración y respeto de muchos. ¿Cómo lo hizo? Esta es su historia.
Historias
Autor: Valentina Castellanos Jater
Autor:
Valentina Castellanos Jater
Ella es Rosa Martínez: la mujer que ha sido guarda de seguridad en el centro de Ibagué por 16 años

El rostro de una mujer protectora es, literalmente, el de Rosa Martínez, pues ha trabajado como guarda de seguridad en el centro de Ibagué por 16 años. 

Ella, en un oficio que ha sido ocupado en su mayoría por hombres, ha logrado ganarse la admiración y respeto de muchos. ¿Cómo lo hizo? Hablemos un poco sobre su historia. 

"Yo vengo de Bogotá y por cuestión de los muchachos estuve en Bogotá, después en Girardot, luego Agua de Dios y de ahí llegamos acá a Ibagué con una hermana de mi esposo", contó. 

Luego de buscar y buscar empleo, una oportunidad fue la luz al final del túnel: le propusieron ser guarda de seguridad. 

"Desde entonces he sido muy afortunada, porque desde que entré, me ha tocado este puesto aquí donde estoy, en el centro de Ibagué", precisó. 

Algo que llama la atención de las personas hacia Rosa es su vestimenta, ya que, a diferencia de otras mujeres con el mismo oficio, ella no usa pantalón sino falda. 

"Yo quedé frustrada al no poder entrar a la Policía, porque no tuve apoyo. Entonces veía a las mujeres allá con faldas, que se veían bien vestidas y bonitas", señaló. 

De esta forma, Rosa logró cumplir su sueño de velar por la seguridad de los demás, pero no de la misma forma. 

"Entonces yo decidí que no me iba a poner pantalón, le dije al jefe que no quería pantalón sino falda y él aceptó", puntualizó. 

Y si se preguntan por las desventajas que ha tenido frente a los hombres, déjenme decirles que ella no las ha encontrado.  

"Nosotras también hacemos todos los cursos que hacen los hombres, aprendemos a manejar las armas, hacemos polígono y todos los entrenamientos igual a ellos. Antes nos lucimos más", expresó con alegría. 

De hecho, uno de los aspectos que más destaca de su trabajo es el respeto que los demás tienen por ella, uno que se ha ganado a pulso, con buen trato y amabilidad. 

"Trabajo de lunes a viernes y el sábado tres horas. Me ha tocado como si fuese recepcionista y he sido muy afortunada. Ya en el edificio me conocen y me respetan", precisó. 

Entre los trabajos que ha realizado Rosa en su vida se encuentran: secretaria, enfermera y ahora guarda de seguridad. Todos salvan vidas a su manera.

Temas relacionados 
© 2022 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker