Pasar al contenido principal

De Emiratos Árabes a Canadá: así compitió al otro lado del mundo un estudiante del SENA de Ibagué

China, Emiratos Árabes, Rusia y Canadá. Todo cambió para Giovanny Sánchez –y este es el origen de su travesía– cuando supo que sería papá.
Historias
Autor: Juan Esteban Leguízamo
Autor:
Juan Esteban Leguízamo
De Emiratos Árabes a Canadá: así compitió al otro lado del mundo un estudiante del SENA de Ibagué

Siendo muy joven, Giovanny Sánchez quería comerse el mundo. Y a su modo lo logró: con solo 25 años, viajó a China, Emiratos Árabes, Rusia y ahora trabaja desde Canadá.

También representó a Colombia, desde el SENA, en un torneo internacional donde se clasificó entre el top 10 de diseñadores mecánicos más jóvenes del mundo. Así se convirtió en el protagonista de su propia historia.

Desde el colegio San Simón, Giovanny fue un estudiante problemático. Egresó, estudió un semestre de arquitectura en la Universidad del Tolima, pero todo cambió –y este es el origen de su travesía– cuando supo que sería papá.

“Fui papá joven. Abandoné la universidad, me puse a trabajar y le pedí a mi mamá que me ayudara monetariamente”, explicó.

En uno de esos mil rebusques, dio con una persona en una carpintería que lo hizo caer en razón y lo motivó a seguir estudiando. Fue entonces cuando ingresó al SENA, en 2014, para estudiar una tecnología en ‘diseño de elementos mecánicos para su fabricación con máquinas y herramientas CNC’.

“Palabras más, palabras menos, lo que aprendí fue a diseñar, programar y fabricar elementos mecánicos”, manifestó.

Allí llegó a sus oídos la noticia de que el SENA –a nivel nacional– reclutaría a los mejores estudiantes para participar en la competencia internacional ‘WorldSkills’: un evento que pondría a prueba a más de 80 países en campos muy diversos del conocimiento, como robótica, mecánica, soldadura, cocina, peluquería, diseño gráfico, entre otras 50 ‘skills’ (habilidades).

“Empecé a entrenar muy fuerte porque algún día yo quería que mi hijo dijera que su papá fue el mejor de Colombia", dijo con orgullo.

Giovanny dejó de trabajar para estudiar. Él mismo se imponía jornadas de 7:00 de la mañana a 9:00 de la noche en el SENA, entrenando.

"No somos máquinas, por eso nos preparamos mucho en agilidad mental, motriz, emocional. Hubo mucha gente detrás de esa formación, a quienes agradezco. Especialmente a Alejandro Mora. Nos preparamos incluso para el ruido que habría en la competencia".

Tras varias pruebas regionales con otras 19 ciudades de Colombia, logró el primer puesto nacional y logró ir al torneo de diseño mecánico celebrado en Nanjing (China), en mayo de 2017.

"Todos eran asiáticos, menos yo. Quedé de segundo lugar. Ya después fui notificado que, efectivamente, representaría a Colombia en el WorldSkills de octubre de 2017", explicó.

Allí se encontraría con los mejores jóvenes de varios países potencia y, además, sería calificado por pruebas y jueces muy rigurosos.

"Tengo que confesar que, el primer día, todas las seis horas estuve con las piernas temblando por la magnitud del evento.  Y eso que me preparé tres años para sentarme ahí", sostuvo.

Luego de cuatro intensos días, con jornadas que iban de la mañana hasta la noche, Giovanny quedó de octavo a nivel mundial en diseño mecánico, recibiendo una medalla por excelencia.

Sin embargo, a su llegada a Ibagué retomó lo que hacía antes del torneo: estudiar y trabajar. Los días volvieron a ser iguales.

"Después de los reconocimientos, llegué a trabajar en Domino's Pizza. Creo que la vida se encarga de recordarle de dónde viene uno, porque siempre hay que empezar desde abajo y hay que seguir esforzándose".

Pasó un tiempo, hasta que dio con una vacante laboral en Canadá. Uno de los requisitos indispensables eran, claramente, el inglés. Se postularon 102 personas.

"En el último filtro, quedamos siete personas. Solo dos seríamos seleccionados y allí me di cuenta de que todos eran profesionales (algunos con maestrías), menos yo. Yo solo tenía un tecnólogo, y las ganas de comerme el mundo".

Al final lo logró. Otra hazaña que realizó en octubre de 2018. Allí lleva casi tres años.

En la empresa, trabajaba en el departamento de ingeniería en la concepción de nuevas máquinas. Sin embargo, el COVID-19 y sus efectos provocaron un despido masivo en la corporación. Aún así, Giovanny supo sobreponerse y se vinculó a otra en la que trabaja actualmente.

Entre tanto, WorldSkills se realizó en 2019, en Kazán (Rusia). Giovanny no pudo participar porque el límite de edad  máximo son los 21 años. Sin embargo, el torneo elige a 10 excompetidores para visitar el evento y servir como 'embajadores'. Él terminó siendo uno de ellos.

"Fuimos voceros y le mostramos al mundo qué es WorldSkills desde la perspectiva de un competidor. Fue gigantesco, tuve el honor de alzar la bandera en el evento inaugural", puntualizó.

Siendo muy joven, Giovanny parece haber vivido muchas vidas. Aunque de todas, él solo recuerda una en especial.

“Un día mi hijo –en un video que él hizo– dijo que yo era el campeón de WorldSkills sin haber ganado. Él entendió el concepto: se trata de ser lo mejor que uno puede y de trabajar con el corazón”, sentenció.

Temas relacionados 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker