Pasar al contenido principal

Gobierno Nacional y entes de control investigan sospechosos manejos de recursos en la Secretaría de Salud del Tolima

Investigación
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

El pago irregular de $1.033 millones por parte de la Secretaría de Salud del Tolima a un proveedor particular no pasó inadvertido. La Fiscalía, Procuraduría y Gobierno Nacional le pondrán la lupa a los recursos invertidos por esta dependencia desde el inicio del mandato de Óscar Barreto en 2016.

Esta investigación por parte de los entes de control y el Gobierno Nacional se genera a partir de la denuncia hecha por EL OLFATO, en su edición impresa del 27 de agosto de 2018, donde explica cómo el pago de más de $1.000 millones por parte de la Secretaría de Salud a la Corporación El Hospital IPS, un proveedor particular que suministra medicamentos de alto costo al departamento, no fue un “error involuntario”, como explicó la jefe de esta cartera, Sandra Liliana Torres, a los medios de comunicación.

La Fiscalía ya judicializó el caso y se encuentra en la recopilación de pruebas para avanzar en la investigación penal. De hecho, funcionarios de este ente de control ya estuvieron en el despacho de la secretaria de Salud, solicitando la documentación relacionada con esta millonaria irregularidad. (Ver: Secretaría de Salud del Tolima bajo la lupa de la Fiscalía General de la Nación)

Entre tanto, la Procuraduría le solicitó a este medio copia de todo el material periodístico utilizado para el artículo Contratista favorecido con el supuesto “error” de $1.000 millones, resultó ser un exsubalterno de la secretaria de Salud, así como la información del periodista y el fotógrafo que asistieron a la rueda de prensa rendida por esta dependencia de la Gobernación del Tolima el 15 de agosto, para así recopilar pruebas e iniciar una investigación disciplinaria.

Esta redacción también conoció que el Gobierno Nacional enviará una auditoria a la capital tolimense para conocer de manera directa cómo han sido invertidos los recursos de la Secretaría de Salud departamental desde 2016. Una decisión tomada a partir de la publicación del artículo ya mencionado y del cual solicitaron copia.

Lo que encendió la alerta 

Resulta que, entre los meses de julio y agosto, la Secretaría de Salud Departamental giró a la Corporación IPS Hospital dos pagos con una misma cuenta. Un desembolso que fue calificado por Torres como un “error involuntario”.

Sin embargo, en medio de una entrevista con la secretaria de Salud y su director de Seguridad Social, Luis Eduardo González, se pudo establecer que el auditor médico de la dependencia no utilizó el sistema informático en el cual deben montarse las facturas, sino que tramitó el acta de pago de “forma manual”. (Ver: Funcionarios de la Secretaría de Salud del Tolima deben responder por pagos indebidos)

La misma Torres reconoció que si el auditor hubiera utilizado la plataforma informática de la Secretaría de Salud, se habría evitado la inconsistencia porque existe un módulo en el software que “emite una alerta si se duplica una factura”. No obstante, no supieron responder por qué este pago se hizo de esta manera.

Lo que más curiosidad generó fue que la entidad no hizo nada para solicitarle al afortunado contratista que reintegrara los recursos públicos, de hecho, tanto la secretaria como su director de Seguridad Social terminaron ejecutando un acta exprés para subsanar el millonario “error involuntario”.

En todo este transcurso pudimos establecer que el dueño de esta IPS es Ismael Perdomo Puentes, médico pediatra y exsulbarterno de Sandra Liliana Torres. Una persona además bastante cercana a varios funcionarios de la Gobernación, a quienes ha acompañado a viajes por diferentes partes del departamento. (Ver documento dónde se establece la relación de Ismael Perdomo con la IPS)

Por ahora, resta esperar los resultados de las investigaciones de los entes de control, así como de la auditoría que lleven a cabo delegados del Gobierno Nacional y conocer qué fue lo que realmente pasó en este irregular episodio de la Secretaría de Salud, una inconsistencia de más de $1.000 millones que ni su jefe de cartera pudo explicar.

 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker