Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Gobierno de Duque le entregó nacionalidad colombiana a 24 mil niños hijos de padres venezolanos

Duque firmó este lunes la resolución mediante la cual se les reconoce la nacionalidad a los niños, de padres venezolanos, nacidos en Colombia desde el 19 de agosto del 2015 hasta la fecha.
Nación
Autor: Redacción Nación
Autor:
Redacción Nación
Foto: Presidencia de Colombia

El presidente Iván Duque, firmó este lunes la resolución mediante la cual se les reconoce la nacionalidad a los niños, de padres venezolanos, nacidos en Colombia a partir del 19 de agosto del 2015, y que, hasta el momento, si bien podían acceder a los beneficios de seguridad social, no contaban con registro que los reconociera como ciudadanos.

“Hoy, en un gran esfuerzo interinstitucional, el Estado colombiano, el Presidente de la República, la Cancillería, la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría, la Registraduría, todos nos unimos para decirles a esos 24.000 niños que han estado en esa situación que prácticamente conducía a la apatridia, que no van a estar en esa situación y que hoy se les entrega la nacionalidad colombiana”, sostuvo el mandatario.

En su intervención, el Jefe de Estado aseguró que “son cerca de 24.000 niños, poco más, que desde el 19 de agosto del 2015 están en esa condición” y recordó que “hasta la fecha, Colombia lo que ha permitido es que tengan un registro civil con una nota que les indica que pueden entrar a disfrutar del sistema de salud, pero que no tienen o no tenían la nacionalidad, porque no se había regularizado la condición migratoria de sus padres”. 

“Pero dejar a unos niños desprovistos de ese derecho, reconocido universalmente como un derecho de la niñez en las cartas reconocidas internacionalmente, tampoco era el camino que queríamos transitar”, anotó.

Recordó que “América Latina está viviendo una tragedia humanitaria y la peor crisis migratoria de su historia” y que la situación caótica que ha generado la dictadura en el vecino país “ha detonado esa crisis migratoria. Se calcula que más de cuatro millones de venezolanos han dejado su territorio en los últimos años. Colombia alberga hoy a cerca de 1,4 millones de hermanos y hermanas venezolanas”.

Dijo que esta realidad ha determinado que Colombia le haya enviado un mensaje al mundo en la atención solidaria de la población migrante desde Venezuela. 

“Podemos decir que, en medio de las dificultades, Colombia le ha mostrado al mundo que el camino de la xenofobia es el camino equivocado; que el camino de segregar al hermano necesitado es el camino equivocado. Que es preferible, en el mundo de hoy, estar erguido en la defensa de la fraternidad en la manera como se atiende una crisis de esta naturaleza”, enfatizó. 

Insistió en que la población más afectada con esta crisis han sido los niños, que “han perdido la posibilidad en su país de ir a una escuela; niños que no reciben vacunación hace varios años; niños que han llegado con frío en los huesos a nuestro territorio, buscando, tan solo, una comida para recibir la energía diaria”. 

Por esta razón, comentó que “Colombia le ha demostrado al mundo que ha sido capaz de aplicar más de 1,2 millones de dosis de vacunas para atender a muchos de estos niños, que ha podido recibir a más de 182.000 niños en el sistema escolar y, adicionalmente, tenemos un Instituto Colombiano de Bienestar Familiar que está atendiendo a cerca de 5.000 niños venezolanos diariamente”.

Por lo anterior, aseguró que lo que hace Colombia “es una muestra de solidaridad”, en la medida en que manifestó que muchos niños de padres y madres venezolanos, que han nacido en Colombia, estaban sin nacionalidad, porque “la propia dictadura les ha entorpecido ese camino o, sencillamente, dejó de prestar el servicio consular”. 

En este sentido, manifestó que “Colombia le da esta este mensaje y esta lección al mundo, a los que quieren hacer de la xenofobia un camino político, nosotros adoptamos el camino de la fraternidad. A los que quieren segregar o discriminar al migrante también nosotros hoy nos paramos erguidos, como una nación que defiende la democracia y las libertades, para decir que los vamos a acoger y los vamos a apoyar en momentos difíciles”. 

“Hoy nosotros estamos dando una luz de esperanza a miles de niños y a miles de familias, y también reconocemos que seguiremos avanzando en esta dirección, cuando se presentan las mismas condiciones”, continuó.
 
“Hoy nosotros les cumplimos a los hermanos y hermanas y a esos niños que merecen la atención y el cariño de todo un pueblo, porque no son culpables de esa tragedia”, dijo, al resaltar que “respaldamos a estas criaturas indefensas que quieren tener ese derecho a una nacionalidad y orgullosamente les decimos que son colombianos”.