Pasar al contenido principal

Gastos hormiga: una plaga en el bolsillo de los colombianos

Nación
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

De acuerdo con la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, los pequeños gastos que se llevan en silencio los salarios de los colombianos, mejor conocidos como gastos hormiga, pueden representar hasta el 20 % de su ingreso mensual, situación que podría traer consigo problemas financieros a largo plazo.

Ricardo González Aragón, vocero de la firma mexicana con presencia en Latinoamérica, explicó que, entre estos gastos, los más comunes son los jugos, cigarrillos, café, postres, parqueadero, bebidas alcohólicas, taxis-Uber, loterías, periódicos, compras en las panaderías, cuotas de manejo de productos financieros, Apps de entretenimiento musical y televisivo, entre otros, la mayoría destinados al ocio.

“Quizá no lo sabes, pero tus ingresos son víctimas de una plaga. Así es, una plaga de gastos hormiga que puede llegar a costarte hasta $5.000 pesos diarios y al año representarían hasta $1’800.000, considerando el ingreso básico mensual. Al sumarlos vemos que son un problema para el presupuesto ya que pueden devorar una parte importante de nuestros ingresos si no los fumigamos a tiempo”, señaló.

Para exterminar esta plaga, Resuelve tu Deuda recomienda tomar en cuenta los siguientes consejos:

  • Detente, compara y decide: una característica importante en los gastos hormiga es que no los percibimos, ya sea porque queremos deshacernos de las monedas o porque cedemos ante los antojos. Lo que te recomiendo es que te hagas consciente de lo que pagas. Piensa, ¿en verdad necesito esto? y si tu respuesta es afirmativa, averigua qué opciones tienes que se adapten mejor a tu consumo.
  • Lleva un control más detallado: así tengas que registrar tus gastos diariamente, es mejor detectar en dónde se te está yendo el dinero. Ya sea que registres todo en una libreta o aproveches alguna aplicación en tu celular, un buen control de tus finanzas te ayudará. Restar la cifra a tus ingresos mensuales te dará una idea del impacto que tiene el café que compras por las mañanas.
  • Por más pequeño que sea, cada centavo cuenta: lo sé, puede ser incómodo llevar tantas monedas. Pero eso no es un pretexto para que no le asignes un objetivo a tu dinero. Estos pesos pueden sacarte de un apuro. Aprovéchalos para pagar tus transportes o ve juntando todo el cambio en una alcancía y deposita el total en tu cuenta de ahorro. Te aseguro que te sorprenderá el aumento de tu monto por las aportaciones hechas durante un año.
  • Determina topes en tu presupuesto: si ya tienes un presupuesto para solventar tus gastos fijos y variables, entonces establece límites muy claros a la hora de hacer alguna compra. Por ejemplo, cuando vayas al supermercado, asegúrate de tener una lista de lo que necesitas, o bien, lleva el dinero exacto para evitar que adquieras algún otro artículo que no hayas contemplado y exceda tu presupuesto. Lo mismo aplica para compras online o donde ocupes tu tarjeta.

Ahora que ya sabes en qué debes de fijarte, aprovecha esos $1’800.000 para tus próximas vacaciones, pagar deudas o invertirlos.  Y, si al terminar el presupuesto las deudas son más altas, no olvides que puedes buscar ayuda de expertos en finanzas como una reparadora de crédito, quien te ayudará a encontrar una solución rápida y reincorporarte a la vida crediticia, concluyó Ricardo González.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker