Pasar al contenido principal

Ganador de premio en innovación dice que jóvenes se van de Ibagué por falta de oportunidades

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

Daniel Felipe Orjuela es un joven docente de 26 años que a su corta edad se convirtió en el primer ibaguereño en alcanzar el tercer puesto en los Premios Latinovation Award 2018, que reconocen las mejores prácticas de innovación en metodologías de investigación de mercado.

Orjuela se desempeña como profesor en el área de Posgrados y Educación Continua de la Universidad Minuto de Dios seccional Tolima y como catedrático en la Universidad del Tolima. Es administrador de empresas, especialista en Gerencia de Proyectos y magister en Mercadeo.

Sus estudios más la experiencia adquirida en el área de la docencia lo llevaron a regresar a su ciudad natal Ibagué, tras estar varios años por fuera ejerciendo y calificándose, todo para aportar sus conocimientos y poner su grano de arena en la transformación de esta ciudad que necesita ponerse a la par de las grandes capitales de Colombia.

En su opinión, el potencial para lograr ese objetivo es escuchar al talento joven que abunda en Ibagué, pero que tristemente está teniendo que migrar a otras ciudades porque aquí no encuentra las oportunidades para crecer profesionalmente. (Ver: Por primera vez un docente ibaguereño gana premio en reconocimiento a las mejores prácticas de innovación en metodologías de investigación de mercado)

“Ibagué es una ciudad de muchos talentos, pero las oportunidades son pocas y más aún cuando las empresas como tal no confían mucho en ese talento joven, y es triste que esos grandes cerebros se estén fugando porque se ha identificado que los estudiantes y profesionales migran a otras ciudades y desde allí es donde están triunfando”, explica.

Precisa que ese talento joven sumado a la experiencia de los empresarios veteranos de la ciudad son la fórmula para que Ibagué se reactive en la economía y pueda nivelarse. Sin embargo, señala que a veces solo son escuchados aquellos profesionales que vienen de otros países o ciudades, quienes muchas veces desconocen el contexto local.

“En Ibagué prefieren traer personas de otras ciudades a que digan lo mismo que puede decir un profesional bien capacitado de la ciudad que por cierto hay bastantes. Yo creo que hay que abrirle la puerta a los profesionales jóvenes que están haciendo cosas interesantes y creerles porque también han hecho un ejercicio importante de capacitación y experiencia”, indica. (Ver: ¿Qué pasa con el emprendimiento en el Tolima?: Danny Ospina)

Los sectores llamados a la innovación

La experiencia de Daniel Orjuela lo lleva a asegurar que, si bien todos los sectores económicos están llamados a transformarse a través de las prácticas de innovación, el turismo, el agro y el comercio son los grandes protagonistas en la región y por ello deberían empezar a trabajar en prácticas que les permita explotar todo su potencial.

“Todos los sectores están llamados a generar innovación y diferenciación para avanzar cada día más en el tema de competitividad, pero hay sectores a los cuáles se les ha apuntado hace mucho en la región, pero no han avanzado, como es el turismo”, puntualiza Orjuela.

Y es que esta es una línea de negocio para la cual el Tolima e Ibagué, como capital del departamento, lo tienen todo. Extensas hectáreas de tierras que tras el fin del conflicto armado están a la disposición de una ciudadanía ávida de conocer lo suyo y de ofrecer lo mejor de su idiosincrasia a turistas internacionales. (Ver: Con emprendimiento social, docente de la Uniminuto clasificó a convocatoria de la Unión Europea)

Para lograrlo, de acuerdo con el análisis del profesor Daniel, es necesario que las agencias de viajes, la hotelería y las mismas estrategias estatales se transformen y busquen ayuda en los profesionales jóvenes del Tolima, quienes además de contar con sus conocimientos tienen el plus de conocer a la perfección su territorio.

Por otro lado, el comercio, un sector del cual ha vivido siempre la ciudad y que pese a los años sigue siendo de vital importancia en la dinámica económica local, también requiere de procesos de innovación que le permitan estar a la vanguardia y así reportar mejores ganancias.

“Ibagué es una ciudad llena de comercio que ha vivido de este y tenemos que empezar a evolucionar, un ejemplo son las comidas rápidas, porque de un tiempo para acá estos formatos vienen aumentando considerablemente, pero son muy pocos los que se sostienen por su capacidad de innovación, de generar valor agregado y por falta de investigación de mercados”, señala el educador.

El profesor agrega que es “bueno considerar el producto, testearlo, identificar el punto de venta, proceso de distribución, precio, todo para disminuir los riesgos y garantizarle a estos emprendedores jóvenes que tengan un mejor éxito”.

Finalmente, su invitación está dirigida a las empresas ibaguereñas para que -sin importar su tamaño- le apuesten a la innovación y no desechen los estudios de mercado que podrían ser la garantía del éxito en los negocios.

Además, recomienda no olvidar que los jóvenes son el futuro y que un buen equilibrio entre la experiencia de los años y las ganas de comerse el mundo son una excelente fórmula de éxito.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker