Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Fiscalía presentó nuevas pruebas que enredan al interventor de la remodelación del estadio Manuel Murillo Toro

Una fiscalía delegada ante el Tribunal Superior presentó ante el Juzgado Octavo Penal Municipal nuevos hechos por el delito de falsedad en documento privado, cargos que el excontratista no aceptó.
Justicia
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia

La Fiscalía General de la Nación halló nuevas falsedades en documentos anexos a la propuesta que el abogado y contratista público Jesús Octavio Acosta Sánchez, presentó para que le fuera adjudicado el contrato interventoría de las obras de ampliación, remodelación y adecuación del Estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué, obras que habían parte de los fallidos Juegos Deportivos Nacionales del año 2015. (Juez dejó en libertad al interventor de las obras del Estadio Manuel Murillo Toro)

Por tal motivo, una fiscalía delegada ante el Tribunal Superior presentó ante el Juzgado Octavo Penal Municipal nuevos hechos por el delito de falsedad en documento privado, cargos que el excontratista no aceptó.

El investigado, quien fue capturado a mediados del mes de mayo por personal del Cuerpo Técnico de investigación (CTI) en Bogotá, era el representante legal de A&C S.A, sociedad bajo la cual se le hizo la respectiva adjudicación tras participar en un concurso de méritos, para lo cual se presume introdujo varios documentos falsos siendo finalmente el único participante.

Es de recordar que entre las irregularidades detectadas por los peritos de la Fiscalía, está que la convocatoria del concurso se subió al Secop (Sistema Estatal de Contratación Pública) un día después de lo estipulado, y se suscribió un mes después de la fecha programada.

En el contrato que estaba por un valor superior a los $600 millones, se habría cometido un peculado aproximado de $165 millones, por cuanto se pagó, se cobró y no se ejecutó, incumpliendo así el objeto contractual.

Por este mismo contrato fueron imputados el exalcalde Luis H. Rodríguez, quien se encuentra privado de la libertad; el ex asesor externo de la Alcaldía de Ibagué para la época de los hechos, Orlando Arciniegas Lagos, condenado a más de 20 años por otro contrato dentro del mismo proceso de los Juegos Nacionales; y Leonardo Valero González, exasesor del Imdri (Instituto Municipal del Deporte y la Recreación de Ibagué), también privado de la libertad.