Pasar al contenido principal

Fiscalía investiga pagos irregulares y presuntos lazos familiares en millonario contrato de la Alcaldía de Ibagué

Destacado
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

La Fiscalía 59 de la Unidad de Delitos contra la Administración Pública abrió una investigación por las presuntas irregularidades detectadas en la celebración y ejecución de tres millonarios contratos que suscribió la Alcaldía de Ibagué con la empresa Infotic, un operador que seleccionó, a dedo, la administración del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo para que manejara la plataforma informática de la Secretaría de Tránsito Municipal.

Fuentes de entera credibilidad de EL OLFATO sostienen que, en este negocio, que en total suma $964’314.019, usaron supuestamente como fachada a la empresa Infotic, pero los verdaderos ‘dueños’ de los contratos serían dos personas cercanas al alcalde Jaramillo, una de ellas identificada como Cristian Barona.

Este hombre, que en redes sociales exhibe una fotografía junto con el excandidato presidencial Gustavo Petro, era el encargado de la ejecución del contrato en la Secretaría de Tránsito de Ibagué, pero se cuidaba bien de no firmar ningún documento oficial.

Detrás de Cristian Barona hay una persona del entorno familiar del alcalde Guillermo Alfonso, todo el mundo lo sabía en la Alcaldía, que ese contrato tenía que salir y rápido porque era un favor para un muchacho, pariente del doctor: Sebastián Jaramillo. Incluso, él venía a las reuniones en la Alcaldía”, dijo una fuente de la Oficina de Contratación de la Alcaldía de Ibagué.

Esa versión la ratificaron, de manera individual, tres funcionarios que trabajan en la administración local y que tuvieron relación directa en la planeación y ejecución de este contrato. (Ver: Personería investiga el contrato “exprés” entre Infotic y la Secretaría de Tránsito)

EL OLFATO se comunicó con Cristian Barona, quien admitió que lideró la ejecución del contrato de Infotic, pero como subcontratista, y negó cualquier relación con Sebastián Jaramillo, sobrino del mandatario local.

“Yo lo he escuchado nombrar, pero no tengo relación de amistad ni nada por el estilo con Sebastián Jaramillo”, advirtió.

También llamamos a Sebastián Jaramillo, pero al identificarnos como un medio informativo de la capital del Tolima dijo que estaba ocupado, y antes de colgar la llamada negó cualquier relación con Cristian Barona.

“-¿Usted conoce a Cristian Barona? -No tengo conocimiento de lo que me estás preguntando. Que te vaya muy bien, muchas gracias”, afirmó antes de culminar la comunicación.

Esos supuestos lazos familiares y comerciales son los que tendrá que probar la Fiscalía 59 de la Unidad de Delitos contra la Administración Pública.

Lo que sí resulta llamativo es que la Alcaldía de Ibagué tiene en su poder unos oficios en los que la Secretaría de Tránsito certifica que Infotic no cumplió con las obligaciones pactadas de los tres contratos, pero aun así les han desembolsado cerca de $857 millones, el 89 % de lo acordado entre las partes ($964’342.012).

En el expediente que reposa en la Oficina de Contratación de la Alcaldía de Ibagué hay documentos en los que se advierte que el contratista no cumplió con la entrega de la información completa. Entre otros incumplimientos están la ausencia de la base de datos de Quipux de acuerdos de pago, tampoco aparecen los datos de comparendos al transporte, ni los avalúos de impuestos e histórico de pagos de impuestos.

¿Cómo hizo ese contratista para lograr los pagos en la Alcaldía de Ibagué sin cumplir con las obligaciones? ¿Por qué la secretaria Administrativa, Amparo Betancourt, autorizó el último desembolso en junio de este año? Esos interrogantes tendrán que responderlos ante la Fiscalía.

Otro hecho sospechoso es que, pese a que Infotic tuvo problemas en la ejecución de los tres contratos, misteriosamente alguien en la Alcaldía de Ibagué ordenó celebrar contratos sucesivos con Infotic sin realizarse la liquidación anterior respectiva antes de firmar el siguiente, de acuerdo a una fuente del ente acusador.

¿Por qué los escogieron?

Infotic es una compañía con capital mixto y el 51 % de las acciones le pertenecen a Infi-manizales. Precisamente, gracias a esa participación oficial mayoritaria, la Alcaldía de Ibagué montó un convenio exprés para contratar directamente y evadir la licitación pública que exige la ley de contratación estatal en estos casos. Algo muy parecido a lo que ocurrió con el alumbrado navideño del año 2016. (Ver: Continúa la película por el alumbrado navideño: Jaramillo, duro de imputar III)

Este medio de comunicación reveló, en agosto del año 2016, que la entonces secretaria de Tránsito de Ibagué, Maribel López Quintero, montó apresuradamente un proceso para contratar la nueva plataforma tecnológica que administró durante varios años la empresa oficial antioqueña UNE.

Al concluir el contrato con UNE, la señora López salió apresurada a visitar las secretarías de Tránsito del país en donde, casualmente, operaba la empresa Infotic.

De acuerdo con Cristian Barona, la exsecretaria Maribel López y la entonces secretaria Administrativa, Jennifer Parra, viajaron a Manizales, Soacha y Envigado, las ciudades del país en donde Infotic “operaba correctamente”.

Lo que no supo responder es quién invitó a las funcionarias y por qué se interesaron en esta firma. (Ver: Personería abrió 52 indagaciones preliminares contra la Administración Municipal en el 2016)

Sin embargo, Barona finalmente reconoció que el software empleado por Infotic en Ibagué era distinto al utilizado en las ciudades antes mencionadas.

“En Manizales la operación funcionaba porque ellos tenían un sistema diferente y el de aquí era un software que trajo Cristian Barona con su empresa personal”, concluyó una fuente del área de sistemas de la Alcaldía de Ibagué.

Tumbaron a humildes mujeres de Ibagué

Según Cristian Barona, la administración municipal le debe a Infotic $107 millones, razón por la cual no le pagó a una docena de humildes mujeres, la mayoría madres cabeza de familia, que utilizaron en la digitación de información de la Secretaría de Tránsito.

“Ese señor le debe a todo el mundo. A varios nos hizo una jugada para robarnos. Yo necesitaba una certificación laboral para otro trabajo, y él nos dijo que nos daba la certificación si firmábamos un paz y salvo. Yo lo hice porque necesitaba trabajar”, dijo una de las exsubcontratistas de Infotic.

Un año después se acordaron de la ley 80

Después de un año de renovaciones sucesivas del contrato de Infotic, por más de $964 millones, la Alcaldía de Ibagué recordó la existencia de la ley de contratación estatal y procedió a abrir una licitación para escoger un nuevo proveedor.

En septiembre de 2017, la Secretaría de Tránsito Municipal le adjudicó, en un proceso abierto, el contrato al Consorcio Servicios Tecnológicos Ibagué.

El tiempo de ejecución es de 15 meses y el monto superó lo $1.245 millones.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker