Pasar al contenido principal

Fiscal estuvo en dos municipios turísticos del Tolima: observó artesanías, visitó iglesias y repartió abrazos

De la visita del fiscal general Francisco Barbosa no se conoce ninguna información oficial. Solo se filtraron algunas imágenes del alto funcionario captadas por curiosos.
Región
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia
Foto: Cortesía Periodista Indiscreto - Suministradas

Luego de 11 meses en el cargo, el fiscal general Francisco Barbosa hizo esta semana su primera visita oficial al departamento del Tolima. Pero su recorrido fue muy diferente al que han hecho algunos de sus antecesores como Jorge Perdomo y Néstor Humberto Martínez, para citar solo dos casos recientes.

Mientras que los exfiscales Perdomo y Martínez se ‘encerraron’ en el Búnker de la Fiscalía en Ibagué, en donde pasaron al tablero a los fiscales locales para conocer cómo iban las investigaciones más relevantes, Barbosa escogió dos poblaciones turísticas del norte del Tolima para trabajar durante dos días: jueves y viernes.  

El jefe del ente acusador aterrizó en el Aeropuerto José Celestino Mutis de Mariquita, el jueves, a las 10:00 de la mañana. Allí se reunió con el director seccional de la Fiscalía en el Tolima, José Gregorio Sánchez, quien viajó -desde Ibagué- con un grupo de funcionarios para rendirle un informe de lo que ocurre en la regional.

De ese encuentro no hubo ninguna información oficial, tampoco una declaración en video para los medios de comunicación, ni mucho menos un trino en la cuenta oficial de Twitter de la Fiscalía. Algo inusual. (Ver: Lo que dijo el exfiscal Néstor Humberto Martínez cuando vino a Ibagué)

Por lo general, los fiscales o ministros de Estado, al concluir sus reuniones de trabajo en las regiones, suelen informar qué asuntos analizaron y se comprometen con sacar adelante las principales necesidades de la zona que visitaron.  

Pero en este caso, no ocurrió. Del fiscal Francisco Barbosa se conocieron varias fotografías y un video en el que aparece visitando puestos de venta de artesanías, santuarios religiosos -sin tapabocas- y caminando por las calles coloniales de la histórica San Sebastián de Mariquita.    

Después, se desplazó al vecino municipio de Honda, en donde -al parecer- pasó la noche, informaron dos fuentes a EL OLFATO.

Allí, lo vieron caminando en el puente sobre el río Magdalena y almorzó en Puerto Bogotá, corregimiento de Guaduas, Cundinamarca.

“Parecía más un turista o político en campaña. La única diferencia era que tenía muchos hombres armados encargados de su seguridad”, dijo un testigo.

 El alcalde de Mariquita, Juan Carlos Castaño, logró un espacio y pudo saludar al ilustre visitante, y aprovechó para pedirle la construcción de una sede para la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía.

Del sigiloso viaje tampoco se pudo establecer cuántas artesanías compró el fiscal Barbosa. Lo que sí se supo es que le impresionaron unas piezas elaboradas con piedras de río.

“Miren esta belleza de Mariquita, piedra de río”, dijo emocionado el funcionario, mientras exhibía en su mano derecha la artesanía para que la apreciaran los integrantes de su comitiva. 

Mientras tanto, la ciudadanía en el Tolima sigue esperando resultados de la tercera fase del desfalco de los Juegos Deportivos Nacionales de 2015, de la pérdida de recursos del polémico Banco de los Tolimenses (primer mandato de Óscar Barreto), de la corrupción electoral en Ibagué -comicios de 2019-, de la sistemática defraudación en el Ibal, del desvío de recursos a cuentas particulares en la Universidad del Tolima (durante el periodo del exrector José Herman Muñoz) y las irregularidades detectadas en el polémico contrato para el concierto de Carlos Vives, en el último año del mandato de Guillermo Alfonso Jaramillo.  

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker