Pasar al contenido principal

Exjefa jurídica de la Alcaldía de Ibagué perdió en dos instancias tutela en contra de EL OLFATO

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

La exjefa jurídica de la Alcaldía de Ibagué Gladys Gutiérrez Upegui, perdió, en doble instancia, la acción de tutela que interpuso en contra de EL OLFATO, tras la publicación del artículo: “Las conversaciones secretas de ‘El chatarrero’ y Gladys Gutiérrez”’, en el que se dejó al descubierto la aparente cercanía entre la exservidora pública y Jorge Alexander Pérez, uno de los excontratistas detenidos por el desfalco de los Juegos Deportivos Nacionales de 2015.

La exfuncionaria, en retaliación por la revelación hecha por este medio de comunicación, emprendió acciones legales en contra del director de EL OLFATO, Luis Eduardo González, autor del artículo.

El pasado mes de mayo presentó una acción de tutela en la que solicitó rectificar el titular y el contenido del informe porque supuestamente se habían “vulnerado los derechos fundamentales al buen nombre, a la honra y a la dignidad”.

El Juzgado Segundo Laboral del Circuito de Ibagué negó la acción de tutela por considerar improcedente el amparo constitucional a los derechos invocados por la accionante, ya que ésta, (Gutiérrez) no negó las conversaciones sostenidas con el señor Jorge Alexander Pérez y que su inconformidad se fundamenta en el titular, al dársele el calificativo de “conversaciones secretas”.

Además, el juez revisó detalladamente cada uno de los soportes documentales y las entrevistas que hacían parte del artículo periodístico, así como la respuesta presentada ante su despacho por el equipo jurídico de EL OLFATO, y encontró que todo lo publicado es cierto.

“La información publicada por EL OLFATO fue completa, veraz e imparcial, y por lo mismo, compatible con el ejercicio adecuado del derecho a la información, al punto que otros medios de comunicación divulgaron similar información”, resaltó el juez de primera instancia.

Ante el revés jurídico, la exfuncionaria impugnó el fallo y argumentó que la acción de tutela era procedente pues requería un pronunciamiento de fondo para resolver si el medio de comunicación se sujetó a los deberes mínimos de veracidad, imparcialidad y responsabilidad. El Tribunal Superior de Ibagué confirmó en segunda instancia la decisión del Juzgado Segundo Laboral del Circuito y reiteró que el informe periodístico “no corresponde a una información falsa, errada o inexacta”.

Asimismo, señaló que las conversaciones “no fueron negadas por la promotora de la acción constitucional, sino que, por el contrario, reconoció haber participado en ellas, incluso a través de mensajes por la red social de WhatsApp, en razón al arrendamiento de un apartamento de su propiedad en la ciudad de Bogotá”.

“Encuentra la Sala que la expresión ‘Conversaciones secretas’, usada por el medio virtual accionado, denota que éste consideraba que las conversaciones (…) escapaban a la órbita de lo público, del conocimiento de los demás; que eran de carácter reservado. En tal entorno, no encuentra esta Corporación que lo afirmado sea tendencioso o mal intencionado, máxime cuando es la misma ciudadana quien afirma que sí había sostenido charlas con la persona de mote antes dicho”, concluyó el fallo, que tuvo como ponente al magistrado Carlos Orlando Velásquez Murcia.

Lo que incomodó a Gladys Gutiérrez

El informe periodístico dio a conocer que ‘El chatarrero’, en el momento de su captura en septiembre de 2017, buscó como abogada de confianza a la señora Gutiérrez, pero ella no aceptó, sino que le recomendó a uno de sus mejores amigos para que lo representara en las audiencias de legalización de captura e imputación de cargos. Además, hubo una comunicación tan personal entre los dos que Gladys Gutiérrez hasta le ofreció en alquiler un apartamento suyo, ubicado en el exclusivo barrio El Chicó, en Bogotá, y enviaba al chat de WhatsApp de Pérez las noticias que tenían relación con el desfalco de los Juegos Deportivos Nacionales de 2015.

Estos diálogos, de los que nadie tenía conocimiento, quedaron al descubierto luego que la Fiscalía General de la Nación interceptara la línea telefónica de Jorge Alexander Pérez, semanas antes de su detención en la capital del país. (Ver: Alcaldía de Ibagué no sabía de la relación entre Gladys Gutiérrez y ‘El chatarrero’: Abogado Rodolfo Salas)

Este hecho fue denunciado ante el Consejo Superior de la Judicatura, instancia que determinará si la abogada habría incurrido en alguna falta ética por mantener estas conversaciones con una persona que era investigada en ese momento por las autoridades por el desfalco de los Juegos Deportivos Nacionales, un proceso en el que ella tuvo mucha injerencia toda vez que fue la representante legal de la Alcaldía de Ibagué, entre enero de 2016 y junio de 2017.

El acoso judicial de Gladys Gutiérrez y ‘El chatarrero’

La experimentada abogada Gladys Gutiérrez acudió a la acción de tutela sabiendo que todo lo divulgado es cierto. Al parecer, su propósito era acosar judicialmente al medio de comunicación. Esa es una vieja estrategia que utilizan personajes cuestionados para intentar intimidar a los periodistas con acciones de tutela o denuncias por injuria y calumnia.

En el pasado, el mismo Jorge Alexander Pérez Torres, el excontratista cercano a Gladys Gutiérrez, también interpuso una acción de tutela en contra de EL OLFATO porque revelamos su pasado como comprador de chatarra en Bogotá.

Tras ese informe, divulgado en el primer trimestre de 2015, Pérez fue conocido en la ciudad como ‘El chatarrero’. (Ver: Las declaraciones que tienen en líos a Gladys Gutiérrez, la exdirectora jurídica de la Alcaldía de Ibagué)

El juez Jesús Humberto García determinó en ese momento que no se incurrió en ninguna falta al revelar cuáles eran las actividades económicas realizadas por el polémico contratista de la Unidad Deportiva de la calle 42. Además, sus contratos aparecen publicados en el portal de contratación del Estado, como lo demostró esta redacción.

“No puede determinarse a un periodista o medio de comunicación, difunda una noticia en una u otra forma o que corrija el contenido de la misma, más cuando dicha información es tomada, entre otras, de una fuente como el portal de información de la Presidencia de la República, cuya información está amparada por el principio de legalidad y acierto; por lo cual, la orden de eliminación del nombre de Jorge Alexander Pérez Torres, como también de la expresión de ‘El chatarrero’, no es procedente”; señala el fallo.

Y en la cadena de tutelas que han resultado favorables para este medio de comunicación, también aparece una que perdieron recientemente el alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, y su gerente del Ibal, Alberto Girón. Los dos servidores públicos pretendían que EL OLFATO rectificara una columna de opinión del columnista Eduardo Bejarano sobre las presuntas irregularidades del acueducto alterno de Ibagué.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker