Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Exalcalde de Alvarado continuará en la cárcel por presuntos delitos de corrupción

El exmandatario hace parte del grupo político del exsenador liberal Mauricio Jaramillo y en el momento de su captura, el 13 de agosto de 2018, ocupaba un alto cargo en la Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima.
Justicia
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia
Foto: Archivo particular

El exalcalde liberal del municipio de Alvarado Yesid Fernando Torres Ramos tendrá que continuar detenido en la cárcel de Picaleña, en Ibagué, por los presuntos hechos de corrupción que habría permitido durante su periodo como mandatario municipal, entre los años 2012 -2015.

El Juez Octavo Penal con función de garantías avaló la solicitud que hizo la Fiscalía 38 seccional de la unidad de delitos contra la Administración Pública de prorrogar la medida de aseguramiento en contra del cuestionado exmandatario, debido a que está siendo procesado por serios hechos de corrupción y que, además, se probó que es un peligro para la sociedad y para el mismo proceso. (Ver: Exalcalde de Alvarado, enviado a la cárcel por caso de corrupción en 12 contratos​)

Torres Ramos fue capturado hace un año y, como aún no ha iniciado la etapa de juicio, el ente acusador tuvo que sustentar ante el Juez que la detención intramural debía mantenerse porque, entre otras cosas, hay evidencias que indican que el capturado intentó manipular el testimonio de uno de los testigos que declaran en su contra.

El exalcalde de Alvarado hace parte del grupo político del exsenador liberal Mauricio Jaramillo y en el momento de su captura, el 13 de agosto de 2018, ocupaba un alto cargo en la Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima.

La investigación tuvo su origen en la denuncia de un ingeniero, a quien le habrían falsificado la firma en 12 contratos de obras en Alvarado, durante la administración de Torres Ramos.

Fuentes del Palacio de Justicia han notado con sorpresa que el procesado político liberal cuenta con un costoso equipo jurídico, que difilmente podría pagar un mandatario de un municipio con las características de Alvarado.