Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Estos son tres de los platos colombianos más representativos en la época decembrina

En Colombia se preparan gran diversidad de platos durante esta época y, si bien el menú cambia en cada región, hay 3 preparaciones que se han extendido por casi todo el país y siempre nos acompañan durante esta época.
Redes Sociales
Autor: Sebastián Rivadeneira
Autor:
Sebastián Rivadeneira
Foto: Suministrada

Diciembre es sinónimo de tradición, unión familiar, alegría, festejo y comida, sobre todo comida.

En Colombia se preparan gran diversidad de platos durante esta época y, si bien el menú cambia en cada región, hay 3 preparaciones que se han extendido por casi todo el país y siempre nos acompañan durante esta época.

Buñuelos

Técnicamente, un buñuelo es una masa frita que en algunos países se prepara con harina de trigo, e incluso se baña en almíbar.

En nuestro país, los buñuelos se hacen siempre con una masa de almidón de maíz y queso costeño, por lo que suelen ser ligeramente salados.

La mayoría de los colombianos coinciden en que lo mejor del buñuelo es la corteza, que debe ser dorado y crocante. Para lograr el buñuelo perfecto, la temperatura del aceite no debe ser muy alta, sólo así quedan redondos y esponjosos, como debe ser.

Natilla

Las natillas son una preparación tradicional española que consiste en una crema espesada con huevos, pero en Colombia se espesa con almidón de maíz y se endulza con panela.

Suena fácil, pero originalmente no lo era tanto: hay muchas historias de familias numerosas que se reunían a preparar su “natillada” en la que los más enérgicos se turnaban para moler el maíz y posteriormente para “mecer” la mezcla al fuego, de modo que se fuera espesando lentamente sin que se quemara el fondo de la olla ni se formaran grumos.

En la actualidad, las premezclas de almidón de maíz instantáneo (algunas incluso con sabores novedosos) han hecho que la natilla sea probablemente, la preparación navideña más fácil de hacer.

Tamales

En cada región del país cambian el nombre y los ingredientes, pero el concepto es el mismo: un manjar envuelto en hojas y cocido al vapor.

Estos alimentos producen gran placer al abrir las hojas, aspirar el aroma que emanan y explorar su esponjoso contenido.

Los hay de masa de arroz, de maíz o de choclo; algunos rellenos de carne y guiso, inclusive unos dulces. Se pueden envolver en hojas de plátano, de bijao o en el amero de la mazorca.

Son una especialidad propia de estas épocas principalmente porque siempre se preparan en gran cantidad de modo que todos los convidados queden satisfechos.

Definitivamente es la comida uno de los elementos que más nos entusiasman en estas épocas, nos traen recuerdos y nos motivan a trabajar juntos para lograr un resultado delicioso. Algunas tradiciones cambian, pero lo que no cambia es el apetito y la alegría de compartir.

*Con información de Radio Nacional.