Pasar al contenido principal

Estos son los cuidados especiales que deberán tener las personas con hemofilia durante la pandemia del COVID-19

Las personas con hemofilia y otras enfermedades con tratamientos especiales son mucho más vulnerables a los síntomas del COVID-19.
Salud
Autor: Sebastián Rivadeneira
Autor:
Sebastián Rivadeneira
Foto: Suministrada

Las personas con hemofilia usualmente sufren de sangrados incontrolables por heridas, a simple vista inofensivas, al igual que hemorragias internas en articulaciones, músculos y órganos que pueden causar dolores extremos e incluso resultar fatales.

En Colombia, este trastorno de la coagulación de la sangre lo sufren más de 2.000 pacientes, según cifras de la Federación Mundial de Hemofilia.

Este grupo de pacientes, quienes requieren de un estricto tratamiento y control, es uno de los focos de atención frente a la situación actual del COVID-19. Por esto, resulta importante conocer los cuidados especiales que necesitan para prevenir su contagio y eventual tratamiento en caso de adquirirlo.

Poco conocemos del coronavirus y su rápida propagación. Lo cierto es que este virus tiende a manifestarse mucho más fuerte en personas que presentan comorbilidades”, explica la doctora Claudia Agudelo, hematóloga de la Universidad Nacional de Colombia.

La experta llama la atención, además, sobre la importancia de cumplir de manera estricta los protocolos que hace la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la actual situación de pandemia.

Estas reglas sanitarias no solo aplican para el paciente. Toda su familia o compañeros de hogar deben adoptarlas para evitar contagios que pongan en riesgo la salud de ellos”, afirma Agudelo.

A continuación, la experta comparte cuidados adicionales que pacientes con hemofilia deben implementar en la situación actual:

  • No cambie o modifique el tratamiento recomendado por los médicos. 
  • Compre las medicinas y dotaciones necesarias y por antelación para cumplir con la cuarentena y no salir de casa. Esta medida no significa que exista escasez del producto de tratamiento, simplemente es una alternativa que se recomienda para evitar la exposición de manera innecesaria.
  • No inicie la práctica de nuevas actividades físicas. Si tiene una rutina establecida, sígala y no haga cambios sin consultar con un experto. Los cambios de ejercicios, como pesas o similares podrían generar sangrados y obligarlo a ir a un centro médico, lo que hace exponerlo al contagio del COVID-19. 
  • Si se encuentra en un tratamiento experimental, consulte con su médico como se harán la toma de muestras de sangre. En lo posible llegue a un acuerdo de visita domiciliaria. Adicionalmente, mantenga las recomendaciones para la comunidad en general.
  • Acójase y fomente el aislamiento social: evite salir de su casa a menos que sea estrictamente necesario, evite aglomeraciones, filas, contacto con grupos de personas (así luzcan sanas y sin síntomas). No esté en contacto con nadie que tenga síntomas respiratorios (o su familia).
  • Lave sus manos de manera regular con agua y jabón durante por lo menos 20 segundos. Si no tiene disponibilidad para hacerlo, utilice gel antibacterial que contenga por lo menos 70 % de alcohol.
  • Lave sus manos o use gel luego de tocar superficies en sitios públicos, antes de comer o beber y después de usar el baño. Límpiese la nariz al toser.
  • Evite tocarse ojos, nariz y boca, especialmente cuando esté en la calle o esté cerca de objetos y personas que hayan estado en el exterior.
  • Limpie de manera regular las superficies con las que está en contacto (mesas, escritorios, interruptores de luz, teléfonos celulares).
  • Si tiene tos, tosa utilizando un pañuelo (el cual debe desechar luego de hacerlo) o su codo para cubrir su boca/nariz.

* Con información de Abbott.

© 2020 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker