Pasar al contenido principal

Este fin de semana inicia el plan piloto de bares en Ibagué

Serán pocos los establecimientos autorizados y la rumba debe ser sin desorden: se prohíbe el lanzamiento de papeletas, espuma, confeti, agua y otros elementos o sustancias que puedan convertirse en fuente de contagio.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Foto: Alcaldía de Ibagué

El Ministerio del Interior autorizó la reapertura gradual de bares en Ibagué. La secretaria de Desarrollo Económico, Diana Segura, precisó que, como se trata de un programa piloto, solo podrán operar los establecimientos que han implementado los protocolos de bioseguridad exigidos por las autoridades sanitarias para prevenir el COVID-19.

Segura explicó que este viernes la Secretaría de Salud Municipal informará cuáles bares tienen el visto bueno para abrir y, posteriormente, la Oficina Jurídica de la Alcaldía de Ibagué elaborará el decreto con las exigencias, los horarios y las responsabilidades que deben cumplir los propietarios de estos negocios, sus empleados y los clientes.

El pasado 7 de septiembre, el Ministerio de Salud dio a conocer el protocolo que deben implementar los bares en el país y estas son algunas de las condiciones de la nueva rumba.

Dentro de las medidas de adecuación se establece el instalar un punto de control en la entrada del establecimiento para hacer registro de ingreso de clientes, así como toma de temperatura, autodeclaración de estado de salud, verificación del uso correcto de tapabocas y la realización de la desinfección de manos.

Además, es importante garantizar la circulación natural del aire para disminuir el riesgo de propagación, así como el distanciamiento físico de dos metros entre personas en las barras en caso de que aplique y entre mesas o grupos de personas.

En lo posible, se deberá habilitar una puerta de ingreso y otra de salida con el fin de controlar el flujo y circulación de personas. Igualmente, se prohíbe el uso de cualquier tipo de decoración para ocasiones especiales.

Es importante e indispensable que al personal se le suministre elementos de protección personal y asegurar que cumpla con pausas activas para lavado de manos o uso de desinfectante, en especial después de cualquier contacto con algún cliente o elemento.

Igualmente, se debe instar a los clientes a cumplir con esta medida de autocuidado, después de toser o estornudar, de haber tenido contacto con dinero y antes y después de comer.

Los establecimientos deben establecer un protocolo de desinfección y limpieza específico para las áreas de cocina y puntos de contacto, como la barra, manijas de puertas, caja, ascensores; asimismo, se deben hacer permanentes recolecciones de residuos sólidos y desinfecciones de las mesas y sillas cada vez que sean utilizadas.

El protocolo contiene también que se debe eliminar el uso de cartas o menús en físico, servir en platos o vasos individuales los productos que sean para compartir, así como informar a los clientes sobre la prohibición de compartir comidas, bebidas, tragos, cigarrillos y narguilas.

Es importante también desinfectar las botellas de licor antes de ser entregadas a los clientes y poner a disposición los elementos necesarios para su consumo individual.

En el lineamiento también se contiene la prohibición de baile en el interior del establecimiento y en las áreas que tenga habilitadas para prestar este servicio.

Las pistas de baile deberán ser utilizadas para la adecuación de mesas y debe haber un distanciamiento de dos metros entre persona y persona en las barras y las mesas o grupos.

También se prohíbe el lanzamiento de papeletas, espuma, confeti, agua y otros elementos o sustancias que puedan convertirse en fuente de contagio y compartir elementos como los micrófonos.

En el protocolo también se contemplan medidas para el usuario, el personal que trabaja en el establecimiento, el manejo de situaciones de riesgo, elementos de protección personal y dotación, y la coordinación con las ARL.

© 2020 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker