Pasar al contenido principal
Exclusivo

Este es el documento falso con el que Jaramillo pretendió defenderse en el juicio del Alumbrado Navideño

El funcionario que aparece firmando el acta confesó que fue suplantado y ya rindió su primera declaración ante la Fiscalía.
Investigación
Autor: Unidad Investigativa
Autor:
Unidad Investigativa
Foto: EL OLFATO

El proceso penal que enfrenta el alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, por el escándalo del Alumbrado Navideño del año 2016, tomó un giro inesperado. (Fiscalía compulsa copias para que se investigue posible falsificación de documento en el marco del convenio de alumbrado navideño en 2016)

Jaramillo está ad portas de enfrentar un juicio por el presunto delito de contrato sin cumplimiento de los requisitos legales, tras celebrar un cuestionado convenio con la Corporación Festival Folclórico Colombiano para la iluminación navideña de hace tres años. (Sin la presencia del alcalde Jaramillo, juez adelantó audiencia preparatoria dentro del juicio por el Alumbrado Navideño de 2016)

El negocio se pactó por $1.691’199.814 y buena parte de estos recursos terminaron en los bolsillos de los integrantes de una familia de contratistas bogotanos, quienes fueron subcontratados -a dedo- por la Corporación.

Pero ahora, la Fiscalía abrirá una nueva línea de investigación tras descubrir que desde la Alcaldía de Ibagué salió un documento oficial falso con el que pretendieron defender al mandatario en el juicio.

El sorpresivo hallazgo provocó la apertura de un nuevo proceso penal para descubrir quiénes fueron los responsables de falsificar y aportar una supuesta acta modificatoria al contrato de la Corporación Festival Folclórico, documento que favorecía a Guillermo Alfonso Jaramillo y con el que buscaban engañar al juez del caso. 

¿Qué decía la supuesta acta modificatoria?

EL OLFATO tuvo acceso al documento oficial falso, fechado el 11 de noviembre del año 2016, y con el que supuestamente se hacía una modificación al convenio 1918, suscrito con la Corporación Festival Folclórico para el Alumbrado Navideño.

Supuestamente, dicha acta permitía que la Corporación subcontratara a un tercero para que cumpliera con sus obligaciones, debido a la falta de experiencia que tenía en la ejecución de este tipo de actividades.

Este requisito quedó estipulado en la cláusula décimo novena del contrato. Allí se determinó que esa autorización debía consignarse en un acta y esto, al parecer, no ocurrió.

Como ya es por todos conocido, la Corporación Festival tercerizó todo con unos contratistas bogotanos recomendados, al parecer, por una influyente funcionaria de la Alcaldía de Ibagué, sin tener autorización para ello.

Cadena de inconsistencias

El primer hecho sospechoso detectado por la Fiscalía General de la Nación es que el contrato y el acta se firmaron el mismo día, es decir, el 11 de noviembre de 2016.    

Si eso ocurrió el mismo día, surge un interrogante: ¿Por qué la cláusula décimo novena no definió que la Corporación sí podía tercerizar sus obligaciones y fue necesario hacer un acta aclaratoria?

Además, ese documento no tiene el logotipo de la Alcaldía de Ibagué ni aparece el nombre del funcionario que supuestamente lo elaboró, como ocurre en los documentos oficiales.

Tampoco aparece la firma de aprobación de Lyda Niyireh Osma, quien en esa época se desempeñaba como Directora del Grupo de Contratación. Esta redacción contactó a esta exfuncionaria para conocer su versión de los hechos, pero prefirió guardar silencio.

Exsecretario de Cultura encargado confesó que le falsificaron la firma

La prueba irrefutable de la falsedad de este documento es el testimonio de Basilio Alexander Vicéns Murillo, quien actuaba por esos días como Secretario de Cultura de Ibagué en calidad de encargado.

Este funcionario ya rindió una primera declaración ante la Fiscalía y aseguró que él no firmó esa acta y que alguien lo suplantó, al parecer, en la misma Alcaldía de Ibagué.

Vicéns Murillo señaló que no tenía “ni la menor idea de esa acta, y no tiene lógica porque si se hizo el mismo día, ese requisito debió quedar consignado en el mismo convenio y no en un acta. “¡Yo como voy a firmar un acta el mismo día que se suscribió el contrato!”, señaló.

Asimismo, expresó que él es Administrador Turístico y Hotelero y no firmaba nada que no tuviera la firma de aprobación de los abogados, como se observa en el acta falsa.

La Fiscalía 38 de la unidad de Administración Pública solicitó, de oficio, investigar el presunto delito de destrucción, supresión, ocultamiento de documento público en concurso con falsedad ideológica en documento público, en averiguación de responsable.

Diseño y desarrollo web por Micoworker
© 2020 All reserved rights.