Pasar al contenido principal

Estadio Manuel Murillo Toro, el único escenario que estará listo para los Juegos Nacionales

Investigación
Autor:
Autor:

El único escenario que parece que estará listo para la inauguración de los Juegos Deportivos Nacionales en Ibagué, el próximo siete de noviembre, es el estadio Manuel Murillo Toro que fue sometido a un proceso de remodelación y adaptación a las normas internacionales definidas por la FIFA.

El avance de las obras supera el 75 por ciento y en la parte final de la intervención solo resta la terminación de la nueva gradería del sector de occidental, que va encima del túnel FIFA que se construyó, terminar de enchapar los camerinos e instalar las 10 mil sillas que irán en las tribunas occidental y oriental.

Mario Espitia, representante legal de la Unión Temporal Murillo Toro, aseguró que antes de finalizar el mes de octubre entregará remodelado el estadio de Ibagué, que servirá de sede para la inauguración del certamen deportivo.

El contrato del Estadio Manuel Murillo Toro, de $13 mil 308 millones, se lo ganó una unión temporal colombiana integrada por las empresas M&A Proyectos, Río Arquitectura e Ingeniería y Construsar.

Los otros dos proyectos, Parque Deportivo y Unidad Deportiva de la 42, se los entregaron a dos megaconsorcios colombo-españoles que cumplieron con los requisitos establecidos en las licitaciones que estructuró el abogado Orlando Arciniegas. Estos contratistas se quedaron con más de $120 mil millones y hoy tienen al país expectante porque nadie sabe a ciencia cierta si terminarán la totalidad de las obras en los 31 días que tienen para que se cumpla el plazo otorgado por Coldepotes.

“Ya entramos en la parte final del proyecto”

El ingeniero Espitia dijo que han cumplido el cronograma y que en octubre ultimarán detalles del remodelado estadio Manuel Murillo Toro. “Ya fundimos las placas de la gradería de occidental y estamos instalando las sillas que irán solo en las tribunas de oriental y occidental, por decisión de la Alcaldía”.

Sí. Las tribunas norte y sur no tendrán silletería, al parecer, porque el presupuesto no alcanzó. La capacidad del estadio pasó de 32  mil a 28 mil aficionados con la instalación de las sillas.

Otro cambio que tendrá el escenario deportivo es que se retiraron las mallas que separaban las tribunas de la cancha. “Los aficionados podrán ver mejor y tendrán que aprender a comportarse como los hinchas en otras partes del país y del mundo, donde respetan la cancha y el espectáculo”, expresó el contratista.

Dentro de la remodelación también se tuvo en cuenta a la población con movilidad reducida. Se acondicionaron accesos especiales para que estas personas tengan acceso fácil y seguro.

Las cabinas de transmisión para los medios de comunicación tuvieron unas reparaciones y un embellecimiento, para que los “periodistas deportivos tengan un sitio de trabajo digno. Realmente esa zona estaba acabada pero no le podíamos invertir muchos recursos porque más adelante está contemplado tumbarlas y hacer unas nuevas”, precisó.

También se eliminará la pista atlética. “Por recomendación de la FIFA, se habilitará una zona de descanso o calentamiento, que se hará en una grama sintética”, explicó.

Solicitarán adición

La iluminación del estadio Manuel Murillo Toro, un punto fundamental para las transmisiones de televisión, no quedó incluido en el contrato y debe solucionarse. En eso están de acuerdo tanto la Alcaldía de Ibagué como la firma contratistas.

El escenario deportivo debe aumentar el número de luminarias y nivelar las torres que están ubicadas en los costados oriental y occidental.

“El estadio tiene 650 lúmenes y las luminarias o postes tienen una altura 24 metros en occidental y 44 metros en oriental. Hay que subir 20 metros la iluminación de occidental y aumentar la cantidad de bombillas a 900 o 950 lúmenes”, manifestó el ingeniero.

Estas obras adicionales tendrían un costo de $1.000 y $1.100 millones. “Eso equivale al 9% del total contrato, y nosotros hemos hecho las cosas bien. La cuidad ha visto cómo hemos cumplido. Además, el tema de la iluminación se necesita y creemos que podemos acceder a esta adición”, subrayó.

“Las empresas colombianas cumplen”

Espitia finalmente anotó que ha sido satisfactorio demostrar que las empresas colombianas hacen las cosas bien y cumplen con los plazos definidos en los contratos, situación que no ocurrió con los megaconsorcios colombo-españoles.

“Somos tres empresas colombianas y aquí está nuestro futuro, este es nuestro patrimonio familiar. Nos gusta dejar obras de calidad porque es nuestra carta de presentación”, remató el contratista del estadio Manuel Murillo Toro.

 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker