Pasar al contenido principal

Esta es la historia de Simonne Aldana, la nadadora tolimense con síndrome de Down

A sus 25 años, Simonne sigue siendo una niña dulce y tierna, y a la vez muy aterrizada y disciplinada en su deporte.
Historias
Autor: Sebastián Rivadeneira
Autor:
Sebastián Rivadeneira

Simonne Isabella Aldana León, llegó al mundo un miércoles 29 de diciembre de 1993; nació en la antigua Clínica del Seguro Social de El Limonar de 7 meses y medio, por tanto, debió estar durante tres semanas en incubadora. Pero allí, a su lado, siempre estuvieron Patricia León y Jorge Eliécer Aldana, sus padres.

A los pocos días de su nacimiento, un pediatra se acercó a ellos y de manera tajante y ordinaria le indicó a la familia que su pequeña “tenía los rasgos de una niña mongólica”, haciendo referencia a que la recién nacida tenía características propias de una persona con síndrome de Down, y que por esto “iban a sufrir mucho en la vida, porque ella se iba a tardar mucho en caminar y en controlar esfínteres”.

Por tal motivo, para doña Patricia no fue fácil asimilar la situación en su momento, pero con el apoyo y amor de don Jorge, pudieron salir adelante, juntos y unidos como una familia. Es así como al año y seis meses, Simonne inició con sus terapias de lenguaje, ocupacional y física en ‘Proser’; donde las terapeutas le recomendaron a la familia Aldana León, matricular a la niña en un colegio de la ciudad, para que recibiera educación regular y pudiera desarrollar aún más sus cualidades y capacidades.

Al poco tiempo y con mucho esfuerzo Simonne aprendió a leer, pero se le dificultaron algunas cosas cuando algunos de sus compañeros empezaron a hacerle bullying por su condición, y es ahí, cuando ella se aburrió del colegio y sus padres decidieron retirarla. Pero gracias a recomendaciones de conocidos, en junio del 2007, la niña ingresó al mundo de la natación.

Y a partir de aquí, la vida de la pequeña Simonne y la de la familia Aldana León cambió por completo. Actualmente tiene 25 años y es una destacada y respetada deportista del Tolima, especialmente en los Juegos Paranacionales, donde se ha alzado con una medalla de bronce en 2012, una de oro en combinado y una de plata en pecho en 2015, y en el 2019 obtuvo la presea dorada en la prueba de 100 metros pecho y la de plata en la categoría de 100 metros mariposa.

Pero estos logros no son individuales, han sido el resultado de un trabajo integral y en familia, ya que doña Patricia decidió renunciar a su trabajo como cajera para dedicarse de tiempo completo a la profesión de su hija; mientras que don Jorge, siempre está presto a solventar económicamente en todo a su ‘Muñeca’, como él le dice de cariño, y a transportarla cada vez que sea necesario a algún entrenamiento que tenga.

Asimismo, su familia y ella agradecen a Indeportes Tolima por estar presente y apoyar su carrera deportiva con todo lo necesario para una atleta de alto rendimiento como lo es Simonne. Por su parte, el gerente de la entidad, Álvaro Sandoval, destaca las habilidades de esta deportista y afirma que a Aldana se le ha apoyado en buena medida a su formación como nadadora.

“Se envió con el Sistema de Discapacidad Física en Brasil, donde le garantizamos nosotros a ella toda la concentración en el centro más importante, inclusive a nivel de natación Paralímpica”, sostuvo.

Quien acotó también que la proyección es cumplir todos los requisitos para poder enviar a Simonne a representar a Colombia en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

A su vez, doña Patricia afirma que dicho entrenamiento en el País Carioca, fue muy duro, extenuante pero muy gratificante, porque ella asistía al gimnasio tres veces al día y en la mañana y tarde hacía natación en una piscina de 12 metros; pero que gracias a esto fue que pudo obtener tan buen resultado en los Paranacionales de este año.

“Cada vez que recuerdo esa competencia de Simonne en Cartagena lloro mucho, porque recuerdo todos los inconvenientes que tuvimos antes de esa competencia”, sostuvo la señora.

Quien también afirma que, aunque aún hay personas ignorantes que miran feo a la niña o se corren de ella como si la enfermedad se les fuera a pegar, ya eso no le preocupa porque de un tiempo para acá, es más la gente que mira con orgullo y respeto a su ‘Muñeca’.

De igual manera, la familia Aldana León indican que, ella sigue siendo una niña espontánea, amorosa y llena de inocencia, la definen como una persona que “no percibe la maldad o el peligro”, pero a la vez aseguran que es muy aterrizada y en las competencias la tiene clara y sabe cuál es su objetivo, ganar siempre; por tanto, es muy disciplinada y le disgusta faltar a sus entrenamientos.

Asimismo, le envían un mensaje claro y contundente a aquellas familias que en este momento reciben la noticia, que hace 25 años recibieron ellos: “Si les dicen que su hijo tiene Down, puede que al principio sea muy duro, entonces el consejo es que se unan mucho más como familia, tener mucho amor para dar y recibir, comprensión, paciencia y apoyen a sus hijos en todo”.

Diseño y desarrollo web por Micoworker
© 2020 All reserved rights.