Pasar al contenido principal

“Menos tetas, más metas”: el mensaje de la actriz Angeline Moncayo, luego de su odisea por implantes mamarios

La actriz colombiana tiene la enfermedad de implante mamario. Espera que la emergencia por el COVID-19 pase para que pueda practicarse la explantación.
Especiales
Autor: Ruddy Díaz
Autor:
Ruddy Díaz

Angeline Moncayo actriz caleña reconocida por sus interpretaciones en novelas como Betty la fea, Flor salvaje y Más sabe el diablo relató en EL OLFATO el drama que padece por culpa de los implantes.

En su residencia de Miami y con la compañía de su hija de un año y su esposo español, contó su odisea con las cirugías plásticas. Su historia ha tomado fuerza en redes sociales, luego que publicara el documental 'Tetas Grandes'. 

Moncayo decidió operarse los senos a los 18, porque desde que tiene uso de razón quiso ser actriz y creció con el concepto de que las mujeres que aparecían en la televisión solo podían ser delgadas, voluptuosas y perfectas.

Creces con la obligación de verte atractiva, todos tenemos bellezas diferentes. La sociedad te dibuja esa línea”, expresó. Su operación, más que ayudarle a resaltar su belleza, llenaba sus inseguridades.

Un día, cuando estaba en Bogotá lista para un casting se dio cuenta que admitían a modelos sin experiencia laboral, pero con una belleza notable a simple vista. Se preguntó: ¿tengo que cambiar mis talleres de actuación por una sala de cirugía?

La repuesta en ese momento, era obvia para ella. Se realizó la cirugía y luego de cinco años empezó a sentir que algo no iba bien su cuerpo. “Los síntomas no tenían que ver uno con el otro”.

Decidió retirarse los implantes mamarios PYP y ponerse unos texturizados de la marca Allegan, los cuales causan un tipo de cáncer relacionado con el sistema linfático.

Con nuevos implantes la mujer continuó actuando, pero los dolores seguían apareciendo. Le descubrieron el Síndrome de Hashimoto, conocido por ser una tiroiditis crónica.  

Tres años después de su segunda operación empezó a dejar de hacer ejercicio, aparecieron alergias fuertes en su cuerpo y gripas difíciles de controlar. “Yo venía diciendo que había algo que no estaba bien en mi sistema inmune”, aseguró.

Consultó todo tipo de especialistas: fisioterapeutas, neurólogos, ginecólogos, entre otros. “Cuando se daban cuenta de la tiroides, casi que siempre te envían a echarle la culpa a esa enfermedad”.

“La respuesta era la misma, excepto un problema en la columna que me empezó muy fuerte”. Dicho problema ocasionó que la mujer fuera operada

“Yo llegué a la conclusión que eran los implantes”

Desesperada por no encontrar cura a sus dolores y agobiada por no alzar a su hija, Moncayo decidió en el año 2019 hablar por sus redes sociales del postpardo. Narró su sintomatología e inmediatamente varias mujeres le escribieron que revisara la enfermedad de implante mamario.

“Vi un par de videos, con el primero empecé a llorar, era como si yo estuviera describiendo lo que me pasaba. Yo era la descripción de eso que estaban poniendo ahí”. Investigó sobre el tema y descubrió que la respuesta a sus dolores era una enfermedad causada por sus implantes mamarios.

Moncayo denuncia efectos de la cirugía plástica

La colombiana relató que después de una exhaustiva búsqueda descubrió que la silicona tiene metales pesados. “Hay millones de mujeres que todavía no saben que los implantes les hace daño”.

Recalcó que esta es una industria billonaria y que muchos médicos ni siquiera saben cuál es el proceso en estos casos. “Sería bonito decirle a un ente como el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) conozca lo que está pasando”.  

Además, insistió en el elevado costo para retirar los implantes. La cirugía puede costar entre $10 y $ 17 millones. A esto, se le suma los postoperatorios y los implementos de cuidado personal.  

Lo que viene para la actriz

La caleña espera que la emergencia por la COVID-19 pase, para poder viajar a Colombia y practicarse la explantación en bloque, es decir, retirar los implantes.” Me los tengo que sacar del cuerpo y del espíritu”, precisó.

Además, le contó al EL OLFATO que cuando la cirugía sea practicada, realizará la segunda parte de su documental. Mientras tanto, adelanta una campaña denominada ‘Menos tetas, Más Metas’ y empieza una nueva faceta en la radio con un podcast sobre temas polémicos y educativos.

“Voy a poner todo de mí, para que mi hija sea una niña que crezca con una gran cabeza y un gran corazón.  Que se mire al espejo y diga que es una gran mujer”, concluyó.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker