Pasar al contenido principal

El triste final de Fibratolima

Ibagué
Autor:
Autor:

La compañía antioqueña Fabricato, que desde el año 2005 tiene el control de Fibratolima, decidió cerrar la planta ubicada en la vía al aeropuerto Perales de Ibagué a partir del 31 de octubre próximo y despedir a cerca de 350 empleados. La maquinaria será trasladada a Medellín.
 
La revelación la hizo el director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Ibagué y presidente del Comité de Gremios del Tolima, Silverio Gómez, quien expresó su preocupación por el impacto social que tendrá el cierre de la legendaria Fibratolima.
 
“Estamos hablando de un golpe económico para por lo menos 2.500 a 3.000 mil personas que derivan su sustento de los empleos de Fibratolima”, sostuvo Gómez.
 
Ante este difícil panorama para la región, la Cámara de Comercio de Ibagué le dirigió una comunicación a las directivas de Fabricato en Medellín en la que les piden reconsiderar el cierre de la planta de Fibratolima y adoptar un plan de contingencia que garantice los puestos de trabajo en el Tolima. 
 
Por su parte, el director del Clúster Textil Confección del Tolima, Julio César Mendoza, dijo que desde el año pasado Fabricato ha venido despidiendo gradualmente personal, porque en diciembre de 2013 tenían por lo menos 700 operarios y hoy operan con la mitad del personal.
 
 “Fabricato no le cumple a la región, deja aún más grande el problema del desempleo, esa es nuestra tristeza y preocupación, que se haya acabado el empleo operativo que esta fábrica generaba”, aseguró Mendoza.


 

La historia de Fibratolima

Después de la tragedia de Armero, en noviembre de 1985, el Gobierno Nacional expidió la ley 44 que otorgaba beneficios fiscales a las empresas que se recrearan en la zona de influencia de la avalancha que mató a 23 mil tolimenses.
 
En 1988, el empresario Jackie Abadi decidió montar una hilandería en Ibagué con una maquinaria de segunda adquirida en Alemania y se llamó Fibratolima.
La empresa floreció rápidamente, generó 1.200 empleos y alcanzó a exportar más de U10 millones de dólares.
 
Sin embargo, el negocio en Fibratolima se complicó en su producción y en su rentabilidad y para responder por parte de las deudas, Abadi vinculó a algunos de sus acreedores a la propiedad de la empresa con la cesión de acciones, revela un informe de la revista Dinero.   
 
Finalmente, la Superintendencia de Sociedades, el 20 de abril de 2004, emite un decisión que convoca a Fibratolima a liquidación obligatoria: "Desde el inicio de operaciones, la empresa tuvo dificultades en el capital de trabajo, debido primordialmente a su alto nivel de endeudamiento, ocasionado por la compra de la maquinaria para la planta de acabados y la posterior modernización de la planta de hilatura, no quedando recursos suficientes para la adquisición de materias primas e inventarios y la financiación a sus clientes".
 
En el año 2005, Fabricato compró a Fibratolima en 10 mil 660 millones de pesos, cuando sus activos costarían por los menos 26 mil millones de pesos.
 
No hay que olvidar que Fabricato, la pujante compañía textil antioqueña atraviesa su propia crisis financiera y el los líos con el escándalo de Interbolsa.
 

El asesinato del creador de Fibratolima

 
La revista Semana hizo un reportaje en octubre de 1996 sobre la misteriosa muerte de Jacky Abadi, el creador de Fibratolima.
 
Él no solo era un reconocido empresario del mundo textil sino un deportista aficionado y una de las personas más queridas de la comunidad judía.
 
Cuenta el informe que una mañana, Jacky Abadi se movilizaba, como lo hacía todos los días, en una motocicleta Honda 650. Iba rumbo a Hilacol, la empresa textilera que heredó de su padre, la cual visitaba por lo menos tres veces por semana.
 
Al llegar a la calle 100 con carrera 48 en el barrio La Floresta de Bogotá, fue interceptado por una camioneta Luv blanca con cuatro hombres a bordo que lo atacaron. Recibió seis impactos de bala de una pistola 9 milímetros: dos en el cuello, dos en el tórax, uno en el abdomen y uno en la pierna.
 
Según algunos testigos, los hombres se bajaron del vehículo e intercambiaron palabras con Abadi, quien al parecer opuso resistencia. En el lugar hubo un forcejeo y posteriormente lo asesinaron. Abadi murió con el casco puesto.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker