Pasar al contenido principal

El polémico cruce de cartas de la cúpula del IBAL

Investigación
Autor:
Autor:

La gestión del gerente del IBAL, Carlos José Corral, y el secretario general de la empresa, Ricardo Arroyo, sigue generando dudas y enormes preocupaciones, principalmente, en la adjudicación de los millonarios contratos de gestión comercial. En 2013, fracasaron con Presea y ahora aparecen delicadas advertencias sobre el nuevo negocio que entregaron al consorcio Promesa de Sociedad Futura Proactiva Soluciones, en noviembre pasado. (Ver Adjudicaron el atractivo negocio de gestión comercial)

ELOLFATO.COM pudo establecer que el jefe de la oficina de Control Interno del IBAL, Óscar Eduardo Castro, alertó al gerente de la empresa, Carlos José Corral, sobre los riesgos que generaría este tipo de contratos debido a que desconocerían las normas laborales que prohíben la “tercerización”. Además, le recuerda a Corral que este tipo de negocios -como el que le entregó a Presea-  “no han dado los resultados esperados”. También llama la atención que Castro, en su misiva, da a entender que se enteró de la intensión de este nuevo proceso a través de la página web del IBAL. (Ver carta de Control Interno a Carlos José Corral) 

Fuentes de la empresa sostiene que ‘Neco’, como es conocido en Ibagué el jefe de control interno, prefirió hacerle las advertencias por escrito, tal vez para salvar su responsabilidad en futuras investigaciones disciplinarias, fiscales y hasta penales.  

La polémica carta fue elaborada el 7 de noviembre y radicada en la gerencia del IBAL tres días después. El 11 de noviembre, Corral responde fuertemente criticando a su jefe de Control Interno a quien le dice que recibió la carta “con notable extrañeza” y le expresa que todo el proceso de contratación del negocio de gestión comercial ha sido de su conocimiento.

“No hay ninguna explicación fiable de que usted como asesor de control interno pretenda a estas alturas manifestar desconocimiento de un proceso del cual usted hizo parte en decisiones adoptadas”, concluyó Corral. (Ver respuesta de Carlos José Corral al jefe de Control Interno del IBAL)

Pero Corral no se conformó con enviar esta comunicación. Las mismas fuentes aseguran que el gerente del IBAL ordenó elaborar una segunda carta, mucho más fuerte, y le exigió a sus directivos firmar el documento en contra de las advertencias de la oficina de Control Interno. “Algunos de los firmantes no estaban de acuerdo, pero debieron firmar”, afirmó un funcionario del IBAL.

Corral y sus subalternos le dicen a Castro que su oficio es “irresponsable” e “irrespetuoso” y que su advertencia es extemporánea pues en las reuniones de socialización él nunca objetó nada del proceso. (Ver oficio de Corral y sus directivos contra el jefe de Control Interno)

¿Silenciaron al jefe de Control Interno?

Pese a que este portal solicitó, a través de un derecho de petición, las cartas que se cruzaron Corral y Castro, la empresa agregó una copia del acta de una reunión de la junta directiva en la que el jefe de Control Interno, Óscar Eduardo Castro, cambia de posición ante un cuestionamiento que le formula el mismo alcalde Luis H. Rodríguez.

El mandatario local le pregunta que “si tiene alguna sugerencia frente al contrato de gestión comercial o si tiene algún comentario al respecto para que exista tranquilidad y claridad”. Castro sólo afirmó: “Veo que se tomaron algunos correctivos al interior del contrato. Dios quiera que nos vaya bien con este (contrato)”. (Ver copia del acta de la sesión de la junta)

Los ‘aires’ samarios del gerente Corral

Todo este lío entre la gerencia del IBAL y la oficina de Control Interno se dio después de un productivo viaje que realizó el ingeniero Carlos José Corral a la ciudad de Santa Marta, donde comprobó las ventajas que tendría este nuevo negocio de gestión comercial. Dos meses después de su estadía en la capital del Magdalena, el consorcio Promesa de Sociedad Futura Proactiva Soluciones se ganó la millonaria licitación.

Allá, en Santa Marta, Corral tuvo tiempo de hablar y hasta cenar con funcionarios y empresarios de todo el país que asistieron al 57° Congreso Internacional del Agua, Saneamiento, Ambiente y Energías Renovables, organizado por la Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (Acodal). (Ver viáticos del productivo viaje al congreso de Acodal)

¿Quién es el jefe de control interno?

¿Por qué actúa con esta firmeza y claridad el jefe de Control Interno, Óscar Eduardo Castro, y fija estas posturas incómodas para la gerencia del IBAL, sin que lo despidan?
Castro es un juicioso abogado que lleva seis años en el IBAL. Es hijo de la respetada promotora musical Doris Morera de Castro y, ambos, son muy cercanos al exfiscal y exministro Alfonso Gómez Méndez.

Y no es la primera vez que este funcionario procede así. Él, junto con la interventoría del contrato de Presea, puso al descubierto las irregularidades halladas en el fallido contrato de gestión entregaron en octubre de 2013. (Vea Ordenan investigación contra Presea)

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker