Pasar al contenido principal

¿El partido Liberal 'enterró' a Ibagué en los últimos 20 años?

Investigación
Autor:
Autor:

“Ibagué está en un momento crítico y no soporta más malos gobiernos”. A esa conclusión llegan quienes que ven el atraso de la ciudad en materia de infraestructura, generación de empleo, servicios públicos, recuperación del espacio público y movilidad, entre otras áreas.

Es necesario, en un año electoral, hacer un corte de cuentas al partido que ha avalado los últimos cuatro alcaldes de la cuidad, porque hay que mirar al pasado para no repetir la historia.

La misma Olga Beatriz González, directiva de esa colectividad, admitió que su partido “se ha equivocado varias veces” y que tendría que presentarle “ciertas disculpas” a la ciudad por los últimos gobiernos liberales.

El poder Liberal en Ibagué

Tal es la hegemonía roja que se dice insistentemente: “Para usted ser Alcalde de Ibagué tiene que recibir el aval del partido Liberal”.

Jorge Tulio Rodríguez (2001), Rubén Darío Rodríguez (dos gobiernos 1992 - 2004), Jesús María Botero (2008) y Luis H. Rodríguez (2012). Ellos, para ser justos, no son los únicos responsables del estancamiento de la ciudad. Sus administraciones contaron con el apoyo de conservadores, Cambio Radical, La U y otras fuerzas independientes que cayeron rendidos ante las mieles de la burocracia y la contratación pública.

Esas administraciones liberales fueron cortoplacistas. No construyeron sobre lo construido, como sucede en Medellín. Aquí cada Alcalde llegó con su cuadrilla a montar sus propios proyectos. Algunos lograron también muy buenos negocios, para la ciudad, claro.

En lo que sí coincidieron todos fue en feriar los cargos públicos entre jefes políticos y líderes comunales, muchos de ellos sin preparación académica alguna. El IBAL, por ejemplo, lo usaron para pagar campañas nombrando “recomendados” de concejales, diputados, senadores, representantes y periodistas.

Ahora, el liberalismo se prepara para mantenerse en el poder en Ibagué y pretenden, con sus candidatos, hacer en los próximos cuatros años lo que no hicieron en los últimos 20.

Este miércoles están reunidos para saber cuál mecanismo utilizarán para escoger al candidato oficial. Los precandidatos son: Rubén Darío Rodríguez, Rodrigo Páez, Camilo Delgado y posiblemente Jhon Esper Toledo, quien no ha oficializado su decisión de abandonar el partido rojo.

Tareas incumplidas:

  • Suministro de agua potable y acueducto alterno

La ciudad permanece sin agua. Los cortes en el suministro de agua son la constante en barrios aledaños al estadio Manuel Murillo Toro, Picaleña, varias etapas del Jordán, Topacio, Ciudadela Simón Bolívar y Jardín, entre otros.

El famoso acueducto alterno o complementario está en ruinas. Han transcurrido 18 años, se han invertido 23 mil millones de pesos, y la obra sigue inconclusa. Una montaña amenaza con enterrar la bocatoma y la tubería está tirada en un  potrero.

  • Desempleo casi intacto

Las cifras del DANE muestran que Ibagué ha estado, durante los últimos 20 años, entre las cinco capitales con más altos índices de desocupación.

La cuidad ha logra disminuir un poco el número de personas desempleadas, gracias a las inversiones privadas que han llegado a la ciudad por las ventajas competitivas que ofrece su cercanía con Bogotá. La tasa de desempleo ha oscilado entre el 14% y 19%.

  • El 80% de las vías en mal estado

Durante 20 años, las vías de Ibagué sufrieron un deterioro impresionante. Hoy, de los 344.15 km de que conforman la malla vial de la ciudad 275.32 km están en mal estado. Repararla cuesta $700 mil millones.

  • Más carros, las mismas vías

Y si no se arreglaron las vías existentes, mucho menos se invirtió en la construcción de nuevas corredores. El parque automotor creció pero la ciudad se quedó con las mismas calles.

 Por esa razón se observan represamientos diariamente en corredores como las avenidas Ambalá y Guabinal, las calles 15 y 60, y la carrera Quinta, entre otras.

  • Sistema de acueducto y alcantarillado obsoleto

Usted se preguntará: ¿Por qué no reparan las vías del centro de Ibagué? La respuesta es sencilla. Las redes de acueducto y alcantarillado tienen más de 60 años, según el IBAL.

Debieron ser sustituidas hace por lo menos 35 años, pero no lo hicieron. La ciudad tiene 870 kilómetros de red de acueducto y se ha sustituido solo el 30%.

  • Sistema estratégico de transporte

Mientras ciudades como Pereira, Armenia, Valledupar y Bucaramanga implementaron sistemas estratégicos de transporte, Ibagué sigue con sus busetas contaminantes circulando por toda la ciudad.

Además, el excesivo número de vehículos generan congestión vial y los ciudadanos -mal educados- contribuyen al desorden por el uso inadecuado del transporte público colectivo.

Opiniones sobre la responsabilidad del partido Liberal en la crisis de Ibagué:

Agustín Angarita: “Yo creo que la politiquería y la corrupción enterraron la ciudad, ejecutada por todos los partidos, con o sin poder”.

Carmen Sofía Bonilla: “El Liberalismo ha tenido la responsabilidad de haber entregado avales a candidatos que no se han regido por los principios liberales (…) El partido Liberal exigirá a los precandidatos discutir sobre programas, y no atacar directamente o por perfiles falsos en redes sociales a los demás candidatos que se postulen”.

Fernando Osorio: “Cada Alcalde tiene un plan de desarrollo que cumplir... La pregunta sería: ¿Hasta dónde cada Alcalde cumplió su plan de desarrollo? Decir que el partido Liberal enterró la ciudad significaría que más que otro Alcalde, se necesitaría otro partido que la resucite”.

Eduardo Bejarano: “Me parece que no puede generalizarse de esta manera ni asignar la responsabilidad al Partido Liberal de manera exclusiva. El asunto del mal momento que vive Ibagué va más allá de los partidos, pues lo cierto es que, Liberales o no, se han elegido a personas poco idóneas para manejar los destinos de la ciudad y en eso es tan responsable Liberalismo como otros partidos que también han participado en la administración pública. En lo que si le cabe una responsabilidad directa al Partido Liberal, es en haber entregado irresponsablemente avales a individuos de nula trayectoria liberal y de raquíticas credenciales profesionales, como en el caso del actual alcalde”.

Milton Restrepo: Sin duda. La responsabilidad no sólo es de los gobernantes sino de los partidos que los avalan.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker