Pasar al contenido principal

El IBAL se asustó con presea

Ibagué
Autor:
Autor:

Insólito. Después de dilatar durante cinco meses la investigación contra la firma Presea, la empresa ibaguereña de acueducto y alcantarillado, IBAL, resolvió este martes abstenerse de sancionar al contratista por el aparente incumplimiento parcial de sus obligaciones comerciales.
 
Ricardo Arroyo, secretario General del IBAL, decidió tirarle ‘la papa caliente’ al gerente Carlos José Corral y recomendó enviar el proceso a un tribunal de arbitramento en la Cámara de Comercio de Ibagué para que dirima este conflicto contractual.
 
“Estas recomendaciones se hicieron con base a un auto del Consejo de Estado de octubre de 2013. Allí se señala que no se debe  imponer multas en aquellos contratos que se rigen por el derecho privado”, sostuvo Arroyo.
 
Si esto fue así, surgen algunas preguntas: ¿Para qué el IBAL inició una investigación administrativa contra el contratista si no eran competentes?, ¿Pará qué sirvieron las denuncias que hicieron contra Presea la firma interventora, la oficina de control interno y el revisor fiscal de la empresa?, ¿Por qué dilataron cinco meses el proceso para no resolver nada? y ¿Pesaron las relaciones de funcionarios del IBAL con las directivas de Presea?
 
Esas preguntas las tendrá que responder el gerente del IBAL, Carlos José Corral, quien tiene pocos días para resolver si amplía o no el contrato de Presea, que finaliza en octubre.
 
Escuche a Ricardo Arroyo:  

 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker