Pasar al contenido principal

Usted está aquí

El gerente del Ibal dice que no ha renunciado, lanza amenazas y miente

Investigación
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

El gerente del Ibal, Carlos Alberto Gutiérrez, emitió un comunicado de prensa en el que asegura que no ha renunciado a su cargo, amenazó la prensa local y mintió asegurando que los medios de comunicación publican informaciones sin permitírsele “el derecho de réplica ni la oportunidad de aclaración o pronunciamiento de ningún tipo ni la oportunidad de verificación directa con la fuente oficial que es esta empresa”.

En su versión “oficial”, un poco tardía, porque se hizo pública casi 36 horas después de publicada la noticia de su presunta dimisión, sostiene que: “No he renunciado, ni el señor alcalde me ha solicitado la renuncia”.

¿No lo dejaron renunciar ante los escándalos que sacuden la empresa?

Lo extraño de este pronunciamiento es que, de ser cierto, ¿por qué no lo aclaró de inmediato él, su jefe de prensa Zaira Tatiana Orjuela o el despacho del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo? ¿Por qué esperaron 36 horas para desmentirlo?

Es más, la comunicadora del Ibal Zaira Tatiana Orjuela, cuando se le consultó, vía WhatsApp, por la renuncia de Gutiérrez -antes de publicarse el artículo-, contestó: “No me lo ha dicho oficialmente”, pero jamás afirmó que no fuera cierto.

En el caso de EL OLFATO, es preciso aclarar que la noticia de la renuncia del funcionario la confirmaron por lo menos cinco fuentes del Ibal, un integrante de la junta directiva de la empresa y una alta directiva de la Alcaldía de Ibagué (hay evidencia de ello).

Sin embargo, ante la filtración de la noticia y el efecto negativo que generó la publicación hecha por varios medios, esta redacción supo que Jaramillo no habría permitido que el gerente del Ibal renunciara. Esa es la versión que hay al interior del despacho del mandatario.

En la administración local siempre ha generado molestia y preocupación la filtración de información por parte de sus mismos funcionarios, a tal punto que en septiembre de 2018, lanzaron una campaña interna para pedirles a sus colaboradores que fueran "leales" y no entregaran datos a la prensa. (Ver: Alcaldía les pide a sus funcionarios no filtrar información a la prensa)

Gutiérrez es un funcionario sumiso y obediente, que incluso ha pasado por alto las descalificaciones públicas que ha hecho Guillermo Alfonso en su contra.

Recordemos que, dos semanas después de su nombramiento (noviembre de 2018), le dijo: “Esperemos ahora que este pichón, que apenas tiene plumitas, a ver si verdaderamente va a ser capaz de volar algún día. Lo veo un poquito complicado. Vamos a ver. Ya le tengo tarjeta amarilla a éste. No ha comenzado y ya la tengo tarjeta amarilla. Superar al doctor Girón va a ser muy difícil”, expresó el alcalde. (Ver: Jaramillo descalifica públicamente al gerente del Ibal: lo llama "pichón" y cuenta que ya tiene tarjeta amarilla)

Además, la situación del Ibal hoy es tan compleja que la renuncia del ingeniero Gutiérrez no es conveniente ni oportuna.

Los cuestionamientos por las obras del acueducto complementario, las denuncias por la presunta participación en política a favor del precandidato Alberto Girón y las irregularidades reveladas por EL OLFATO sobre los pagos indebidos que hizo la empresa a sus directivos, habrían sido las razones para no hacer cambios en la cúpula de la empresa.

A propósito, este viernes la Procuraduría y la Personería de Ibagué tienen previsto adelantar una visita al Ibal para indagar sobre una presunta persecución laboral a los funcionarios que abiertamente han dicho que no acompañarán las aspiraciones electorales del exgerente Girón.

Y en Bogotá, la Contraloría General de la República decidirá en las próximas horas si asume la investigación, por control preferente, de las denuncias hechas por este medio de comunicación sobre los incrementos salariales y bonificaciones indebidas que se hicieron durante los años 2017 y 2018 en el Ibal. (Ver: Los incrementos salariales indebidos que hizo el exgerente del Ibal Alberto Girón)

La mentira del gerente del Ibal

A propósito de las revelaciones hechas por EL OLFATO, el pasado lunes 25 de febrero, el gerente del Ibal, Carlos Fernando Gutiérrez, mintió descaradamente en su comunicado de prensa.

Gutiérrez se declaró víctima de una persecución “sistemática” por parte de la prensa local, que publica noticias, sin que “se nos otorgue el derecho de réplica ni la oportunidad de aclaración o pronunciamiento de ningún tipo ni la oportunidad de verificación directa con la fuente oficial que es esta empresa, lo cual es además vulneratorio de los principios éticos periodísticos”.

Este medio de comunicación, por ejemplo, envió un cuestionario al funcionario pidiéndole su versión sobre los pagos indebidos que hizo el Ibal durante la administración del exgerente Girón.

Ni el Ibal ni su jefe de prensa, la señora Orjuela, quisieron contestar. Los correos electrónicos son una prueba contundente de su mentira.

Entonces no es cierto que las informaciones se publiquen sin permitírsele el derecho a la réplica.

Después de mentir, Gutiérrez lanzó su amenaza jurídica. Dijo que las noticias publicadas recientemente están “ocasionando un daño irreparable que se ve reflejado en la pérdida de oportunidades económicas, financieras y de inversión, por lo cual se elevaran las denuncias correspondientes ante las autoridades competentes, por la presunta responsabilidad civil, administrativa y penal que se derive de estas conductas”.

En el pasado, EL OLFATO ha sido objeto de acciones jurídicas interpuestas por Alberto Girón y ninguna prosperó (Ver: Juez negó tutela interpuesta por Alberto Girón en contra de EL OLFATO y Eduardo Bejarano). También recibimos este tipo de advertencias del hoy detenido Orlando Arciniegas, cuando era asesor del Imdri, y el tiempo y la justicia nos dieron la razón.

No es la primera vez que Jaramillo no deja renunciar a sus empleados

 “Aquí no es la primera vez que el jefe (Jaramillo) no deja ir la gente. Ya pasó dos veces antes: con la doctora Claudia Cerón y con la doctora Yennifer Parra”, dijo un integrante del gabinete del mismo alcalde Jaramillo.

En el año 2017, tras las denuncias de presuntos casos de corrupción en la Secretaría de Bienestar Social, dependencia en la que adjudicaron un millonario contrato a la mamá del exasesor jurídico de Jaramillo, el abogado Camilo Páramo, Jaramillo le pidió la renuncia a la entonces secretaria Claudia Cerón. (Ver: Convenio a dedo para la mamá de un asesor de la Alcaldía tumbó a la secretaria de Bienestar Social, Claudia Cerón)

La noticia se filtró en los medios y una asesora del alcalde -conocida en la ciudad por su lenguaje y malas maneras- le dijo: “¿Doctor Jaramillo, usted le va a dar gusto a la prensa?”. Ante ese comentario, el mandatario decidió mantenerla unos meses en el cargo, mientras bajaba la temperatura, y después la apartó del gabinete y nombró a Yennifer Parra. (Ver: Jaramillo posesionó a la nueva secretaria de Bienestar Social)

En marzo de 2018, la secretaria de Bienestar Social, Yennifer Parra, también presentó su renuncia irrevocable al cargo, EL OLFATO divulgó apartes de su dimisión, pero Jaramillo no la dejó ir. (Ver: Una funcionaria más abandona el gabinete del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo)

La versión en la Administración es que nadie le quiso aceptar el cargo y fue entonces cuando le pidió que se quedara.

Este es el comunicado oficial del Ibal

El Gerente General de la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado IBAL S.A. E.S.P – Oficial-, Informa a la opinión pública que:

  1. Fui designado por el señor Alcalde Dr. Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez como Gerente General de la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado IBAL S.A. E.S.P. OFICIAL, a partir del 8 de noviembre de 2018, teniendo en cuenta mis capacidades intelectuales y experiencia en áreas relacionadas con agua potable y saneamiento básico, información que reposa en mi hoja de vida y que es de conocimiento público y totalmente verificable.
  2. En cumplimiento de mis funciones y honrando la confianza en mí depositada por el señor Alcalde, he actuado conforme a la normatividad vigente y mis principios profesionales y personales, sin presiones de ningún tipo.
  3. No he renunciado, ni el señor Alcalde me ha solicitado la renuncia.
  4. El suscrito con mi equipo de directivos y la empresa estamos siendo víctimas de una sistemática persecución por parte de algunos medios de comunicación radial y escrito, así como medios alternativos electrónicos, a través de la continua divulgación de noticias falsas e irresponsables sin que se nos otorgue el derecho de réplica ni la oportunidad de aclaración o pronunciamiento de ningún tipo ni la oportunidad de verificación directa con la fuente oficial que es esta empresa, lo cual es además vulneratorio de los principios éticos periodísticos.
  5. Estas conductas sistemáticas de los medios de comunicación ecos del combeima, la cariñosa, el olfato.com, cambioin.com, Mauricio Vargas la Voz del pueblo, Q'hubo y Ondas de Ibagué, atentan contra el buen nombre, la honra y honorabilidad mía, de mis funcionarios y de la empresa de los Ibaguereños, ocasionando un daño irreparable que se ve reflejado en la pérdida de oportunidades económicas, financieras y de inversión, por lo cual se elevaran las denuncias correspondientes ante las autoridades competentes, por la presunta responsabilidad civil, administrativa y penal que se derive de estas conductas.
  6. Esta empresa a través del suscrito Gerente y el acompañamiento del equipo de profesionales, técnicos y directivos, seguiremos trabajando de manera comprometida para sacar adelante los grandes proyectos en aras de impulsar a Ibagué como una ciudad sostenible y garantizar la estabilidad financiera y operativa de la empresa.
  7. Esta administración se ha caracterizado por tener unos canales de comunicación directos y constantes con los funcionarios y las organizaciones sindicales en el marco del respeto por la autonomía gerencial y la sana retroalimentación.