Pasar al contenido principal

Usted está aquí

El Europa, un hotel que se convirtió en una reliquia de Ibagué

Fue el 17 de septiembre de 1.917 cuando Salomón Haikeen, un hombre de origen judío, fundó el Hotel Europa. Las dos primeras décadas del siglo XX en Colombia, se caracterizaron por recibir una gran oleada de árabes que de Puerto Colombia y Barranquilla, se enfilaron por el río Magdalena hasta llegar a lugares como Honda, La Dorada, Girardot, Flandes, Ocaña y Barrancabermeja, entre otros.
Historias
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

“Hoy se inaugura el Hotel Europa: el mejor hotel de la ciudad. Ofrece a los viajeros piezas desinfectadas, barridas, trapeadas; pesebreras para sus bestias, agua limpia, pasto natural y servicio de herrería, además de expertas en el arte de la cocina”, así rezaba una de las páginas del desaparecido periódico ibaguereño El Cronista anunciando la apertura de lo que hoy representa una de las joyas arquitectónicas de Ibagué, pero que no cuenta con una historia oficial.

De la mano del escritor y periodista Camilo Pérez Salamanca, y el Ingeniero Civil y aficionado a la historia Hernando Bonilla Mesa, se exponen aquí algunos detalles de su existencia, que hoy llega a más de 100 años.

Fue el 17 de septiembre de 1.917 cuando Salomón Haikeen, un hombre de origen judío, fundó el Hotel Europa. Las dos primeras décadas del siglo XX en Colombia, se caracterizaron por recibir una gr

an oleada de árabes que de Puerto Colombia y Barranquilla, se enfilaron por el río Magdalena hasta llegar a lugares como Honda, La Dorada, Girardot, Flandes, Ocaña y Barrancabermeja, entre otros.

La cercanía del puerto de Girardot con Ibagué, hizo que extranjeros como Haikeen la visitaran y aportaran al desarrollo de un pueblo que comenzaba a soñarse como ciudad. Aunque la Ibagué de principios del siglo XX era de edificaciones de bahareque, tejas de barro y paja, ya contaba con ocho hoteles ubicados en el sector del centro y entre los cuales estaban: el Lusitania, Patria, Santander, Colombia, Saboy y el Europa. La tarifa era de 15 pesos mensuales por pieza e incluía las tres comidas diarias.

La primera sede del Hotel Europa estuvo ubicada en lo que hoy es el Centro Comercial Combeima, sobre la Carrera Tercera entre calles 12 y 13. Luego, con Josefina Gómez como su propietaria (también dueña del entonces Hotel Royal, después llamado San Jorge), se construye en la esquina de la Calle 13 en el año 1.933, tal como lo testimonia la cúspide del edificio.

Miembros de la familia Santofimio también tuvieron en sus manos la administración del Hotel Europa, q ue reunió a personajes ilustres de la época como Francisco Lamus, fundador del Teatro Torres (el primero en Ibagué), el General Maximiliano Neira Diago, Alberto Castilla Buenaventura, fundador del Conservatorio de Música del Tolima, y a los hermanos Benbenuti, italianos que tenían a su cargo el cinematógrafo; todos, solían reunirse por asuntos de importancia local, como la política o la cultura.

Incluso, se recuerda la Convención Liberal realizada en Ibagué en 1.922, cuyos asistentes fueron recibidos y alojados en el hotel. Así lo describe Alberto Santofimio Botero en su artículo publicado en el libro Ibagué, Capital Musical de Colombia, editado por Hugo Ruíz: “En los mejores automóviles que se pudieron agenciar en la localidad, los huéspedes en medio de las aclamaciones fueron conducidos hasta las instalaciones del Hotel Europa donde serían alojados la mayor parte de los integrantes de la Convención, y allí se les brindó una copa de champaña en su honor por cuenta del General Santos Varón (…) y les daba la bienvenida el entonces joven diputado Darío Echandia”.

Simón Bossa y el General Roberto Díaz Granados, en representación del departamento de Bolívar; Felipe Paz, emisario del Chocó, y Tomás Uribe Uribe, son sólo algunos de los convencionistas que fueron reconocidos y homenajeados por aquellos días.  

Al llamarse “Europa”, el lugar siempre fue signo de alcurnia y elegancia. El ambiente culto y las buenas maneras gravitaron por sus habitaciones y salones de fiesta. Los banquetes y trajes elegantes de sus visitantes o huéspedes, le otorgaban prestigio en la sociedad de la época. 

Hoy, el Hotel Europa continúa en la esquina de la Calle 13 con Carrera Tercera en medio del almacén Vanidades y un par de joyerías, sin embargo, tan sólo ofrece seis habitaciones al público y su primer piso es ahora un restaurante llamado Arte y Vino. “Ha habido mucho descuido de los actuales dueños que no tienen una memoria del hotel, que es una reliquia todavía”, afirma Camilo Pérez Salamanca.

En general, son pocos los sitios que en Ibagué pueden considerarse como testimonio histórico. “Esto lo arrasaron…yo creo que si alguien llega aquí a Ibagué, lo más probable es que diga que fue fundada en 1.890… ¿qué testimonio hay?...nada…lo más antiguo que hay en el centro de Ibagué es la EFAC [Escuela de Formación Artística y Cultural] y el edificio Urrutia”, señala Bonilla con preocupación. El Hotel Europa es una construcción de tres pisos y en doble ladrillo, que conserva sus acabados republicanos, pero sus pisos (antes de madera) fueron cambiados por baldosas.

Dada la falta de oficialidad y ausencia de sustento documental en lo que puede decirse de su historia, no sobran las especulaciones o mitos. No puede probarse, por ejemplo, que el chileno Pablo Neruda se hospedó en el Hotel Europa, por lo que esa y varias afirmaciones se consideran más bien como una fantasía o un producto del imaginario urbano.