Pasar al contenido principal

El día final del Hospital Federico Lleras

Investigación
Autor:
Autor:

Este domingo es el día final del hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué. El presupuesto se acabó y la Gobernación del Tolima no tiene una herramienta legal que le permita incorporar de emergencia recursos para extenderle ‘la vida’ a este paciente terminal.
 
El Ministerio de Salud también está buscando fórmulas para inyectarle dinero pero hasta este sábado no las habían encontrado. 
 
El lunes sólo trabajarán los empleados de nómina porque a los 900 contratistas se les vence el contrato este domingo y la institución no tiene dinero para vincularlos nuevamente. 
 
En tesorería hay sólo 900 millones de pesos, de un pago inesperado que hizo Comfenalco Tolima, y con esos recursos atenderán por unos días a los 160 pacientes que están hospitalizados en las sedes de La Francia y El Limonar.
 
“No tenemos cómo funcionar. Atenderemos los pacientes que tenemos y si requieren un procedimiento debemos remitirlos a otra institución”, dijo la secretaria de Salud del Tolima, Margarita Zapata.
 
Buscamos al gerente del hospital Federico Lleras, José Raúl Reyes, para que nos contara si tiene un plan de contingencia para enfrentar la etapa más aguda de la crisis pero no fue posible contactarlo durante los últimos cinco días.
 
Reyes, cuestionado por los sindicatos, por los médicos especialistas y hasta por el mismo Gobierno Nacional sigue aferrado a su cargo y asegura que no renunciará porque se ganó el puesto en un cuestionado concurso de méritos realizado por la Universidad de Antioquia.
 
Aunque él no es el directo responsable la debacle, su gerencia ha sido severamente descalificada por su aparente ineptitud y desconocimiento del sistema de salud.
 
Fuentes del Alto Gobierno aseguran que el gerente Reyes genera desconfianza en Bogotá y que por esa razón el Ministerio de Hacienda no habría acelerado el plan de saneamiento financiero para el Federico Lleras Acosta.
 

Supersalud, la salvación

Nunca antes el hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué había estado en una situación tan crítica y se necesita una medida drástica para separar del cargo al cuestionado gerente José Raúl Reyes y entrar a reestructurar el centro asistencial.
 
El único que puede hacerlo es el superintendente de Salud, Gustavo Morales, quien desde junio planeaba la intervención del centro asistencial pero parece que ‘engavetó’ la medida y prolongó la agonía.
 
El funcionario, desde su cómodo despacho en Bogotá, observa la emergencia y la falta de atención a miles de tolimenses.

Reunión extraordinaria en Bogotá

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, está monitoreando de cerca la crisis de Ibagué y tiene un equipo de dedicado a hallar un mecanismo legal que permita rescatar al hospital Federico Lleras Acosta.
 
Gaviria pidió la mediación del exgobernador Guillermo Alfonso Jaramillo, quien sacó al centro asistencia de una difícil situación en el año 2002 y lo dejó como uno de los mejores hospitales del país, hasta que la corrupción política lo asaltó de nuevo.
 
El próximo lunes a las 3:00 de la tarde, en la sede del Ministerio de Salud, habrá una reunión extraordinaria en la que no se levantarán hasta encontrar una solución para el hospital.

No hay orden de militarización

Ante los rumores que circularon este sábado sobre una posible militarización del hospital, ELOLFATO.COM pudo confirmar que no es cierto que se implemente esta medida de fuerza.

 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker