Pasar al contenido principal

El desplante de Óscar Barreto al expresidente Álvaro Uribe

Ibagué
Autor:
Autor:

La cumbre política del Centro Democrático en el Tolima, que lideró el expresidente y senador Álvaro Uribe, dejó un hecho político inesperado. El exgobernador y precandidato a la gobernación, Óscar Barreto, dejó plantado al uribismo y no aceptó la invitación que le hizo la dirección nacional de ese partido a la reunión en el hotel Ambalá.

Barreto fue invitado para que hablara de su aspiración a la Gobernación del Tolima y no llegó. Debió hacerlo sobre las 12:30 del día, pero dejó a Uribe esperando. El exgobernador decidió no asistir porque, aparentemente, estaba de correría fuera de Ibagué, dijo un directivo nacional del Centro Democrático.

“Tampoco contestó su teléfono celular, pese a las insistentes llamadas que le hicieron desde la dirección en Bogotá. Tampoco le contestó las llamadas que le hizo Óscar Iván Zuluaga. Ni siquiera le devolvió las llamadas. Se las dio de diva con el presidente (Uribe)”, expresó la misma fuente a ELOLFATO.COM.

Para nadie es un secreto la simpatía del uribismo por la candidatura de Barreto, pero el desplante al expresidente Uribe no le gustó a muchas personas. “Eso es un acto de sobradez. Prácticamente con este acto, Barreto le entregó el Centro Democrático a Carlos García”, aseguró otro integrante de la comitiva nacional del CD.

Y lo dice porque Carlos García decidió aceptar la invitación, habló de su aspiración a la Gobernación del Tolima y expresó su interés de conseguir el respaldo del Centro Democrático.

Pero hubo otra situación que enrareció la relación del uribismo y Óscar Barreto. Al expresidente Uribe le contaron que un viceministro del gobierno de Juan Manuel Santos llevó a Barreto a la Casa de Nariño porque querría conseguir también el respaldo del partido de La U.   

Buscamos conocer la versión del barretismo, pero Óscar Barreto no acepta entrevistas ni responde su chat. Tampoco lo hizo el representante Miguel Barreto.

Ferro, aceptado pero cuestionado

Otro protagonista de la jornada uribista fue Ricardo Ferro, quien aspira por segunda vez a la Alcaldía de Ibagué. Él aceptó la invitación del expresidente Uribe, dijo que continuará su proceso de recolección de firmas y admitió su interés de recibir también el respaldo del Centro Democrático.

Pero Ferro tendrá que esperar la consulta interna de ese partido en la que participarán el empresario Álvaro Montoya y el abogado Emmanuel Arango.

“Esperemos quién sale de la consulta del Centro Democrático para la Alcaldía de Ibagué. Y de ahí en adelante, veremos cómo evolucionan las candidaturas de nuestro candidato oficial y la de Ricardo Ferro. Al final, tiene que quedar un solo nombre. Miraremos a quién le va mejor”,  explicó el directivo del CD consultado por este medio.

Ricardo Ferro genera aceptación porque hizo parte del gobierno de Álvaro Uribe, pero juega en su contra su inmadurez política, su falta de consistencia frente a la administración de Luis H. Rodríguez, sus mensajes contradictorios sobre el uribismo y los cálculos políticos con los que ha querido quedar bien con todo el mundo.   

“Hace un año yo le dije: Ricardo ingresa de una vez al Centro Democrático. Ya tienes un espacio ganado y nadie se te podrá atravesar porque tienes un derecho adquirido aquí, pero dijo que él estaba en La U hasta el 20 de julio (de 2014). Por ponerse con esos cálculos perdió los espacios. Ahora debe esperar”, subrayó la misma fuente.

Ferro cuenta con el respaldo de la senadora Paloma Valencia y el representante Pierre García. Otro que comienza a perfilarse en el Centro Democrático para la Alcaldía de Ibagué es el empresario Álvaro Montoya (Foto centro), quien ya se puso ‘la camiseta’ y asegura que irá hasta el final.

Regaño a los directivos del CD

El expresidente Álvaro Uribe pidió frenar los enfrentamientos mediáticos entre los directivos del Centro Democrático en el Tolima. Tampoco podrán emitir comunicados de prensa para atacarse unos con otros.

El principal acusado fue el joven uribista Milton Restrepo, quien fue blanco de duras críticas por buena parte de la dirección del partido. Restrepo guardó la calma, capoteo la crisis, aceptó el llamado de atención, perdió la vocería pero mantuvo el sólido respaldo del expresidente.

De ahora en adelante, cualquier decisión o pronunciamiento que tome el Centro Democrático tendrá que ser avalado conjuntamente por los congresistas Paloma Valencia y Pierre García.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker