Pasar al contenido principal

¿El ‘despertar’ de la procuradora Ligia Aguilar?

Investigación
Autor:
Autor:

Lo que no hizo en tres años, logró hacerlo en los tres primeros meses de 2015. La Procuraduría Provincial de Ibagué intervino decididamente en los cuestionados procesos licitatorios de la administración del alcalde Luis H. Rodríguez, casi todos salpicados por escándalos, presuntos hechos de corrupción, proponentes únicos y veloces adjudicaciones.

Tan contundentes fueron las observaciones de la procuradora Ligia Aguilar frente a las licitaciones para las obras de los Juegos Deportivos Nacionales que tumbó el proceso de $73 mil millones, para la construcción de los escenarios en el Parque Deportivo, el proyecto más importante de los Juegos Deportivos Nacionales en Ibagué, e hizo aplazar la adjudicación del otro contrato, por $39 mil millones para la Unidad Deportiva de la 42 con Quinta, que finalmente quedó en manos de un misterioso consorcio representado por un experto en compra de chatarra y trasteos en Bogotá. (Ver Adjudicaron contrato de la 42 a consorcio representado por experto en compra de chatarra)

Sobre el primer caso, el de la licitación de $73 mil millones, el proceso debió reiniciarse apenas la semana pasada, razón por la cual el presidente Juan Manuel Santos planteó las posibilidades de posponer el evento o cambiar la sede de las competiciones porque evidentemente las obras de Ibagué no estarán listas en noviembre.

Abogados, veedores y los medios de comunicación independientes de Ibagué se preguntan: ¿Por qué la celeridad y firmeza de la procuradora Aguilar?

El interrogante surge porque la funcionaria ha guardado silencio frente a otros hechos de interés público que se han denunciado, muchos con pruebas incontrovertibles.

Irania Hernández, presidenta de la Red de Veeduría del Tolima, sostiene que la gestión de la Procuraduría Provincial de Ibagué “ha sido verdaderamente pobre, no se siente su actuar” y no ha mostrado ningún resultado de relevancia.

“Ella lleva varios años (en ese cargo) y no se le conocen resultados trascendentales. La imagen de la Procuraduría Provincial de Ibagué es de poca credibilidad. Argumenta que es por la falta de recursos técnicos y humanos”, dijo un destacado abogado de la ciudad que prefirió no ser identificado.

Otra fuente, allegada de la procuradora Aguilar, pretendió defender la gestión de la funcionaria pero al momento de responder qué acciones recordaba contestó: “Ella no publica lo que hace”.

¿Procesos ‘dormidos’ en la Procuraduría Provincial de Ibagué?

1. Escándalo de Presea en el IBAL: El contrato que le entregó el gerente del IBAL, Carlos José Corral, al consorcio Presea, por $3.799 millones, tuvo cuestionamientos de la procuradora Aguilar desde antes de la adjudicación. La funcionaria intervino por la aparente falta de experiencia del proponente, pero después no dijo nada más. La adjudicación fue en octubre de 2013.

Presea ‘ejecutó’ el millonario contrato durante 12 meses. Al término de ese periodo, este consorcio se fue de Ibagué con el dinero, incumplió el contrato y dejó al IBAL con atraso de más de una década, reconoció el mismo secretario general de la empresa, Ricardo Arroyo. (Ver Vergonzosa confesión del IBAL)

La Contraloría de Ibagué, en diciembre de 2014, destapó graves irregularidades en el contrato suscrito entre el IBAL y Presea pero la Procuraduría Provincial de Ibagué no se pronuncia. (Ver Contraloría destapa irregularidades en el contrato de Presea y el IBAL)
2. Escándalo de Acualterno: El contrato se lo adjudicaron al consorcio Acualterno, el 8 de noviembre de 2011, tenía un plazo de ejecución de 18 meses y costaba $6 mil 296 millones. Pero después, el contratista consideró que el proyecto valía $18 mil 289 millones. Este lío lo heredó el alcalde Luis H. Rodríguez de su socio político, el exalcalde Jesús María Botero.

Durante esta administración el proyecto no avanzó y el IBAL decidió enviarlo a un Tribunal de Arbitramento. Pese a las evidentes irregularidades detectadas por la Contraloría General de la República, la procuradora Ligia Aguilar tampoco muestra ningún resultado. (Ver Historia de la promesa incumplida del Acueducto Alterno)

3. Robo de cheques en el IMDRI: Pocas veces se cometen actuaciones irregularidades tan evidentes como el robo de dineros públicos en una dependencia de la Alcaldía de Ibagué y la Procuraduría no se pronuncia. El año pasado se robaron $18.435.700 del IMDRI, a través de dos cheques que cobró una mensajera particular. La Contraloría de Ibagué probó el hurto y obligó a dos funcionarios, un contratista y a la mensajera a reintegrar los recursos.(Vea quiénes deben pagar el robo en el IMDRI)

4. Presunto nombramiento irregular en el IMDRI: La protagonista de este lío era Lina Piedad Celis, directora Administrativa del IMDRI, la segunda al mando de esta dependencia después del gerente Carlos Herberto Ángel. Ambos terminaron enredados en el proceso por el robo de los cheques.

La funcionaria fue nombrada en ese importante cargo el 31 de enero de 2013, mediante la resolución 034  y la posesionaron sin tener Tarjeta Profesional, apenas seis meses después de haberse graduado.

Otra aparente irregularidad es que Celis declara en la Hoja de Vida de la Función Pública que su experiencia la adquirió varios cargos en la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, pero ELOLFATO.COM recibió una certificación del IBAL  en la que advierte que “no tiene registros de vinculación” de la hoy exdirectora administrativa del IMDRI. De este caso tampoco se conocieron resultados. (Ver El nombramiento que enreda al gerente del IMDRI)

5. Estadio público ‘gratis’ para Gabriel Camargo: ELOLFATO.COM denunció en marzo de 2014 que el IMDRI le prestaba el estadio Manuel Murillo Toro al empresario Gabriel Camargo, dueño del equipo de fútbol Deportes Tolima, sin que existiera ningún documento oficial que justificara el préstamo del inmueble oficial. Como prueba se aportó la respuesta de un derecho de petición en la que el gerente del IMDRI, Carlos Heberto Ángel, admitió que no existía ningún contrato. (Ver Camargo usa el estadio gratis)

El dirigente deportivo, a través de las emisoras locales, también reconoció que usaba el estadio público sin contrato. En este caso sí hubo resultados. La señora Aguilar le comunicó a este medio de comunicación que el proceso fue “archivado”, pese a las pruebas aportadas.

6. Festival Folclórico y la Secretaría de Cultura de Ibagué: La Personería de Ibagué le entregó a la procuradora Ligia Aguilar el proceso, que iba bastante avanzado, con la investigación adelantó sobre los presuntos malos manejos en los recursos que le giró la secretaría de Cultura de Ibagué a la Corporación festival Folclórico en el año 2014 pero no se conoce ninguna actuación.

7. El ilegal proyecto de las fotomultas: Una de las noticias que más indignación causó en Ibagué en el 2014 fue la aprobación, por parte del Concejo de Ibagué, de un acuerdo que le entregaba facultades al alcalde Luis H. Rodríguez para que concesionara durante 20 años el sistema de detección electrónica de infracciones de tránsito, más conocidas como fotomultas.

El Tribunal Administrativo del Tolima, el 21 de noviembre de 2014, tumbó el negocio de las fotomultas y lo declaró ilegal. Hasta el momento no se conoce ninguna actuación del Ministerio Público contra los funcionarios y concejales que tramitaron y aprobaron esta controvertida iniciativa.

Pedirán traslado de procesos de Juegos Nacionales a Bogotá

Algunos dirigentes políticos, veedores y abogados de la ciudad le pedirán al procurador Alejandro Ordóñez Maldonado que traslade las investigaciones de las presuntas irregularidades cometidas por la alcaldía de Ibagué y el IMDRI en la planeación, estructuración y adjudicación de las licitaciones de los Juegos Deportivos Nacionales.

Para este grupo de ciudadanos, la Procuraduría Provincial de Ibagué no ofrece ninguna garantía y es necesario que todas las actuaciones sean remitidas a la capital del país, en el menor tiempo posible.

El único y publicitado resultado de la procuradora Aguilar

Nilson Navarro, el auxiliar contable de la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, IBAL, que se robó 70 millones 560 mil pesos de las cuenta de la entidad fue destituido e inhabilitado para ocupar cargos públicos durante toda su vida, según un fallo de segunda instancia proferido por la Procuraduría Regional del Tolima, del pasado 26 de diciembre. (Ver Sancionan a auxiliar de tesorería del IBAL)

Procuradora investigada por la Procuraduría

Para rematar, hay que decir que la polémica procuradora Ligia Aguilar tenía una investigación preliminar en la misma Procuraduría General de la Nación.
La queja contra la procuradora Aguilar la interpuso la Veeduría de la Procuraduría General de la Nación en Bogotá porque encontraron que la funcionaria registra dos embargos judiciales reportados ante la oficina de nómina de la entidad. (Ver procuraduría investiga a Procuradora de Ibagué)

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker