Pasar al contenido principal

¡El colmo! Madre de niño desaparecido en Ibagué fue estafada por falsos policías

Los presuntos estafadores se hicieron pasar por integrantes de la Policía Nacional, quienes le pondrían dos investigadores a su disposición para encontrar al niño.
Ibagué
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia

Paola Orozco, madre del menor desaparecido hace tres días en el barrio Albania 2, denunció que fue estafada por presuntos delincuentes, quienes se hicieron pasar por integrantes de la Policía Nacional. 

El acontecimiento se presentó el día de ayer (lunes) a la 1:00 de la tarde cuando recibió una llamada de un hombre que decía ser el 'Teniente Enrique Ardila'. 

"Me dijo que hablaba desde el programa de Reparación de Víctimas y que la Policía Nacional estaba conmigo", indicó la mujer.

Así pues, según Orozco, la conversación duró cerca de 40 minutos en los cuales le realizaron preguntas como: ¿Qué características tiene el niño? ¿Cómo va vestido? ¿Discutió con él? ¿En qué lado fue? Entre otras. 

En este sentido, al finalizar la llamada le pidieron una fotocopia de su cédula y de la tarjeta de identidad del niño.

"Yo mandé eso porque ayer antes de que me llamaran yo había hablado con el que tiene el caso del niño. Tan pronto se fue la patrulla de mi casa recibí la llamada, y yo confié", lamentó la mujer. 

"Me dijeron que yo entraba a Reparación de Víctimas mientras el niño aparecía. También me indicaron que yo había salido favorecida en el protocolo de víctimas y que me iban a ayudar con una plata para poderme movilizar a donde el niño estuviera", agregó. 

Seguidamente, estos supuestos delincuentes, aprovechándose del dolor de la madre, le enviaron un número de teléfono para hacer la consignación a una cuenta de Nequi al número: 315 3945 815. 

"Yo en medio de mi angustia agradecí porque ellos me iban a enviar un subsidio para movilizarme. Entonces me dijeron que la plata si me salió, pero que tenía que pagar $ 97.300 por cada código. Cuando pagara, el código quedaba activado para poder retirar el subsidio", señaló. 

La mujer, quien trabaja como vendedora informal, hizo el envío del dinero al número que le habían indicado, les mandó una fotografía de la consignación como se lo había pedido, y luego no volvió a saber de ellos. 

Paola puso en conocimiento de las autoridades el engaño del que fue víctima y estas le indicaron que no hiciera la consignación porque se trataba de una estafa, pero ya era demasiado tarde. 

"Así fue como me estafaron. Hablaban tan bien y sabían tanto de la Policía que yo me confié. Sin embargo, ahorita no me importa la plata, solo me interesa el niño, y ellos se aprovecharon de eso. Necesito que mi hijo esté bien y que aparezca, la plata se puede conseguir después", concluyó. 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker