Pasar al contenido principal

Usted está aquí

'El Chatarrero' se quedó con $1.500 millones del contrato de ejecución del Parque Deportivo

Según el alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, Jorge Alexánder Pérez Torres, pretendía quedarse con $13.000 millones de la compra de concreto en 2015.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Foto: EL OLFATO

 El alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, dijo este lunes que la Unión Temporal Parque Deportivo pagó $1.500 millones a Jorge Alexánder Pérez Torres, alias 'El Chatarrero', para sacarlo de la ejecución del contrato del Parque Deportivo en 2015 y cuya inversión superaba los $75.000 millones. (Ver: Una leguleyada que no le salió bien a alias ‘El chatarrero’)

Según el mandatario, Pérez pretendía, a través de Boylam, suministrar el concreto de las obras y que comprometía $36.000 millones en inversión.

Para esto, Pérez designó como representante legal de la Unión Temporal a Gerardo Benavides González, quien era su hombre de confianza y ejerció labores en la Unidad Deportiva de la calle 42. (Ver: ‘El Chatarrero’ estrena costoso abogado y debuta con nueva dilación en el proceso)

Jaramillo trajo a colación la reunión sostenida en 2016 en la Procuraduría con el español Juan Ramón Hernández, representante de Vera Construcciones en Colombia y donde se ventilaron los pormenores del negociado que tenía Pérez con la Unión Temporal.

"La razón por la que le vendió 'El Chatarrero' el contrato al español es que dejaron de director ejecutivo y representante legal a un trabajador de 'El Chatarrero' hasta cuando iban a hacer el negociado de $13.000 millones en concreto porque habían comprado una concretera y que conoce todo el mundo de quién es. Entonces, los socios se asustaron e inmediatamente los socios liquidaron y le dieron $1.500 millones a 'El Chatarrero' y sacaron a los señores. Y aquí todo se sabe, pero hasta ahora no hay ningún responsable por lo que pasó en la 42 y por lo que pasó en el Parque Deportivo", dijo este lunes Jaramillo en el marco de la reunión sostenida en la Contraloría General con funcionarios del Ministerio del Deporte.

Benavides González fue sustituido por Jaime Humberto Rivera Cuéllar, quien por intermedio de la empresa Proyectos de Ingeniería, Servicios, Mantenimiento, Arquitectura y Construcción S.A.S. (Prismacon) perteneciente a su esposa Melissa Margarita Suárez Lafaurie, compró el concreto y logró quedarse con $5.000 millones.

A la fecha la Fiscalía General  solo ha imputado cargos a Alexander Valero por participar en el amaño de la licitación para contratar las obras del Parque Deportivo.