Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Deudas de la Gobernación con las clínicas de Ibagué dificultan atención ante emergencia por el coronavirus

Las cifras son tan altas, que los $37.000 millones que el Gobernador asegura tener listos para transferir, no serían suficientes para saldar todas las deudas que tienen con los prestadores de salud. Esto complica la atención de quienes deban ser internados por este virus.
Salud
Autor: Redacción Salud
Autor:
Redacción Salud
Foto: EL OLFATO

El coronavirus llega a Ibagué en medio de una crisis en el sistema de salud. En menos de cinco años varias clínicas importantes, como la Minerva, han cerrado, dejando la atención de los más de 600.000 ibaguereños en las manos de los profesionales de apenas cuatro centros asistenciales: Hospital Federico Lleras Acosta – el único público- y las clínicas Avidanti, Tolima y Nuestra. (Ver: Se acabó la Clínica Minerva y 237 funcionarios se quedaron sin empleo)

Y más allá de que sean pocos los centros asistenciales para atender a más de medio millón de habitantes, quienes diariamente requieren cirugías y atenciones de alta complejidad, la gravedad del panorama sanitario para enfrentar esta crisis mundial es porque con estas clínicas y otros prestadores de servicios de salud el Gobierno Departamental tiene deudas millonarias.

Estas deudas, que tienen años sin saldarse, les impiden a estos centros asistenciales privados estar en la capacidad para enfrentar los picos más altos de contagiados y pacientes graves que deje a su paso el COVID-19 en la capital del Tolima.  

Aunque ninguna de las gerentes de las mencionadas clínicas quiso hablar al respecto, asegurando que se encuentran estableciendo sus planes de contingencia ante la expansión de esta pandemia, según información facilitada por una de las secretarías de salud de la región a EL OLFATO, con la Clínica Avidanti la Gobernación del Tolima tiene una deuda de $4.000 millones, puesto que no han hecho ni un solo pago a la cartera en los últimos cuatro años.

“Con la administración anterior se tuvieron promesas de que les iban a hacer abonos y a cancelar, no solo a Avidanti, que es la que tiene la cartera más alta, también a las otras prestadoras de salud a las que les adeudan, pero esto nunca sucedió y los pacientes siguen llegando”, sostuvo una de las fuentes de esta secretaría.

También afirmaron que el aumento considerable de estas deudas se dio principalmente por la prestación de servicios que no cubren las EPS subsidiadas, hasta el año pasado, a la Secretaría de Salud, una dependencia que lo único que hizo fue generar autorizaciones sin ningún pago de por medio.

“En Avidanti se prestan servicios de alta complejidad, como a pacientes cardiovasculares y procedimientos en los que se requiere alta tecnología. Además de la necesidad constante de comprar insumos y dispositivos que son muy costosos, por ejemplo, marcapasos y válvulas”, detalló.

Esta inconformidad aumenta, pues la atención del gobernador Ricardo Orozco se ha centrado únicamente en el Hospital Federico Lleras Acosta, siendo una muestra clara los $5.000 millones que aportará para la reapertura la sede El Limonar, recursos que permitirán habilitar 10 camas de cuidados intensivos y 43 más con respiración artificial. (Ver: Gobernador del Tolima invertirá $5.000 millones para reabrir sede de El Limonar del Hospital Federico Lleras)

Funcionarios de esta secretaría aclaran que es muy positivo la reapertura de esta sede y que se cuenten con más camas para atender a la población que tenga que ser remitida por el virus, simplemente que las otras clínicas también deben prepararse y podrían hacerlo fácilmente si tan solo les pagaran estas carteras que les adeudan.

Porque deudas tienen con todas. Por ejemplo, a la Clínica Tolima le deben, desde hace dos años, $1.400 millones y de esos, solo $1.200 millones tienen el reconocimiento de pago por parte de la autoridad departamental.

Y no se puede olvidar que estos recursos son vitales para su funcionamiento, ya que tanto este centro asistencial como Avidanti gastan, solo en su nómina de más de 400 personas (cada una), cerca de $900 millones mensuales.

“Lo primero que deben hacer es apoyar a las clínicas que les adeudan y no es regalándoles plata, es pagando lo que les deben. Porque allá también se reciben pacientes, casos sospechosos, además que se les tiene que garantizar a todo el personal médico los elementos de protección, que atiendan a estos pacientes sin riesgo de contagiarse”, aseguró esta secretaría de salud.

Y es que esta delicada coyuntura no puede dejar de lado que se deben atender a los pacientes que lleguen con otras patologías, “porque la gente se seguirá enfermando de otras cosas”, añade esta fuente, agregando que cada día en la Clínica Avidanti se operan pacientes de corazón.

Camas disponibles

Aquí viene uno de los puntos que más preocupa tanto a las autoridades departamentales como a los mismos ibaguereños y son las pocas camas disponibles para atender a todos aquellos que sufran fuertes secuelas a causa del coronavirus.

Avidanti, por ejemplo, cuenta con 63 camas de hospitalización y tan solo con 16 para cuidados intensivos (UCI) y 15 para cuidados intermedios, las cuales mantienen ocupadas, por lo menos, en un 95 %.

Ocupación similar a la de la Clínica Tolima, centro asistencial que tiene 89 camas de hospitalización y 23 para adultos en la Unidad de Cuidados Intensivos. (Ver: Clínica Tolima cierra su sala de partos y toda la atención de obstetricia)

Y no olvidemos que la Clínica Tolima es un centro asistencial de referencia para atención de alta complejidad. Anualmente atiende a cerca de 1.000 pacientes en su Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), realiza 8.500 procedimientos quirúrgicos, sin mencionar que por su servicio de urgencias pasan unas 26.000 personas.

¿$37.000 millones son suficientes para saldar las deudas?

EL OLFATO se comunicó con el mandatario departamental para conocer cómo actuará ante esta preocupante situación. El Gobernador del Tolima aseguró que ya se tienen $37.000 millones del Acuerdo de Punto Final - medidas adoptadas desde el Gobierno Nacional para aliviar estructuralmente los problemas del sector salud – para sanar estas deudas con las prestadoras de salud de la ciudad.

Orozco afirmó que estos $37.000 millones ya están auditados, conciliados y con contrato de transacción, es decir, listos para ser desembolsados a todas las personas y proveedores que le han ofrecido servicios de salud a la Gobernación.

No obstante, las clínicas dicen que esa plata no es suficiente, puesto que en el Acuerdo de Punto Final no entraron todas las cuentas de estos centros asistenciales, además que están seguros de que les darán son pagos parciales y no el total de las carteras que reflejan. (Ver: Gobernación inyectará $1.000 millones al Laboratorio de Salud Pública del Tolima para el diagnóstico del COVID-19)

“Esto (la expansión del COVID-19) para la región será catastrófico y más con que cada año se esté cerrando una clínica, la próxima puede ser la Nuestra, la Avidanti o la Tolima”, aseveró esta fuente, quien considera que los ibaguereños deben conocer esta compleja situación.

Altos precios para los insumos

La lista de preocupaciones para estas clínicas con las que la Gobernación tiene millonarias deudas no acaba. Al parecer, los centros asistenciales en la actualidad tienen que comprar sus insumos por unos costos altísimos sin que exista ningún tipo de intervención por ninguna autoridad competente.

“El costo de los insumos ha aumentado entre cuatro y cinco veces más y nadie lo controla, además que los proveedores a los que normalmente se recurren ya no los tienen y toca acudir a otros, los cuales dan plazos de pago mucho más cortos”, acotó esta fuente.

Agregando que “en el momento pareciera que solo existe el Federico Lleras, cuando son otras tres las entidades grandes: Avidante, Nuestra y Tolima. Y el problema también les vendrá, pues quieren abrir El Limonar, pero con qué personal médico, si en Avidanti tienen vacantes hace tiempo sin llenar porque los profesionales tienen temor, ¿de qué sirven más camas disponibles sin el recurso humano?”. (Ver: Hospital Federico Lleras solicita personal médico para la sede El Limonar)