Pasar al contenido principal

Desplazamientos en bicicleta, una opción saludable para movilizarnos

Tener menos enfermedades cardiovasculares, así como ayudar al medio ambiente son parte de los beneficios del uso de este medio y más ahora durante la pandemia.
Salud
Autor: Redacción Salud
Autor:
Redacción Salud
Foto: EL OLFATO

El desplazamiento en bicicleta además de ser más económico y amigable con el medio ambiente, es una actividad física considerada protectora para el beneficio de la salud. Es por ello que el Ministerio de Salud, a través de la Subdirección de Enfermedades no Transmisibles, insta a la ciudadanía a su uso.

Para Nubia Esperanza Bautista, subdirectora de esta dependencia, el uso de la bicicleta previene enfermedades y esto es basado en estudios y análisis científicos. (Ver: Ciclistas le solicitan al alcalde Hurtado habilitar bicicarriles en la carrera Quinta de Ibagué para facilitar su movilidad)

“Existe una creciente evidencia científica que da cuenta de cómo las personas que se desplazan en bicicleta viven vidas más largas y tienen menos enfermedades cardiovasculares que personas que se desplazan en vehículos motorizados”, dijo.

Y a su vez explicó que: “dos estudios de largo plazo en Copenhague y Shanghái encontraron que los índices de mortalidad anual de ciclistas era un 30 % menos en promedio que los viajeros que no se desplazaban de manera activa o realizaban ejercicio regularmente”.

Frente a los nuevos retos que hoy Colombia tiene ante el uso de transporte público, Bautista señaló que “el uso de la bicicleta como medio de transporte tiene el potencial de ser involucrada en la rutina de un individuo, facilitando el cumplimiento de las metas de actividad física de manera práctica, suponiendo menores costos, mayor aceptabilidad y accesibilidad e impactos en la prevención y el control de la obesidad y otras condiciones crónicas no trasmisibles y disminuyendo los comportamientos sedentarios”.

Además, la actividad al aire libre puede ser particularmente importante en aumentar los niveles de vitamina D, lo cual está asociado con la reducción de riesgos de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo dos y algunos cánceres.

“De igual manera el uso de la bicicleta de manera regular reduce el riesgo de enfermedad coronaria, accidentes cerebrovasculares, diabetes, hipertensión arterial, obesidad y algunos tipos de cáncer”, afirmó Bautista al referirse a la prevención de enfermedades a causa de la actividad física.

Algunos de sus beneficios

  • Puede servir como instrumento para el desarrollo no solo como medio de transporte, sino también al facilitar el acceso a la educación, la atención de la salud y el deporte.
  • La relación entre la bicicleta y su usuario fomenta la creatividad y la participación social; asimismo, permite al ciclista conocer de primera mano el entorno local.
  • Es un símbolo del transporte sostenible y transmite un mensaje positivo para fomentar el consumo y la producción sostenibles; además, repercute beneficiosamente en el clima.
  • El uso de la bicicleta como medio de transporte en las ciudades, además de optimizar el tiempo de desplazamiento, genera un ahorro en los gastos generados por uso de vehículos particulares (combustible, parqueaderos y lavadas) e incluso al comparar el gasto mensual por el uso de medios masivos de transporte público.

Aparte de ser algo benéfico para la salud, ser amigable con el medio ambiente y una importante alternativa de movilidad, en Colombia montar en bicicleta le puede traer muchos otros beneficios, teniendo en cuenta la Ley 1811 del 21 de octubre de 2016, la cual incentiva el uso de la bicicleta como medio de transporte y por medio de ella se pretende promover prácticas saludables, instaurar una cultura de sostenibilidad ambiental y fomentar una política de movilidad alternativa; mediante la articulación con el sistema de transporte público en las ciudades.

En el Artículo cinco de la Ley se establecen los incentivos para los funcionarios públicos que usen la bicicleta: recibir medio día laboral libre remunerado por cada 30 días que certifiquen haber llegado a trabajar en bicicleta y pueden recibir hasta ocho medios días remunerados al año.

La seguridad de los biciusuarios

  • La velocidad máxima en las vías para las bicicletas es de 25 kilómetros por hora.
  • Contar con los elementos de seguridad personal: casco, guantes, reflectivos, pito o campana y luces.
  • En horas de la noche debe llevar dispositivos en la parte delantera que proyecten luz blanca, y en la parte trasera que reflecten luz roja.

Adicionalmente a los beneficios en salud, el transporte activo favorece la calidad del aire respirado, reduce la congestión vehicular y las emisiones de dióxido de carbono (CO2), que a su vez favorecen la calidad de vida y fomentan la interacción social. El transporte activo es una iniciativa que aporta beneficios en salud y en el medio ambiente de forma simultánea.

Uso de la bicicleta y el distanciamiento

Frente a los nuevos retos que impone el COVID-19 y la nueva normalidad, el uso de la bicicleta se hace fundamental para el distanciamiento social y así evitar el contacto cercano con otras personas. Se debe mantener una distancia de al menos 10 metros de los demás ciclistas cuando se esté circulando por las vías.

Sin embargo, es muy importante tomar las medidas de bioseguridad que han demostrado mayor evidencia para la contención de la transmisión del virus: lavado de manos, uso adecuado del tapabocas y mantener el distanciamiento social, así como la limpieza y desinfección de la bicicleta antes y después de su uso, y tener las medidas respectivas al salir y regresar a la vivienda (lavado de suela del calzado, cambio de ropa, lavado de manos, baño corporal y cambio de ropa, lavado de ropa de manera separada).

Diseño y desarrollo web por Micoworker
© 2020 All reserved rights.