Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Denuncian al excongresista Emilio Martínez y al alcalde de El Espinal por exigirle presuntamente dinero a contratistas

Las víctimas grabaron al jefe de Cambio Radical. En los audios, Martínez reconoció que orienta parte de la contratación oficial en ese municipio controlado hace décadas por él y su familia.  
Justicia
Autor: Redacción Política
Autor:
Redacción Política

Una delicada denuncia sobre presuntos hechos de corrupción sacude al municipio de El Espinal, una población controlada políticamente por el cuestionado excongresista Emilio Martínez, jefe de Cambio Radical en el Tolima, condenado por la Corte Suprema de Justicia e inhabilitado de por vida para ocupar cargos públicos precisamente por su comportamiento indebido durante su paso por la Cámara de Representantes (año 1999).

Martínez fue denunciado ante la Fiscalía General de la Nación, en Bogotá, por los presuntos delitos de concierto para delinquir agravado, peculado, interés indebido en la celebración de contratos y tráfico de influencias de particulares, entre otros. (Ver: Denuncia contra Emilio Martínez)

Los hechos tienen que ver con una presunta exigencia dinero a contratistas de la Alcaldía de El Espinal -administración controlada por el excongresista-, posiblemente para la financiación de la campaña la candidata a la Gobernación del Tolima Rosmery Martínez Rosales, hermana del cuestionado dirigente político.

La denuncia la interpuso un ciudadano identificado como Luis Alberto Segura Gómez, quien tuvo acceso a unas grabaciones obtenidas por un grupo de contratistas que, después de radicar sus cuentas de cobro, les informaron que debían entregar buena parte de sus honorarios al alcalde de esa población, Mauricio Ortiz, y a su jefe político Emilio Martínez.

Las contratistas sostienen que de los $5.000.000 que recibirían por sus servicios prestados a la Alcaldía de El Espinal, $3.300.000 debían ser entregados al excongresista Martínez y al alcalde Ortiz. El dinero restante era para ellas.

A raíz de estas exigencias, las jóvenes expresaron su inconformismo y el jefe de Cambio Radical las citó a a una reunión para aclarar lo sucedido. En dicho encuentro participó la secretaria de Desarrollo Social de El Espinal, Sandra Patricia Ortiz, muy cercana al exparlamentario.

Según la denuncia, la reunión se llevó a cabo el 13 de agosto pasado, en la sede de Cambio Radical, en El Espinal.

Lo que se escucha en las grabaciones

De acuerdo a lo expuesto en los audios, las contratistas que lideran la protesta son Yina García Garay y Lorena Amaya. Al parecer, ambas son trabajadoras sociales contratadas para ejecutar un “proyecto” en la Secretaría de Desarrollo Social de El Espinal.

En primera instancia, las dos abordaron al alcalde Mauricio Ortiz para reclamarle por la solicitud indebida que les habría hecho la secretaria Sandra Patricia Ortiz, quien supuestamente les frenó el pago de sus cuentas por negarse a hacer la devolución parcial de sus honorarios.

Por esa razón, el mandatario recomendó que se hiciera una reunión “aclaratoria” entre Emilio Martínez, las contratistas y la secretaria Sandra Patricia Ortiz.

Las jóvenes, al sentirse víctimas de un delito, optaron por grabar con sus teléfonos celulares. En los audios se escucha claramente al exrepresentante Martínez, quien -con su inconfundible voz- hace afirmaciones delicadas que lo comprometen con la ejecución de recursos públicos del Municipio de El Espinal.

“Los $3.300.000 eran la mitad para usted (Emilio) y la mitad para el alcalde”: contratistas

En la primera grabación, Emilio les dijo a las contratistas que no cree que la funcionaria Ortiz les esté exigiendo $3.300.000 de sus honorarios para repartírselo entre él y el alcalde de El Espinal. Además, sostiene que confía mucho en la Secretaria de Desarrollo Social.

Asimismo, confesó que el alcalde Mauricio Ortiz sí le entregó el manejo de esos contratos para “ayudarle” a Cambio Radical. Ortiz fue elegido hace cuatro años con el aval de los partidos Cambio Radical y Liberal.

“Ese proyecto lo puede hacer directamente el alcalde, y yo le he pedido siempre al alcalde -que lo único que nos ayuda- es que nos permita que haya cuatro profesionales, que no tienen empleo, que están fregados; que al menos tengan la posibilidad de que les ayuden en el proyecto y que, de paso, le podamos ayudar a todo el mundo. O sea: que le ayuden al de la papelería, al del sonido, unas veces será ‘Vidal’ otras veces será ‘Gamboa’, que también le he dicho que los refrigerios mándele a hacer unos a la señora de (inaudible), mándele a hacer los almuerzos a Miriam, como rotar; porque la gente a uno le pasa la cuenta de cobro y dicen: doctor le hemos ayudado a usted y usted nunca nos ayuda en nada. Es lo único que el alcalde nos da”, afirmó.

Luego, Emilio le preguntó a la contratista cuál era su nombre y ella le respondió: Yina.

“¿Cómo queda el alcalde? ¡Es una vaina que no tiene sentido! Pero Sandra, si ustedes supieran lo que hace Sandra por el partido y todo lo que ha ayudado con la honestidad. Por ella meto las manos a la candela, porque sé de su honestidad”, dijo Emilio defendiendo a la funcionaria.

En ese momento, la joven lo interrumpe porque no les cree su versión. “No doctor, es que da rabia que usted diga eso, porque son tres personas… No diga eso, si son tres personas. Sí me está ofendiendo, porque usted no cree en lo que ella y ella dijeron”, insistió.

“Porque yo la conozco como ha sido, pero yo nunca le he dicho que 50 y 50”, contestó el exrepresentante.  

Pese a ello, Yina se mantiene firme y ratifica su versión: “Sí, entre las dos dijeron que la mitad era para el alcalde, o sea, de los $3.300.000 que supuestamente sobraban que eran la mitad para usted y la mitad para el alcalde”.

Emilio reconoce que orienta la contratación

En otro aparte de la grabación, Emilio Martínez admitió que, por su condición de líder político, es la persona que dice a quién se contrata en determinadas dependencias de la Alcaldía de El Espinal.

Complementando esa afirmación, la secretaria de Desarrollo Social, Sandra Ortiz, sostuvo que ella no daba un paso sin que Emilio se lo autorizara.

Además, aclaró que no quiso amenazar a las contratistas rebeldes cuando les advirtió que tendrían que hablar personalmente con el jefe de Cambio Radical en El Espinal.

En este momento del diálogo, el excongresista y la funcionaria pública trataban de suavizar la tensa reunión, haciéndoles entender que estaban en una reunión de amigos que se ayudan entre sí.

“Yo como líder político lo que he dicho es ayúdenle a Miriam, ayúdele a Alfredo, ayúdele a tal. Como si tú el día de mañana me dices doctor Emilio tenemos una persona que nos hace los refrigerios, es buen amigo, es del partido hace un año y medio; que es básicamente lo que he venido haciendo, ayudar a la gente eso no es nada del otro mundo. Mire para una vaina que el alcalde maneja más de $3.000 millones para las fiestas y maneja el contrato, y nosotros con semejante cosita tan pequeña”, reconoció Emilio.

Luego, Sandra Ortiz expresó: “Lo primero que quiero aclarar doc: no fue una amenaza que yo les decía que tienen que hablar con el doctor Emilio. Mira yo no doy un paso sin que él no autorice, yo me hago a un lado y yo espero que las llame él. A las dos se los dije eso (sic). Yo les dije él doctor las va a llamar, porque yo soy muy respetuosa en eso, el doctor lo sabe, y hasta que él no tome la decisión y hable con ustedes, porque vuelvo y les reitero: el que me las envió fue él y si me las envió fue porque yo confío. Yo pequé y yo les conté, con esa confianza les conté es esto, es esto y esto. Y otra cosa, me da tranquilidad porque yo estoy firmando una certificación, una certificación que la firma este pellejo. Con todo respeto, no les han pagado porque la cuenta la tengo que firmar y la tengo que revisar. Las cosas se tienen que hacer. El mismo doctor Mauricio (Ortiz) lo puede decir, Sandra no es por desconfianza, pero es con evidencias.

Contratista se sostiene en la denuncia e involucra a Rosmery Martínez

Al final, la contratista Yina Garay pidió de nuevo la palabra y se ratificó en su denuncia.

Relató nuevamente lo ocurrido y sostuvo que parte de estos dineros serían utilizados presuntamente para financiar asuntos logísticos de la campaña de Rosmery Martínez, candidata de la Gobernación del Tolima.

- Yina Garay: Me disgusta que usted diga o que el alcalde diga que gente de confianza, como ya se lo dije a ellas las dos, yo soy gente de confianza solamente que pensé que esto no se trabajara de esa manera. Además, yo no sabía nada; nosotros firmamos contratos y después de que se firmó el contrato fue que ellas nos salieron con ese cuento, que había que darla la mitad a usted y que la mitad era para el alcalde. Ellas las dos.

- Otra mujer: Ay nunca se ha dicho (inaudible).

-  Yina Garay: Sí fue así, por eso yo necesito que él sepa toda la verdad. Déjeme hablar primero a mí, escúcheme que yo pedí la palabra, ella y ella y Marcelita, bueno, Sandra y Luisa, nos dijeron que la mitad era para el alcalde y la mitad era para usted, espéreme tantico, ojalá que esto quede grabado o que alguien lo esté grabando.

-  Emilio Martínez: No, nada de eso.

-   Yina Garay: No se rían ni sean burleteras como lo hicieron hace rato. Y le digo qué también dijeron, incluso Marcelita dijo, cuando hubo una reunión entre las 4, dijeron que era para pagar arriendos donde se iban a trasladar, que era para la campaña de la doctora Rosmery.