Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Defensora de mujeres denuncia que fue escopolaminada por dos hombres en el centro de Ibagué  

Esta es la historia de cómo dos delincuentes escopolaminaron a la defensora de mujeres de Ibagué Stella Gordillo en pleno centro de la ciudad.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Foto: Tomada de Internet

La reconocida defensora de mujeres de Ibagué Stella Gordillo denunció que fue víctima de dos delincuentes que la escopolaminaron en pleno centro de la ciudad.

De acuerdo con el relato de la víctima, mientras realizaba unas diligencias el pasado jueves 25 de junio al mediodía, fue abordada por dos hombres de aproximadamente 30 y 80 años de edad en la carrera Tercera con calle 12.

Inicialmente el adulto mayor -con acento pastuso- se le acerca a pedirle ayuda y con un papel en la mano le nombra un abogado y le pregunta si lo conoce.

En el momento en que Gordillo le indica desconocer quién es el profesional que estaba buscando, se acerca el otro cómplice: un joven de aproximadamente 30 años quien se identificó como funcionario de la dirección de Víctimas de la Alcaldía y les indica que él si tenía conocimiento de la persona que buscaba el señor.  

“El muchacho se quedó viendo un rato y cuando el viejito me vuelve a preguntar por el abogado, interviene en la conversación y dice que él sí lo conocía. Estaba muy bien presentado y con un carné en su camisa que no alcancé a verificar”, cuenta la defensora de mujeres.

Luego de que el joven manifestara que conocía al abogado, convenció a Gordillo para que acompañara al adulto mayor por seguridad. Ella accede y decide acompañarlos a la supuesta oficina del profesional que estaba ubicada en la carrera Sexta con calle 12.

“Me generaron confianza y por eso los acompañé. Estaban bien vestido, parecían personas de confiar, pero nunca pensé que estaba ayudando a unos delincuentes”, indicó Gordillo.

Durante el trayecto, el adulto mayor saca de su bolsillo un billete de lotería y se lo pasa a Gordillo por la cara insistiendo en que lo viera. En ese momento la mujer empezó a sentirse mal y decide retirarse. 

“El señor de edad me puso ese papel en la cara y ahí me empiezo a sentir muy mal, a pesar de que tenía tapabocas. En ese momento, el joven dice que va a averiguar un dato en una oficina cercana y me insiste que acompañe al señor, sin embargo, a mí entra la desconfianza, decido alejarme y retomar mi camino a casa”, explicó la defensora de mujeres. 

Cuando Gordillo decide devolverse, empieza a sentirse mal y cuenta que tuvo un lapsus de por lo menos 40 minutos en donde quedó "en blanco". De hecho, no supo cómo se subió al bus que la llevaría de regreso a casa. 

“Empecé a sudar mucho, a sentir mareos y como a perder el conocimiento. No me acuerdo de nada más. Cuando recobré el sentido ya iba llegando montada en la buseta llegando a mi casa y me tocó llamar una vecina para que me auxiliara porque no podía ni pararme”, recordó.

Por último, la mujer manifestó los delincuentes no alcanzaron a robarle nada y solicitó a las autoridades que investiguen esta modalidad de hurto que ha tomado fuerza en el centro de la capital tolimense.